Crisis del coronavirus
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

La escalada de los mercados

Las alzas es las Bolsas destierran la idea de que a la crisis económica provocada por la covid vaya a sumarse una financiera

Un panel del Ibex 35 en la Bolsa en Madrid.
Un panel del Ibex 35 en la Bolsa en Madrid.J. Lizón (Efe)

El mensaje emitido por los mercados desde mediados de mayo destierra en gran medida el temor a que a la crisis sanitaria y económica se añada un descalabro financiero que postergue la recuperación. Sin estar, como se dice en mercado, out of the woods, la percepción sí es de clara mejoría.

El mantenimiento en mínimos de los tipos de interés reales a largo plazo en Estados Unidos y Alemania convive con una incipiente recuperación de la compensación por inflación exigida por el mercado, movimiento asociado a una mejora de expectativas cíclicas, y que convive con alzas en el precio de las materias primas, activo cíclico por excelencia.

La notable revalorización de las Bolsas, lideradas aún por la tecnología, se produce con alzas intensas en sectores muy castigados por el hundimiento económico provocado por la pandemia, como la banca, el ocio y los viajes. Siendo pronto para hablar de rotación decidida hacia sectores cíclicos, el movimiento sí es un refrendo a la percepción de mejora.

Señales positivas también desde el mercado de deuda. En la deuda privada, intensa recuperación del precio de los bonos con rating especulativo, en particular, de la deuda contingente convertible bancaria. En la deuda pública, hemos visto un fuerte estrechamiento de las primas de riesgo de deuda italiana y española a 10 años, que nos sitúa a un paso de los mínimos de marzo y muy cerca de los niveles previos a la pandemia. La tranquilidad ha vuelto a los mercados de deuda soberana del área euro.

La menor aversión global al riesgo y la reducción del riesgo sistémico en la eurozona son factores que impulsan la depreciación (casi) generalizada del dólar. Su cruce con el euro se sitúa en 1,13 dólares, lejos de los 1,06 dólares de mediados de marzo. La excepción a este movimiento se produce en el cruce del dólar con el yuan chino, que flirtea con los mínimos de septiembre de 2019 ante la vuelta de las tensiones geopolíticas entre ambas potencias, aspecto a seguir muy de cerca.

Tres factores que se retroalimentan entre sí explican este positivo comportamiento de los mercados: primero, la positiva evolución de la pandemia y la vuelta de señales de vida a la economía al tiempo que ha caído el rigor del confinamiento. En paralelo, la masiva acumulación de estímulos, fiscales y monetarios. El paquete de ayudas aprobado por Japón y la esperanza de éxito para la propuesta de fondo de recuperación de la Comisión Europea, las claves. Pero también, la expectativa de propuestas de mayor estímulo fiscal en la carrera electoral en Estados Unidos. Si la tensión geopolítica no irrumpe de nuevo con fuerza y se mantienen estas tres constantes, la escalada del mercado puede seguir.

José Manuel Amor y Javier Pino son profesores de Afi Escuela de Finanzas


Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Inicia sesión para seguir leyendo

Sólo con tener una cuenta ya puedes leer este artículo, es gratis

Gracias por leer EL PAÍS

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS