Industria

Ford reanuda la producción de vehículos en Almussafes

La actividad vuelve a la planta valenciana después de siete semanas, con una producción del 35% y fuertes protocolos de seguridad y salud contra la covid-19

Agencias
Un operario de Ford en la factoría de Almussafes (Valencia).
Un operario de Ford en la factoría de Almussafes (Valencia).Europa Press

Ford ha reanudado este lunes la actividad en su planta de vehículos de Almussafes, en Valencia, con un 35% de su producción y 4.400 de sus empleados-un 61% de la plantilla- y con un dispositivo de medidas de seguridad contra la covid-19, según han explicado el director de fabricación de Ford España, Dionisio Campos, y el presidente del comité de empresa y portavoz de UGT, Carlos Faubel.

La filial española se encuentra afectada por un nuevo expediente de regulación temporal de empleo “por causas productivas y organizativas”, que afectará a la plantilla de forma escalonada: 2.700 empleados en mayo, 1.500 en junio y cerca de 1.100 en julio.

Con la reapertura, se retoma la producción del nuevo Ford Kuga. “Es el modelo que nos tiene que dar mucha vida en esta planta, esperemos que así sea", ha apuntado Faubel en alusión a la versión híbrida del vehículo que se fabrica en España. En Valencia se producen además los modelos Mondeo, Transit Connect y Tourneo Connect, S-Max y Galaxy.

“Para nosotros lo más importante es la seguridad y la salud de los operación, por lo que no hemos arrancado toda la producción a la vez sino que el retorno será progresivo en las próximas semanas", ha asegurado Campos. De los 1.400 vehículos que pueden fabricarse a diario, ahora se empezará con unos 500. “La gente está volviendo progresivamente y estamos empezando a ver el flujo de vehículos como antes de irnos", ha subrayado el director de fabricación.

Para el directivo de Ford,, “tenemos que ir retomando la actividad productiva del país. El vehículo, ha añadido Campos, no es un producto que se pueda dejar en stock sino que tiene que ir directamente al mercado". A medida que los consumidores recuperen la normalidad, todas las fábricas de producción de vehículos irán haciendo lo mismo y se aumentarán los turnos de forma progresiva, siempre con respeto a los protocolos de seguridad y salud establecidos por el coronavirus.

El presidente del comité de empresa y portavoz de UGT, Carlos Faubel, ha insistido en que es una vuelta a la actividad pero no a la normalidad pues el reto de una industria como la del automóvil es hacer compatible todos los protocolos de seguridad y salud con la fabricación de coches, la reactivación de la demanda y el aumento de las ventas.

Tras un parón “radical” de la actividad hace siete semanas, Faubel ha apuntado ha apuntado que para la vuelta al trabajo se ha implementado una lista completa de estándares globales de Ford sobre distanciamiento social, el uso de mascarillas proporcionadas por la compañía y de un protector facial en áreas determinadas de manufactura donde no se pueda cumplir la separación aconsejada.

Todas las personas que entren en las instalaciones de Ford deben comprobar la temperatura de su cuerpo con un escáner y completar una autoevaluación diaria online que confirma si el trabajador está en condiciones de acceder a su puesto. También se han rediseñado las áreas de trabajo para asegurar el distanciamiento social y reducir la densidad de empleados en los edificios.

En el caso de la fábrica valenciana, la planta de motores volverá al trabajo el próximo 18 de mayo, dado que un 90% de sus producción se exporta a EE UU y allí las factorías de coches no han empezado la producción.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50