LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Baleares tomará la temperatura y hará cuestionarios de salud a los extranjeros que lleguen a las islas

El ministro Illa asegura que otras comunidades podrán “ponerlo en práctica en forma de plan piloto si así lo consideran pertinente”

Residentes de Palma en una de las playas de Mallorca, el 23 de mayo.
Residentes de Palma en una de las playas de Mallorca, el 23 de mayo.Francisco Ubilla

El Govern de Baleares ha impulsado un adelanto de la apertura de sus fronteras para que puedan llegar turistas extranjeros antes del 1 de julio. Tras semanas de negociación, este lunes recibió el visto bueno del Ejecutivo y llegará un cupo de residentes en Alemania a partir del 15 de junio. “Baleares es la primera región de España que se abre como destino turístico seguro”, ha explicado este martes la presidenta de la comunidad, Francina Armengol. El conseller de Turismo, Iago Negueruela, ha detallado que los 10.900 visitantes llegarán durante dos semanas y podrán ser también personas con segunda residencia en las islas. “Los vuelos llegarán de forma escalonada. Ya tenemos confirmados los primeros 1.000 viajeros que llegarán el 15 y el 17 de junio. Con este programa lanzamos un mensaje positivo a Europa de nuestra recuperación, tanto de Baleares como de España”, ha insistido.

Entre las condiciones y medidas de seguridad que se incluyen para esta llegada de turistas no está la realización de un test PCR previo, algo que exigía Canarias para formar parte de la prueba piloto. Los viajeros tendrán que rellenar un cuestionario de salud, estar localizables durante la estancia y se les tomará la temperatura corporal en el aeropuerto. Eso sí, en los casos en que haya algún síntoma durante el tiempo en el destino, se les realizará un test. “Si da negativo en coronavirus, podrá seguir sus vacaciones. Si da positivo, se les aislará”, ha explicado Armengol. En estos casos, además, se hará un seguimiento de sus contactos directos y se realizarán test para comprobar si hay más positivos.

Otro de los países que es principal emisor de turistas para las islas es Reino Unido, aunque los dirigentes han descartado un acuerdo similar con este país por el momento. “Con Alemania estamos en una situación epidemiológica similar y con Reino Unido no. Además, con Alemania se negocia dentro de las condiciones de la UE y el espacio Schengen, algo que no se cumple con Reino Unido”, ha argumentado Negueruela. Sin embargo, el conseller asegura que también tienen conversaciones con turoperadores y autoridades británicas para poder reactivar su llegada cuando sea posible.

Esta prueba piloto, según ha explicado este martes el ministro de Sanidad, Salvador Illa, tras el Consejo de Ministros se podrá replicar en otras regiones de España en una situación epidemiológica similar. “Otras comunidades autónomas tienen la posibilidad también de ponerlo en práctica en forma de plan piloto si así lo consideran pertinente”, ha afirmado Illa. Por el momento solo se conoce la disponibilidad de Canarias, aunque solo si se incluye la obligatoriedad de test PCR para los viajeros. El ministro también ha anunciado que las compañías aéreas, trenes y autobuses que cubran recorridos entre diferentes provincias tendrán que guardar la información de los pasajeros y los asientos que ocupaban durante cuatro semanas para la trazabilidad en caso de que se detecte algún positivo en coronavirus en días siguientes al viaje, para hacer el seguimiento a posibles contactos directos y evitar que haya una cadena de contagios.

Verano con la mitad de turistas alemanes

El gigante de la turoperación TUI participará en esta prueba piloto para la llegada de turismo internacional a Baleares a partir del próximo lunes. Pese a esta reactivación antes del 1 de julio, TUI avisa: “Los alemanes que viajarán a España serán en torno a la mitad de lo habitual en esta época”, ha asegurado el director ejecutivo de TUI, Friedrich Joussen, en un encuentro con corresponsales en Berlín, según informa La Vanguardia. Eso supone que este verano (entre julio y septiembre) llegarían a España unos 1,8 millones de turistas alemanes frente a los 3,6 millones que visitaron el país en ese periodo en 2019, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). El gran damnificado sería Baleares, que cada año recibe a la mitad de los alemanes que visitan España.

Dada la dependencia del turismo en los archipiélagos, el Ejecutivo ha decidido adelantar la llegada de visitantes extranjeros al 15 de junio, como adelantó EL PAÍS. Este adelanto se realizará para poner a prueba los protocolos de actuación en aeropuertos, seguimiento de los turistas en destino, protocolos en hoteles y playas, entre otros. “Nos va a permitir testear nuestros protocolos y también demostrar que somos un destino seguro”, ha asegurado Negueruela.

Con la prueba de Baleares se podrán hacer las modificaciones necesarias para que a partir del 1 de julio, cuando podrán llegar turistas de otros países de Europa, los destinos españoles estén mejor preparados para evitar nuevos brotes y contagios de coronavirus. Esa es la idea inicial, aunque también se trata de una forma de insuflar un poco de aire económico a zonas muy afectadas por la crisis. “Baleares es, con Portugal, el primer destino con el que empezamos a mediados de junio”, ha confirmado Joussen, que ha reconocido asimismo que se ha reactivado la demanda. “Estamos teniendo ya el 80% de las reservas normales en esta época, mientras que hace dos semanas la actividad era casi nula”.

El presidente de la Agrupación de Cadenas Hoteleras de Baleares, Gabriel Llobera, valora el paso de crear un corredor seguro entre zonas de Alemania y las islas que estén en la misma situación sanitaria y cree que servirá para poner a prueba los protocolos aprobados, informa Lucía Bohórquez. En la Federación Hotelera de Mallorca, su presidenta, María Frontera, avanza que en los próximos días se terminarán de pulir “pequeños detalles” para iniciar la comercialización de los paquetes turísticos. “Es muy importante la imagen de destino seguro y la reputación de las islas en este momento. Tenemos que dar el empujón para que Baleares se vea como un destino seguro en todo el mundo”, afirma Frontera, que ha lamentado la tardanza del Gobierno a la hora de dar la autorización definitiva porque considera que se podría haber adelantado la comercialización de las ofertas.

Negativa de Canarias

En el caso de Canarias, otra comunidad muy afectada por la crisis del coronavirus dada su dependencia económica del turismo, no participará por el momento en la prueba piloto. “Hemos pedido al ministerio que haya más medidas de seguridad, por ejemplo que se realicen tests a los turistas”, explican fuentes del Gobierno canario. El director ejecutivo de TUI afirma en este sentido que será difícil que puedan comenzar a volar antes del 1 de julio. “En Canarias es un poco más difícil, nos gustaría que avanzara todo más rápido, pero parece que ahí habrá que esperar a julio”, ha dicho.

La negativa de Canarias se fundamenta en las medidas de seguridad y control de los turistas. Para la Consejería de Turismo son insuficientes las incluidas en la prueba piloto y por ello, defienden, no ven positivo participar en estas condiciones. Así se lo transmitió el pasado viernes a la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto: “Consideramos que las medidas de seguridad establecidas son insuficientes y que este proyecto no contempla condiciones para su escalada en las magnitudes de visitantes que se producirá tras la apertura y, por tanto, ineficaz para testar la aplicación de medidas que garanticen la seguridad sanitaria”, asegura la carta firmada por la consejera de Turismo, Yaiza Castilla.

La crítica al programa lanzado se basa en dos características principales, una que existe y otra por su ausencia: Canarias no comparte que se pueda realizar la prueba solo con un cuestionario de salud y un seguimiento en destino a los turistas a través de llamadas telefónicas para verificar el estado en el que se encuentran. Y, sobre todo, entiende imprescindible que se realicen test a los viajeros.

“Reiteramos la necesidad de realizar este proyecto piloto bajo mayores requisitos de seguridad mediante la realización de test PCR a los turistas, con los que se minimice el riesgo de que pueda producirse un contagio y con ello la adopción de medidas drásticas que sin duda se harán extensiva no solo en el destino, sino también en el origen por los países emisores que verán los desplazamientos de sus nacionales como una amenaza a su propia economía”, zanja Castilla en la misiva.

Compensación para Aena

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha explicado este martes tras el Consejo de Ministros que se ha habilitado a Aena y a Puertos del Estado para llevar a cabo medidas que permitan garantizar la salud de los visitantes y de los ciudadanos de España. “Se está trabajando muy bien con Aena y Puertos del Estado y se les ha capacitado para reforzar todo el personal que sea necesario”, ha asegurado Illa.

Además, el Gobierno ha establecido mecanismos sobre cómo se va a compensar el desembolso que tengan que realizar para garantizar un acceso seguro a los pasajeros y a la población española. Respecto a la posibilidad de hacer test de coronavirus a los visitantes, ya sea en origen o en destino, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, argumentó el pasado domingo que debe acordarse con la UE, con las aerolíneas y con todo el sector turístico. Además, esperaba que hubiese una respuesta en los próximos días. Illa ha insistido sobre ello en que España abrirá sus fronteras en condiciones máximas de seguridad.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La desescalada por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Más información

Lo más visto en...

Top 50