Moverse por la ciudad ya no es igual tras el confinamiento

Cinco expertos analizan las nuevas necesidades de movilidad urbana tras la epidemia de covid-19 en un encuentro digital organizado por EL PAÍS y Acciona

Paseo de la Castellana, con el tráfico cortado. En vídeo, encuentro digital entre EL PAÍS y Acciona sobre la movilidad urbana. FOTO: SANTI BURGOS / DIRECTO: QUALITY MEDIA

Un pacto de Estado por la movilidad que culmine en un anteproyecto de ley en la materia antes de finales de este año. Es la propuesta que el secretario de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Pedro Saura, ha puesto sobre la mesa durante el encuentro digital El reto de la movilidad urbana tras la covid-19: sostenibilidad y salud, organizado este martes por EL PAÍS en colaboración con Acciona (puede volver a ver el evento pinchando en el vídeo de arriba). Durante más de una hora, cinco expertos han debatido sobre los nuevos desafíos que la epidemia ha traído a los desplazamientos dentro de las ciudades y entre ellas. El asunto es urgente, según el consenso de los especialistas, porque el coronavirus acelera tendencias, problemas y soluciones en esta materia.

“Las pandemias que se han producido en el pasado no supusieron un abandono de la ciudad”, ha constatado Saura. Y tampoco parece que esta, con más de la mitad de la población mundial viviendo en ciudades (un porcentaje que alcanza el 80% en España, uno de los países con mayor grado de urbanización) vaya a tener un efecto diferente. Tanto en las ciudades como entre estas y su entorno los ciudadanos se seguirán desplazando, pero con sensibles variaciones. “El teletrabajo y la flexibilización horaria nos van a permitir tener una movilidad más sostenible y con mejor calidad del aire”, ha destacado Lola Ortiz, directora general de Planificación de Infraestructuras y Movilidad en el Ayuntamiento de Madrid. En la capital, ha señalado, las horas punta de tráfico se han aplanado pese a que el trasvase de transporte público a privado se calcula en el 20%.

¿Es compatible el uso de más transporte privado con los objetivos medioambientales? Para Ramón Piñeiro, director de Movilidad de Acciona, una de las cosas que la crisis sanitaria ha acelerado es la evolución “hacia una movilidad baja en emisiones de carbono”, de donde se deriva una “necesidad acuciante de electrificación del transporte”. Como ejemplo ha puesto el sistema de motos compartidas eléctricas que puso en marcha su empresa hace un par de años y que cuenta ya con una flota de 10.000 motocicletas en ocho ciudades. Pero como el propio Piñero ha recordado, la iniciativa privada necesita de los poderes públicos para encontrar un marco estable que le permita complementar a los transportes colectivos.

En esa idea coincide el profesor universitario Andrés Boix Palop, para quien la epidemia “obliga a replantear las estrategias de transporte público y a repensar a qué tipo de políticas de movilidad privada vamos a dar prioridad”. El autor de Ciudad y Movilidad cree que las Administraciones Públicas españolas son más lentas, o menos decididas, que en otros países europeos a la hora de impulsar nuevos modos de movilidad como la bicicleta. Pero el consenso social a favor de estas medidas es “mucho mayor” de lo que frecuentemente se cree, ha añadido a la vez que recordaba la oleada verde que acaba de sacudir las elecciones municipales en Francia.

Una parte de la solución pasará por Europa a través de las ayudas prometidas para superar la crisis, pero “son muchas las acciones que se pueden llevar a cabo individualmente”, ha recordado la directora de Empresas por la Movilidad Sostenible May López Díaz. Entre ellas, ha señalado, apoyar el comercio próximo porque los desplazamientos no son solo cosa de personas que van de un sitio a otro, cada vez la logística para mover mercancías en la ciudad supone un reto mayor, como ha mostrado la epidemia en el caso de los suministros básicos. Y como aliada de estos cambios aparece la tecnología: “Estamos viendo proyectos muy innovadores que se han visto acelerados por la necesidad y de los que seguro que podemos sacar un impacto muy positivo en las ciudades”, ha concluido la experta.

Lo más visto en...

Top 50