La crisis del coronavirus

La vivienda se encareció un 3,2% en el primer trimestre, el ritmo más bajo desde 2015

La evolución de precios se ralentizó sobre todo por las casas de segunda mano

Una vivienda a la venta en Madrid.
Una vivienda a la venta en Madrid.Efe

El precio de la vivienda libre comprada en España en los tres primeros meses de este año fue un 3,2% más alto que en el mismo periodo de 2019. Aunque se trata del incremento más bajo desde el primer trimestre de 2015, el índice publicado este martes por el Instituto Nacional de Estadística muestra que el precio de las casas siguió subiendo en el periodo, cuyos últimos 18 días estuvieron afectados por el estado de alarma para frenar la epidemia de covid-19. El propio instituto estadístico señala esa coyuntura para recordar que, debido a ella, las compraventas de vivienda descendieron sensiblemente en marzo, aunque asegura que el volumen registrado es suficiente para calcular con fiabilidad la evolución de los precios.

Más allá de esa circunstancia, es difícil precisar si la alerta sanitaria influyó o no en la evolución de los precios de la vivienda. Tras alcanzar picos de crecimiento en torno al 7% interanual a finales de 2018 y principios de 2019, en los últimos cuatro trimestres había venido ralentizándose y el porcentaje de subida del 3,2% en el arranque de este año es consistente con esa tendencia. Además, aunque numerosos expertos han señalado que la vivienda decrecerá de valor este año a causa del coronavirus, también había un consenso bastante amplio en que ese efecto se vería más avanzado el año y no en los primeros días de la epidemia. El motivo es, entre otros, que la paralización de actividades congeló el mercado, con lo cual los precios no podían subir ni bajar porque en los días de confinamiento más estricto no se cerraban operaciones.

En términos absolutos, el índice de precios de vivienda se situó entre enero y marzo en 126,695 puntos. Este indicador toma como base 100 lo que valía una vivienda en 2015. Es decir, comprar ahora es casi un 27% más caro que cinco años atrás. Esos casi 127 puntos suponen que las casas valen aproximadamente lo mismo que a mediados de 2011, pero el contexto es muy diferente. Entonces los importes sumaban años de caídas a causa de la Gran Recesión y el suelo se alcanzaría, según la serie del INE, a principios de 2014, con poco más de 95 puntos. Desde entonces, los precios han subido en todos los trimestres, pero, pese a encadenar esos seis años de crecimiento sin pausa, todavía están lejos de alcanzar los niveles de la burbuja inmobiliaria de principios de siglo. El pico de la serie estadística, que arranca en 2007, se sitúa precisamente en el segundo trimestre de ese año, cuando este índice superó los 151 puntos.

Por tipologías, en el último dato se observa un camino divergente en el arranque del año entre las casas nuevas y las de segunda mano. Las primeras se encarecen a un ritmo del 6,1% interanual, acelerando respecto a finales de 2019. La vivienda usada, sin embargo, continúa con la tendencia a frenarse y los importes subieron un 2,7% respecto a 12 meses antes. Quizás esa evolución de los pisos a estrenar, que son los que según los expertos mejor pueden resistir inicialmente la crisis del coronavirus, explique la razón de que, en términos trimestrales, se haya producido otra inflexión: al comparar los precios con respecto al trimestre previo (y no al mismo trimestre del año anterior), estos subieron un 1,1%, cuando la recta final del año pasado mostraba un descenso del 0,6%, algo insólito en mucho en tiempo.

Desde ese punto de vista, la evolución fue dispar entre comunidades autónomas. En cinco de ellas (Extremadura, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Galicia y Murcia) las casas se abarataron entre enero y marzo con respecto a lo que valían a finales del año pasado. Después hay un grupo de otras cinco comunidades (Cataluña, Aragón, Comunidad Valenciana, Asturias y La Rioja) donde los importes subieron muy ligeramente, un 0,5% o menos. En cabeza de la estadística se sitúan Madrid (2,5%) y el País Vasco (2,7%), que son las que con más fuerza tiraron hacia arriba de los precios, aunque también Navarra y Baleares registraron incrementos por encima de la media española. En términos interanuales, el precio creció en todas las comunidades, aunque también con enormes variaciones en una horquilla que va del 6% en Baleares al 0,3% en Extremadura.


Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La desescalada por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Más información

Lo más visto en...

Top 50