La crisis del coronavirus

El Ibex pierde un cuarto de su valor en el peor semestre de su historia

La crisis del coronavirus hunde a las Bolsas, que no consiguen recuperarse de la debacle de marzo

Una pantalla muestra la evolución del Ibex 35, el índice de la Bolsa de Madrid.
Una pantalla muestra la evolución del Ibex 35, el índice de la Bolsa de Madrid.Vega Alonso / EFE

El Ibex 35 ha cerrado este martes el peor semestre de su historia con una caída del 24,27%, lastrado por la incertidumbre de los inversores ante las consecuencias del coronavirus sobre la economía. El selectivo español ha recuperado algo de terreno en las últimas semanas, pero no ha podido superar el batacazo que sufrió el pasado marzo, cuando se dejó un 22,21% en el peor mes desde su creación en 1992.

Los desplomes vividos en las jornadas negras supusieron una losa imposible de levantar, pese al programa de compras masivas impulsado por el Banco Central Europeo (BCE) y a un optimismo desmedido que se agarra a cualquier ilusión sobre una vacuna para protagonizar remontadas efímeras. La de Pascua se disipó por una temporada de resultados nefasta y la de comienzos de junio se ha ido al traste ante el pavor que generan los rebrotes. El resultado es una gráfica que, en el último medio año, dibuja un abismo seguido de numerosos dientes de sierra. El Ibex ha caído un 0,64% este martes hasta cerrar en 7.231 puntos; a principios de año estaba a menos de 500 de alcanzar los 10.000.

Entender lo que ha pasado es tan sencillo como asumir que la economía mundial ha estado paralizada durante meses y que el regreso a la normalidad está siendo lento y lleno de amenazas. Pero el excepcional impacto de la pandemia en España, uno de los países que ha sufrido un confinamiento más duro y extenso, no es suficiente para explicar el fenomenal batacazo del Ibex, el mayor de todos los parqués europeos. El selectivo español se ha dejado un cuarto de su valor desde que comenzó el año, frente al 18% del Ftse londinense o el 7% del Dax alemán. El gran peso de los valores cíclicos, como los financieros o los turísticos, se encuentra en el centro de las pesadillas de los inversores españoles.

Hay gente que ha perdido mucho dinero. Tanto que, si a principios de año un pequeño accionista tenía invertido en acciones de Sabadell lo suficiente como para comprarse un piso en el madrileño barrio de Salamanca, ahora le daría para adquirir otro igual en Vallecas. El banco catalán está siendo el más perjudicado por la crisis: se hundió un 69% en el semestre, frente al 44% de Bankia o el 42% de Santander.

En el sector turístico, el grupo IAG —que reúne a las aerolíneas Iberia y British Airways— se dejó dos tercios de su valor y los hoteles Meliá la mitad. Solo Cellnex, Viscofan, Iberdrola, MásMóvil y Siemens Gamesa cerraron el semestre en positivo. Los valores defensivos, especialmente las eléctricas, actuaron de refugio de los inversores durante este inicio de año loco.

Junio cierra en positivo

Pero no todo son malas noticias. Junio acabó con unas ganancias del 1,9% para el conjunto de las 35 principales cotizadas españolas y consolidó las alzas del Ibex en el segundo trimestre, en línea con las demás plazas europeas. El selectivo madrileño ha ganado un 6,57% desde abril, su mejor dato desde el primer trimestre de 2019, apoyado por la progresiva desescalada en España y las principales economías mundiales.

Sin embargo, la incertidumbre por los rebrotes continúa, y se ha convertido en una espada de Damocles que pende sobre la cabeza de los inversores. Bankinter, por ejemplo, prevé que el selectivo de la Bolsa de Madrid cierre el año en unos escuetos 7.457 puntos, lo que supone un escasísimo potencial de revalorización del 3%, aun teniendo en cuenta los dividendos. Ismael de la Cruz, analista de Investing.com, se muestra pesimista ante el futuro: “Lo único seguro son las turbulencias”.

Muchos miran con recelo a Wall Street, donde el índice tecnológico Nasdaq ha batido su marca histórica varias veces en este 2020. Claro que en el Ibex no cotiza ninguno de los gigantes del sector. Y ese récord negativo sí que es difícil de revertir.

Fe de errores

En una primera versión se aseguraba que el Cac francés había bajado un 7% durante el primer trimestre. En realidad ese dato corresponde al Dax alemán. El índice parisino se dejó un 17% durante el periodo.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La desescalada por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- Pinche aquí para suscribirse a la ‘newsletter’ diaria sobre la pandemia

Más información

Lo más visto en...

Top 50