LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

El Gobierno inyectará dinero a Iberia del nuevo fondo para empresas estratégicas

El proceso de fusión con Air Europa podría impulsarse con las ayudas de la SEPI, que dispone de 10.000 millones

Luis Gallego, actual presidente de Iberia.
Luis Gallego, actual presidente de Iberia.EFE

El Consejo de Ministros extraordinario celebrado ayer aprobó la creación de un Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas dotado con 10.000 millones de euros para “aportar apoyo público temporal para reforzar la solvencia de empresas estratégicas” de relevancia para la seguridad, la salud de las personas, las infraestructuras o las comunicaciones. Fuentes del Gobierno apuntan que Iberia recibirá parte de estas ayudas con las que podrá continuar con la fusión de Air Europa, acordada en noviembre del año pasado, poco antes de que el coronavirus entrase en escena. También podrán recibir fondos otras líneas aéreas y empresas en sectores clave de la economía española.

El Gobierno está convencido de que la recuperación económica ya se ha iniciado, pero algunos sectores necesitan un impulso añadido para seguir adelante los próximos meses. Con este objetivo, el Ejecutivo ha creado este fondo, que será gestionado por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), dependiente del Ministerio de Hacienda.

Este instrumento sigue el modelo de otros países europeos, que han creado vehículos de inversión similares para entrar en compañías con problemas. Las inyecciones de capital más importantes han sido en el sector aéreo: Alemania ha destinado 9.000 millones a Lufthansa y Francia y Holanda estudian un acuerdo para rescatar con 4.000 millones a Air France-KLM (que este viernes por la noche anunció la supresión de más de 7.000 puestos de trabajo). Portugal también ha acordado aumentar su control sobre la aerolínea de bandera TAP con una inyección de 1.200 millones. E Italia quiere apoyar a Alitalia con 3.000 millones para salvarla de la quiebra.

Precisamente esta operación ha provocado que la aerolínea irlandesa de bajo coste Ryanair anuncie un recurso ante la Comisión Europea “por la nacionalización de Alitalia”. Michael O`Leary, el jefe de la aerolínea irlandesa, se ha quejado en varias ocasiones por las ayudas públicas que reciben sus competidoras.

No ha sido la única voz en contra de estas operaciones: el propio Luis Gallego, que relevará a Willie Walsh al frente del holding IAG, que incluye a Iberia, dijo hace 15 días que “resulta difícil competir con aerolíneas de otros países en los que se están repartiendo mayores ayudas y garantías”.

El problema: entrar en el capital

Con este panorama de fondo, el instrumento de la SEPI parece que está enfocado, entre otros, al sector aéreo español, pese a que ya ha recibido millonarios créditos con un 70% de aval público a través de las líneas de avales del ICO.

Fuentes cercanas a Iberia han asegurado que la compañía todavía no ha recibido los detalles por parte del Ministerio de Transportes y que no ha reclamado ningún rescate ni medidas similar a las que recibió la banca en la anterior crisis a través del FROB. Aseguran que no necesitan un rescate aunque admiten que les vendría bien cierto apoyo financiero. Iberia descarta recibir ayudas que supongan la entrada del capital público en el holding IAG que forma con British Airways y otras empresas, pero no rechaza otro tipo de respaldo financiero, como créditos del ICO con una garantía del Estado del 90% en lugar del 70% actual, lo que le permitiría acudir al mercado con más tranquilidad.

Hasta ahora Iberia ha recibido 750 millones de estos créditos del ICO y Vueling, del mismo grupo, 260 millones más. Con ese crédito, la compañía tiene un colchón próximo a los 2.000 millones para aguantar el tirón si la actual situación de emergencia sanitaria con restricciones a la movilidad se perpetúa y si sigue sin poder operar en condiciones normales, al menos para un año.

Pero lo que está en juego en Iberia, para el Gobierno y la propia compañía, no es solo que siga operando sino que no rompa la fusión con Air Europa. Desde La Moncloa se respalda esta integración acordada en noviembre del año pasado. El acuerdo contemplaba el pago de 1.000 millones por parte de Iberia una vez superado el examen de Bruselas. Sin embargo, la crisis ha obligado a revisar las condiciones, entre ellas reducir el precio. Aunque las dos empresas sostienen que las negociaciones prosperan amistosamente, no se descarta la posibilidad de que se acaben rompiendo. Ante esta posibilidad, el Gobierno quiere ofrecer todas las facilidades para que la fusión siga adelante, porque, en su opinión, permitirá contar con un centro operativo y asegurar la actividad turística, clave para la economía del país.

Otras empresas del sector han recibido ayudas: Air Europa obtuvo 140 millones del ICO; Air Nostrum, 130, y Volotea, 100.

Instrumentos financieros del Gobierno

El debate, para Iberia y otras empresas es cómo se materializarán las ayudas. Según el Gobierno, “se articulará a través de distintos instrumentos en función de cada caso particular” y destaca la concesión de préstamos participativos (los que se remuneran con intereses y con parte de los beneficios), “la adquisición de deuda subordinada o la suscripción de acciones u otros instrumentos de capital”, según la nota oficial.

Algunas fuentes creen que el Gobierno prohibirá repartir dividendos si se reciben ayudas, aunque otros también recuerdan que Bankia lo ha podido hacer pese a contar con 22.424 millones del Estado. Lo que ha dejado claro el Ejecutivo es que “el importe de los dividendos, intereses y plusvalías que resulten de las inversiones que se realicen se ingresará en el Tesoro”. También es obligado que sea la propia empresa la que pida la ayuda. El objetivo, apunta el Ejecutivo, es impulsar “la inversión y reforzar la solvencia de las empresas, lo que a su vez dará soporte a miles de puestos de trabajo”.

Digitalización

Con este horizonte, el Consejo de Ministros también aprobó ayer una nueva línea de avales del ICO de 40.000 millones para fomentar la inversión en torno a dos ejes principales: la sostenibilidad medioambiental y la digitalización. El Ejecutivo afirma que “ante el elevado uso de la anterior línea de avales (destinada a cubrir las necesidades de liquidez con 100.000 millones) y el óptimo funcionamiento del modelo de colaboración público-privado, está previsto replicar el modo de aprobación y gestión, con el fin de optimizar los recursos y la capilaridad de la llegada de los fondos al tejido productivo”.

La primera línea, aprobada en marzo, ha permitido, hasta el 1 de julio, que empresas y autónomos “reciban 85.150 millones en financiación para atender necesidades de liquidez. Se han aprobado 663.995 operaciones, con un importe avalado de 64.725 millones”, según el Ministerio de Asuntos Económicos.

El mayor volumen de operaciones se concentra en pymes y autónomos, con el 97,6% del total, y un importe avalado de 46.777 millones, que ha canalizado 58.525 millones de financiación para garantizar liquidez y circulante.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad


Lo más visto en...

Top 50