Los jefes del Ibex, que en 2019 ganaron 89 veces más que sus empleados, prometen apretarse el cinturón

Las desigualdad salarial entre las cúpulas de las grandes empresas españolas cotizadas y el resto de trabajadores se amplió notablemente el pasado año por el cobro de varios finiquitos millonarios

Bolsa de Madrid
Bolsa de MadridEFE

El pasado 20 de marzo, AmRest, propietaria de cadenas de restaurantes como La Tagliatella, Sushi Shop, Bacoa y KFC, anunció un ERTE para 3.666 empleados, el 93% de la plantilla. Apenas un mes antes de esta decisión, la compañía enviaba a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el informe de retribuciones de su consejo de administración en 2019. En este documento se explica que su fundador y hasta mayo del pasado año consejero delegado, Henry McGovern, había recibido una remuneración total de 15,49 millones de euros, gracias en gran medida al ejercicio de un paquete de opciones sobre acciones. El sueldo total de este directivo equivale a 1.275 veces el gasto medio por empleado —partida que incluye no solo el salario, sino también las cotizaciones sociales, pensiones e indemnizaciones— que desembolsó AmRest en 2019.

El caso de McGovern marca un récord de desigualdad salarial en la Bolsa española y se produjo en un año donde la brecha entre los que más ganan y sus subordinados se amplió considerablemente. Los ejecutivos mejor pagados de las empresas del Ibex 35 ganaron de media 4,94 millones de euros en 2019. Esta cifra supone 89,5 veces más que el gasto medio por empleado en el que incurrieron esas mismas compañías durante el pasado año, según los cálculos elaborados por EL PAÍS con la información remitida por las compañías a la CNMV. Esta ratio supone un aumento notable frente a la brecha de 79 veces de 2018 y se explica en gran medida por las millonarias indemnizaciones de algunos ejecutivos al dejar sus puestos.

Evolución de las retribuciones

según el tipo de trabajador

Medias, en euros.

En los empleados el dato es el gasto medio

por trabajador que incluye sueldo,

cotizaciones sociales, pensión

e indemnizaciones

Total cotizadas

ALTA DIRECCIÓN

EMPLEADOS

643.418

596.674

–7,26%

+7,39%

46.683

43.469

2018

2019

2018

2019

IBEX

ALTA DIRECCIÓN

EMPLEADOS

1.038.973

915.840

–11,85%

+8,59%

50.817

55.184

2018

2019

2018

2019

NO IBEX

ALTA DIRECCIÓN

EMPLEADOS

+5,02%

326.656

311.032

+3,82%

29.784

28.688

2018

2019

2018

2019

Fuente: elaboración propia con los datos

registrados por las empresas en la CNMV

EL PAÍS

Evolución de las retribuciones

según el tipo de trabajador

Medias, en euros.

En los empleados el dato es el gasto medio

por trabajador que incluye sueldo,

cotizaciones sociales, pensión

e indemnizaciones

Total cotizadas

ALTA DIRECCIÓN

CONSEJEROS

EMPLEADOS

643.418

596.674

+0,43%

391.096

392.782

–7,26%

+7,39%

46.683

43.469

2018

2019

2018

2019

2018

2019

IBEX

ALTA DIRECCIÓN

CONSEJEROS

EMPLEADOS

1.038.973

915.840

+3,27%

–11,85%

642.010

621.671

+8,59%

50.817

55.184

2018

2019

2018

2019

2018

2019

NO IBEX

ALTA DIRECCIÓN

CONSEJEROS

EMPLEADOS

+5,02%

326.656

311.032

231.541

223.797

+3,82%

–3,34%

29.784

28.688

2018

2019

2018

2019

2018

2019

Fuente: elaboración propia con los datos registrados por

las empresas en la CNMV

EL PAÍS

Evolución de las retribuciones según el tipo de trabajador

Medias, en euros. En los empleados el dato es el gasto medio por trabajador que incluye

sueldo, cotizaciones sociales, pensión e indemnizaciones

Cómo se distribuye

la retribución

en los consejos

Total cotizadas

ALTA DIRECCIÓN

CONSEJEROS

EMPLEADOS

En % sobre los

ingresos totales

643.418

596.674

+0,43%

2019

391.096

392.782

Metálico

84,07

–7,26%

+7,39%

46.683

43.469

2018

2019

2018

2019

2018

2019

IBEX

ALTA DIRECCIÓN

CONSEJEROS

EMPLEADOS

1.038.973

915.840

+3,27%

Acciones

10,22

Pensión

–11,85%

642.010

621.671

4,17

Otros

1,54

2018

+8,59%

Metálico

80,58

50.817

55.184

2018

2019

2018

2019

2018

2019

NO IBEX

ALTA DIRECCIÓN

CONSEJEROS

EMPLEADOS

+5,02%

326.656

311.032

231.541

14,10

Acciones

223.797

+3,82%

–3,34%

29.784

Pensión

28.688

3,90

Otros

1,42

2018

2019

2018

2019

2018

2019

Fuente: elaboración propia con los datos registrados por las empresas en la CNMV

EL PAÍS

La percepción de si esta ratio es normal o demasiado alta depende del lado desde el que se miren las cosas. Mercer, consultora especializada en asesorar a las cúpulas empresariales sobre sus remuneraciones, cree que es una práctica normal. “Este tipo de análisis no se puede hacer de un año para otro, porque hay factores que pueden distorsionar la comparación, como el pago de bonus. Algunos ejercicios se cobran paquetes variables que se acordaron tiempo atrás, y otros no. Hay que hacer un estudio a largo plazo y ver cómo la empresa ha ganado tamaño. Los primeros ejecutivos son los que tienen más responsabilidad en la consecución de objetivos y los buenos generan mucho valor añadido. Además, es una cuestión de retención de talento. El número de buenos directivos no es muy alto y la competencia los puede fichar si no están bien pagados”, defiende Enrique Torres, director de compensación ejecutiva de Mercer.

Una visión completamente opuesta la ofrece Carlos Martín, director del gabinete económico de CC OO: “Esa brecha es un exceso absoluto. Estamos hablando casi de pornografía económica. En la Administración la ratio no supera las tres veces cuando hay gestores de lo público que tienen tantas o más responsabilidades que los directivos de empresas privadas. Salarios tan desorbitados no se justifican desde el punto de vista de la productividad, sino desde una posición de fuerza y de dominio de los consejos de administración. Es poder en estado puro. Cuando oigo que es una cuestión de oferta y demanda o de retención de talento me río. Si algo sobra en España es gente cualificada y con experiencia”.

Esta es la octava edición del informe de retribuciones de EL PAÍS. La crisis financiera disparó la desigualdad salarial en las compañías cotizadas. De hecho, la mayor brecha se dio en 2014, con las heridas de la Gran Recesión aún abiertas, cuando los líderes del Ibex ganaron 104 veces más que sus empleados. Sin embargo, la reacción de las cúpulas empresariales en materia salarial con la depresión económica que asoma tras la pandemia está siendo mucho más rápida. Numerosas compañías han anunciado en el último mes y medio recortes en la parte fija de su salario o renuncias a los bonus de 2020.

“Son decisiones lógicas en un contexto de crisis que, además, tienen un impacto positivo en la reputación de las empresas. Es importante que en un momento donde se está poniendo en cuestión la supervivencia del propio capitalismo, los directivos manden señales de que los esfuerzos son recíprocos y proporcionales. Pero echo en falta que esas rebajas salariales estén ligadas a un objetivo concreto, ya que ellos son los únicos privilegiados que pueden influir en sus propias remuneraciones. Por ejemplo, que el consejo diga que se baja el sueldo para no tener que despedir a nadie en el futuro”, comenta Joaquín Garralda, profesor y decano de ordenación académica de IE University.

El primero en comunicar un recorte salarial en sus directivos fue el Banco Santander. El pasado 23 de marzo, la entidad decidió rebajar a la mitad la retribución fija y variable de su presidenta, Ana Botín —que en 2019 ganó entre sueldo y pensión 9,95 millones—, así como la del consejero delegado, José Antonio Álvarez. También la cúpula del BBVA renuncia a 50 millones de bonus este año. Los consejeros ejecutivos del Banco Sabadell y los altos directivos tampoco cobrarán variable. Pablo Isla, presidente de Inditex, por su parte, recibió por el ejercicio 2019 un 35% menos por decisión propia, y junto con su consejero delegado, Carlos Crespo, se han recortado los bonus en un 50%. Además, la contención salarial también ha llegado a otras empresas cotizadas que no están en el Ibex, como PRISA, Fluidra y Applus, entre otras.

“La situación de emergencia global en la que nos encontramos precisa acciones de este tipo para dar un mensaje al mercado de que los consejos de administración no son ajenos a los problemas que acechan a nuestra sociedad. Los programas de reducción de costes que desgraciadamente muchas empresas están llevando a cabo deben abarcar a toda la organización; no tiene mucho sentido que una compañía esté ajustando el sueldo de sus empleados y que no aplique la misma medida en el consejo”, sostiene Carlos Sáez, responsable en España del proxy solicitor Georgeson.

Gran cosecha para los finiquitos

Los cuatro consejeros que más ganaron durante 2019 en la Bolsa española tienen una cosa en común: su nómina se vio impulsada por los finiquitos que recibieron al dejar la empresa. Luis Suárez de Lezo, ex secretario general de Repsol, percibió un total de 19,62 millones el pasado año al dejar sus funciones ejecutivas. De esta cifra, 8,74 millones corresponden a la indemnización, más otros 2,56 millones a una cláusula de no competencia.

El segundo puesto en la clasificación salarial fue para el fundador de AmRest, Henry McGovern, quien tras dejar sus funciones como consejero delegado en mayo de 2019 ejecutó opciones sobre acciones que la empresa le había otorgado tres años antes. En total, ganó 15,49 millones. Tras él se situaron el expresidente de Endesa Borja Prado, con una retribución de 14,79 millones, e Íñigo Meirás, ex consejero delegado de Ferrovial, con 11,72 millones.

Si no se tienen en cuenta estos efectos extraordinarios, el consejero ejecutivo que más ganó en 2019 fue el máximo responsable de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, con 10,13 millones; seguido por la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, quien entre sueldo y pensión percibió 9,95 millones. Un año más, Merlin Properties volvió a colocar a sus dos consejeros ejecutivos, Ismael Clemente y Miguel Ollero, entre los mejor retribuidos, con 8,7 y 8,6 millones respectivamente. La empresa más desigual fue AmRest: el primer ejecutivo ganó 1.275 veces más que la media de la plantilla. Tras el grupo de restauración se situaron Sacyr (298 veces), Inditex (281), Repsol (250), Ferrovial (209), Acciona (192), Cie Automotive (176) y Banco Santander (169).

Otra brecha que sigue sin cerrarse, más bien todo lo contrario, es la de género. En la Bolsa española hubo el pasado año 101 consejeros ejecutivos que ganaron más de un millón de euros. En este selecto club salarial solo tuvieron cabida cuatro mujeres: Ana Patricia Botín (Banco Santander), María Dolores Dancausa (Bankinter), María José García (Banco Saba­dell) y Cristina Ruiz (Indra).

40 directivos acumulan 360 millones en pensiones

Año a año, la aportación a los planes de jubilación va ganando peso en los paquetes retributivos. Hace un lustro la inyección de dinero a los programas de retiro de los consejeros era casi coto exclusivo de los bancos. Desde el sector financiero se argumentaba que ellos no contaban con blindajes en caso de despido. Sin embargo, esta práctica salarial se ha ido extendiendo como una mancha de aceite a otros sectores.

El pasado año, en la Bolsa española las compañías inyectaron 20,5 millones de euros a las pensiones de sus consejeros ejecutivos. Tras esta aportación, los 40 directivos que más derechos acumulan (en pensiones consolidadas y no consolidadas) suman ya 360 millones de euros. Ana Botín, presidenta del Banco Santander, lidera esta clasificación con un colchón para su jubilación que a 31 de diciembre pasado ascendía a 48,1 millones. Florentino Pérez, máximo accionista y presidente de ACS, también cuenta con un retiro dorado: 43,83 millones. El tercer puesto, a cierta distancia de los dos anteriores, es para el consejero delegado del Banco Saba­dell, Jaime Guardiola, con 24,11 millones. Después está el presidente del BBVA, Carlos Torres, quien ya acumula en su hucha 21,58 millones, y el consejero delegado de ACS, Marcelino Fernández Verdes, con 20,06 millones. Mientras que sí se ha mandado una señal de que los consejos de administración se van a apretar el cinturón, por lo menos este año ante la crisis que deja la covid-19, nadie ha mencionado el más mínimo recorte a la pensión de los principales administradores. Tema tabú en las cúpulas empresariales

Las mayores pensiones de la Bolsa

Derechos de pensión acumulados

(consolidados y no consolidados)

a 31-12-2019. En millones de euros

Puesto

Ejecutivo

Empresa

Cuantía

1

Ana Botín

B. Santander

48,10

2

Florentino Pérez

ACS

43,83

3

Jaime Guardiola

B. Sabadell

24,11

4

Carlos Torres

BBVA

21,58

5

Marcelino Fern. Verdes

ACS

20,06

José Antonio Álvarez

6

B. Santander

17,40

7

J. Manuel Entrecanales

Acciona

16,87

8

Rodrigo Echenique

B. Santander

13,27

9

José Bogas

Endesa

12,27

10

José Luis del Valle

ACS

10,87

11

Antonio Huertas

Mapfre

10,66

J. María Álvarez-Pallete

12

Telefónica

9,66

13

José Oliu

B. Sabadell

8,67

14

Pablo Isla

Inditex

8,65

Íñigo Meirás

15

Ferrovial

8,09

16

Santos Martínez-Conde

C. F. Alba

7,42

Ángel Vilá

17

Telefónica

7,29

18

J. Ignacio Entrecanales

Acciona

6,44

19

José Luis Negro

B. Sabadell

6,18

20

Manuel Manrique

Sacyr

5,68

21

Bernardo Velázquez

Acerinox

4,51

22

Antonio García Ferrer

ACS

3,90

23

Manuel Azuaga

Unicaja

3,28

24

Francisco José Marco

Mapfre

3,18

25

Borja Prado

Endesa

3,05

26

Francisco Reynés

Naturgy

2,86

27

Antonio Llardén

Enagás

2,83

Ángel Rodr. de Gracia

28

Unicaja

2,72

29

Juan March de la Lastra

C. F. Alba

2,66

30

José Ramón del Caño

C. F. Alba

2,66

31

Fernando Mata

Mapfre

2,59

32

Antonio Zoido

BME

2,57

33

Fernando Abril-Martorell

Indra

2,57

34

Andrés Arizkorreta

CAF

2,53

35

Gonzalo Gortázar

Caixabank

2,51

36

Ignacio Baeza

Mapfre

2,48

37

Luis Egido

Logista

2,36

38

Josu Jon Imaz

Repsol

2,19

39

Francisco José Arregui

Cat. Occidente

2,08

40

María José García

B. Sabadell

1,87

Fuente: elaboración propia con los datos

registrados por las empresas en la CNMV

EL PAÍS

Las mayores pensiones de la Bolsa

Derechos de pensión acumulados

(consolidados y no consolidados)

a 31-12-2019. En millones de euros

Puesto

Ejecutivo

Empresa

Cuantía

1

Ana Botín

B. Santander

48,10

2

Florentino Pérez

ACS

43,83

3

Jaime Guardiola

B. Sabadell

24,11

4

Carlos Torres

BBVA

21,58

5

Marcelino Fern. Verdes

ACS

20,06

José Antonio Álvarez

6

B. Santander

17,40

7

J. Manuel Entrecanales

Acciona

16,87

8

Rodrigo Echenique

B. Santander

13,27

9

José Bogas

Endesa

12,27

10

José Luis del Valle

ACS

10,87

11

Antonio Huertas

Mapfre

10,66

J. María Álvarez-Pallete

12

Telefónica

9,66

13

José Oliu

B. Sabadell

8,67

14

Pablo Isla

Inditex

8,65

Íñigo Meirás

15

Ferrovial

8,09

16

Santos Martínez-Conde

C. F. Alba

7,42

Ángel Vilá

17

Telefónica

7,29

18

J. Ignacio Entrecanales

Acciona

6,44

19

José Luis Negro

B. Sabadell

6,18

20

Manuel Manrique

Sacyr

5,68

21

Bernardo Velázquez

Acerinox

4,51

22

Antonio García Ferrer

ACS

3,90

23

Manuel Azuaga

Unicaja

3,28

24

Francisco José Marco

Mapfre

3,18

25

Borja Prado

Endesa

3,05

26

Francisco Reynés

Naturgy

2,86

27

Antonio Llardén

Enagás

2,83

Ángel Rodr. de Gracia

28

Unicaja

2,72

29

Juan March de la Lastra

C. F. Alba

2,66

30

José Ramón del Caño

C. F. Alba

2,66

31

Fernando Mata

Mapfre

2,59

32

Antonio Zoido

BME

2,57

33

Fernando Abril-Martorell

Indra

2,57

34

Andrés Arizkorreta

CAF

2,53

35

Gonzalo Gortázar

Caixabank

2,51

36

Ignacio Baeza

Mapfre

2,48

37

Luis Egido

Logista

2,36

38

Josu Jon Imaz

Repsol

2,19

39

Francisco José Arregui

Cat. Occidente

2,08

40

María José García

B. Sabadell

1,87

Fuente: elaboración propia con los datos registrados por

las empresas en la CNMV

EL PAÍS

Las 40 mayores pensiones de la Bolsa

Derechos de pensión acumulados (consolidados y no consolidados) a 31-12-2019.

En millones de euros

Puesto

Ejecutivo

Empresa

Cuantía

1

Ana Botín

B. Santander

48,10

43,83

2

Florentino Pérez

ACS

24,11

3

Jaime Guardiola

B. Sabadell

21,58

4

Carlos Torres

BBVA

20,06

5

Marcelino Fernández Verdes

ACS

José Antonio Álvarez

17,40

6

B. Santander

16,87

7

José Manuel Entrecanales

Acciona

13,27

8

Rodrigo Echenique

B. Santander

9

José Bogas

Endesa

12,27

10,87

10

José Luis del Valle

ACS

11

Antonio Huertas

Mapfre

10,66

José María Álvarez-Pallete

12

Telefónica

9,66

8,67

13

José Oliu

B. Sabadell

8,65

14

Pablo Isla

Inditex

Íñigo Meirás

15

Ferrovial

8,09

7,42

16

Santos Martínez-Conde

C. F. Alba

Ángel Vilá

7,29

17

Telefónica

6,44

18

Juan Ignacio Entrecanales

Acciona

6,18

19

José Luis Negro

B. Sabadell

5,68

20

Manuel Manrique

Sacyr

4,51

21

Bernardo Velázquez

Acerinox

3,90

22

Antonio García Ferrer

ACS

23

Manuel Azuaga

Unicaja

3,28

3,18

24

Francisco José Marco

Mapfre

25

Borja Prado

Endesa

3,05

2,86

26

Francisco Reynés

Naturgy

2,83

27

Antonio Llardén

Enagás

Ángel Rodríguez de Gracia

2,72

28

Unicaja

2,66

29

Juan March de la Lastra

C. F. Alba

2,66

30

José Ramón del Caño

C. F. Alba

31

Fernando Mata

Mapfre

2,59

32

Antonio Zoido

BME

2,57

33

Fernando Abril-Martorell

Indra

2,57

34

Andrés Arizkorreta

CAF

2,53

2,51

35

Gonzalo Gortázar

Caixabank

36

Ignacio Baeza

Mapfre

2,48

37

Luis Egido

Logista

2,36

38

Josu Jon Imaz

Repsol

2,19

39

Francisco José Arregui

Catalana Occidente

2,08

40

María José García

B. Sabadell

1,87

Fuente: elaboración propia con los datos registrados por las empresas en la CNMV

EL PAÍS

“Estas cifras son desorbitadas. Estamos hablando de directivos que en la mayoría de los casos reciben sueldos millonarios. Creo que este sistema retributivo está vinculado más a la codicia que a la lógica económica. Con los niveles de desigualdad que hay, y que lamentablemente van a volver a aumentar con la recesión que se avecina, estas pensiones me parecen propias de personas que viven completamente al margen de la realidad que les rodea”, critica Carlos Martín, director del gabinete económico de CC OO.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), una vez terminada la fase de consulta, quiere culminar la reforma del Código de Buen Gobierno antes de que termine 2020. Entre los aspectos que pretende modificar se incluye uno que afecta a las aportaciones a las pensiones, para que estas no sirvan de puerta trasera con la que inflar la indemnización por despido de los consejeros.

Tal y como está redactada ahora la recomendación 64 del Código, pide que los pagos por resolución del contrato no superen un importe establecido equivalente a dos años de la retribución total anual del directivo. Sin embargo, la CNMV ha detectado que algunas compañías, para esquivar este límite, están incrementando las indemnizaciones por no competencia o la aportación a los planes de pensiones. Por este motivo, a partir de la entrada en vigor de los cambios propuestos se deberán incluir en el límite de las dos anualidades de remuneración las cantidades pagadas por no irse a trabajar a la competencia o el dinero inyectado a los sistemas de jubilación del ejecutivo.

Junto a la presión normativa, las empresas deberán afrontar otra presión si cabe más poderosa: la de los accionistas. El pasado 27 de abril, la Asociación de Inversores del Reino Unido (The Investment Association), que gestiona casi ocho billones de euros, publicó un documento en el que pide que, debido a la crisis económica mundial derivada de la pandemia, la remuneración de los ejecutivos continúe la senda que hayan seguido las remuneraciones de los demás empleados de la compañía.

“Las remuneraciones van a ser un elemento de análisis y debate intenso en nuestro país, quizás no de manera inmediata, pero sí en los próximos seis meses con vistas a finales de 2020, ya que su desalineamiento con la situación de las compañías y los intereses de los accionistas puede afectar de manera significativa en el ámbito económico y reputacional a las sociedades”, advierte en una nota a clientes Mónica San Nicolás, directora de compensación de KPMG Abogados.

Más información

Lo más visto en...

Top 50