La crisis del coronavirus

Tinsa detecta la primera caída de precio de la vivienda a nivel nacional desde 2015

La tasadora estima que las casas en España se abarataron un 0,4% en el tercer trimestre. En Madrid y Barcelona el ajuste fue mucho mayor

Un edificio en construcción en Madrid, el pasado 6 de julio de 2020.
Un edificio en construcción en Madrid, el pasado 6 de julio de 2020.Marta Fernández Jara - Europa Pr

Los precios de las casas en España están bajando. Así lo detecta la tasadora Tinsa, cuyo informe trimestral publicado este miércoles presenta un dato concluyente: entre julio y septiembre la vivienda era un 0,4% más barata que en el mismo periodo del año pasado. Es la primera bajada interanual desde el tercer trimestre de 2015, es decir, exactamente cinco años atrás. El diagnóstico parece claro: los precios han retrocedido en todas las comunidades autónomas desde el primer trimestre de este año, cuando arrancó la alarma sanitaria, aunque algunos territorios todavía resisten en la comparativa con el año pasado. No es el caso de Madrid y Barcelona. Las dos mayores metrópolis registran ajustes mucho más severos que la media nacional.

En términos absolutos, la estadística de Tinsa sitúa el valor medio del metro cuadrado en España en 1.361 euros. El primer trimestre de este año esa media era de 1.383 euros; por tanto, desde que arrancó la pandemia las casas han bajado un 1,6%. Y, lo que es más significativo, ese abaratamiento ha llevado a la primera caída interanual de precios en cinco años, ya que en el tercer trimestre del año pasado el valor medio de la vivienda era de 1.367 euros por metro cuadrado.

De vuelta al presente, las bajadas de precios detectadas por la tasadora a raíz de la pandemia afectan a todas las comunidades autónomas sin excepción. En todas el precio medio es ahora más bajo que en el arranque de 2020, aunque con diferencias muy notables. Extremadura (-9%), Aragón (-8,3%) y Castilla y León (-8,1%) son las que han sufrido los ajustes más duros. En el extremo opuesto se encuentran Asturias (-1,9%), Canarias (-2%) y Baleares (-3,9%). Las menores caídas en estos tres últimos territorios provocan que sean los tres únicos donde la vivienda entre julio y septiembre era todavía más cara que 12 meses antes (un 0,4% más en ambos archipiélagos y un 3% más en Asturias). Mientras, La Rioja (-6,6%) encabeza las bajadas interanuales, seguida de Extremadura (-6%) y Andalucía (-5,4%).

Descensos “mayoritarios”

Una de las ventajas de la estadística de Tinsa, la mayor tasadora de España, es que se basa en los informes elaborados por sus 1.300 técnicos en toda España, lo que le permite tener una extensa base de datos y le otorga una enorme capilaridad. De hecho, el estudio trimestral se titula Mercados Locales porque la información se desglosa también por provincias y por capitales. “Las distintas cifras regionales comparten el signo negativo en sus tasas de variación respecto al primer trimestre del año y son mayoritarios los descensos interanuales”, resume Rafael Gil, director del Servicio de Estudios de la tasadora en una valoración enviada a los medios.

Por provincias, por ejemplo, solo dos (Lleida y Lugo) conservan precios por encima de los niveles pre-pandemia. Si se compara con los importes de hace un año, esa lista se amplía a un total de 13 territorios (Pontevedra, Lugo, Asturias, Burgos, Salamanca, Guadalajara, Ciudad Real, Huelva, Cádiz, Lleida, Castellón, Baleares y Santa Cruz de Tenerife). Aunque eso significa que las caídas son generalizadas y afectan a las provincias más pobladas, los tres mayores desplomes se registraron en Soria (-19%), Cuenca (-14,5%) y Ávila (-10,4%), que comparten el patrón de ser zonas poco pobladas y de interior.

¿Y qué está pasando en las ciudades? Tinsa destaca que el patrón es similar y “las capitales del interior peninsular concentran los descensos más significativos durante la crisis sanitaria”. Ourense encabeza la estadística negativa (-24%), seguida de Zamora (-14,2%) y Valladolid (-13,9%). En 12 de ellas los precios del tercer trimestre superaron los del arranque del año (Almería, Cádiz, Huesca, Santa Cruz de Tenerife, Salamanca, Soria, Ciudad Real, Toledo, Lleida, Tarragona, Castellón y Badajoz), aunque la propia estadística señala que hay que tener cuidado con algunos de estos datos porque la contracción del mercado hace que la muestra recogida pierda calidad.

Caídas en las grandes ciudades

No es ese el caso de las capitales más pobladas. En las seis ciudades españolas que superan el medio millón de habitantes la vivienda es más barata ahora que al inicio de la epidemia de coronavirus y en cinco de ellas los precios son ya más bajos que hace un año. En Madrid, las casas se han abaratado un 5,8% desde el primer trimestre y un 3,6% interanual. Barcelona, que ya venía de una tónica descendente, registra una bajada del 4,3% durante la crisis y del 4,7% desde el año pasado. En Valencia la epidemia ha impactado mucho en los precios (-6,6%), pero en la comparativa con el año pasado las casas son solo un 0,6% más baratas. Sevilla muestra un 5,6% de retroceso desde marzo y un 4,3% en un año. Zaragoza, pese a ser la segunda que más cae desde principios de año (-7,9%) es la única que salva, por los pelos, el crecimiento interanual (0,1%). Y por último, la vivienda en Málaga es la que ha registrado un mayor ajuste con la crisis (-8,1%) y en términos interanuales empata con Madrid (-3,6%).

En términos absolutos, San Sebastián (3.511 euros por metro cuadrado), Barcelona (3.190 euros por metro cuadrado) y Madrid (2.865 euros por metro cuadrado) son las tres capitales con los pisos más caros. Por el contrario donde más barato resulta comprar casa es en Lugo (808 euros por metro cuadrado), Ávila (868 euros por metro cuadrado) y Zamora (883 euros por metro cuadrado).

Además de su propio informe de precios, Tinsa se apoya en los datos del Instituto Nacional de Estadística y del Colegio de Registradores para observar la evolución del esfuerzo financiero necesario para el pago de una hipoteca. Como media, señala el estudio, los españoles necesitan un 20,5% de sus ingresos netos para pagar el préstamo por la compra de una casa, cuyo importe medio es de 128.169 euros (con datos del segundo trimestre del año, que son los últimos disponibles). Pero ese esfuerzo, ya alto de por sí, se dispara en algunos territorios. Baleares (25,1%) y Málaga (24,5%) son las provincias donde se detecta una mayor tensión. Entre las seis mayores ciudades, solo Barcelona (23%) supera la media nacional de esfuerzo. Madrid le sigue pero ya por debajo de esa media, con un 19,2%. Pese a la caída generalizada de la vivienda, el esfuerzo financiero medio es superior al del tercer trimestre de 2019 (20,1%), una evolución que habrá que seguir, ya que con la crisis no solo se resienten los precios de las casas, también los ingresos de los hogares.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Guía de actuación ante la enfermedad

Más información

Lo más visto en...

Top 50