La crisis del coronavirus

A la caza de la vacuna para los mercados

Gilead es el último ejemplo de la remontada de las farmacéuticas en los parqués, aunque el sector tampoco se libra de la volatilidad

Un trabajador sostiene un fármaco en un laboratorio de la compañía Gilead en Estados Unidos.
Un trabajador sostiene un fármaco en un laboratorio de la compañía Gilead en Estados Unidos.GILEAD SCIENCES

En estas jornadas de confinamiento, que mantienen a la gente en sus casas y las fronteras cerradas, la globalización ha dado una prueba de vida donde mejor lo sabe hacer: los mercados financieros. La información de Stat, un periódico estadounidense especializado en medicina, sobre un medicamento que podría curar a los pacientes de coronavirus ha dado la vuelta al mundo e impulsado las ganancias de los parqués en cuestión de horas.

Se llama Remdesivir, lo está desarrollando la compañía biotecnológica Gilead y de momento sus resultados no son concluyentes. Pero da igual: para combatir la pandemia, todos nos agarramos a los pequeños rayos de esperanza que nos ofrece la ciencia. Y las Bolsas también, conscientes de que solo ella es capaz de sacarnos del marasmo económico en el que estamos atrapados. La carrera por hallar el remedio para el coronavirus enfrenta a EE UU y China, con la UE, de momento, expectante, y los mercados al acecho para encontrar una oportunidad de negocio en tiempos de gran volatilidad. La empresa que primero llegue se llevará el prestigio; el inversor que antes la detecte se llevará el dinero.

Pese a la espectacular subida experimentada este viernes por Gilead en Wall Street —sus acciones llegaron a ganar más de un 10% durante la apertura de la Bolsa de Nueva York—, Juan Figares, analista de Link Securities, no tiene tan claro que las compañías que descubran vacunas o medicamentos contra la covid-19 vayan a disparar su cotización en el medio y largo plazo: “Habrá que ver hasta qué punto rentabilizarán estos productos. Con las amenazas de intervencionismo de muchos países, la posibilidad de que se conviertan en genéricos es elevada”, reflexiona.

Como los demás sectores, el farmacéutico no ha escapado al desplome de los mercados producido por la crisis del coronavirus, pero su caída ha sido más leve que la media, y su recuperación, más rápida. Sergio Ávila, analista de IG, recuerda que es un sector defensivo, al no estar tan sujeto a los vaivenes del consumo como otros. Y, a diferencia de Figares, cree que todavía tiene mucho potencial: “El caso de Gilead no es un espejismo. Se trata de un sector en el que poner el foco en estos momentos”, argumenta. Las grandes compañías, como las estadounidenses Johnson & Johnson y Pfizer, o la suiza Roche, han invertido grandes sumas en investigar nuevas formas para combatir el coronavirus. La primera ya ha anunciado que espera tener entre 600 y 800 millones de vacunas para 2021, según la prensa norteamericana.

Hasta ahora, la Bolsa le ha recompensado: las acciones de Johnson & Johnson han caído menos de un 2% desde los máximos de febrero, justo antes de estallar la crisis, mientras que el Dow Jones, donde cotiza, arrastra unas pérdidas del 19% en el mismo periodo.

En España, las cifras son más modestas, pero también existe un esfuerzo investigador importante que los mercados ya están premiando. Ana Gómez, analista de Renta 4 especializada en la industria farmacéutica, cree que esta crisis va a mejorar la visión del sector que tiene la ciudadanía, pero también los inversores: “Habrá buenas oportunidades”, defiende.

Como ejemplo, destaca PharmaMar, que se disparó un 33% el 15 de marzo tras anunciar resultados positivos sobre el uso de antitumorales para combatir la pandemia. Después de aquella jornada, su acción se pagaba a 3,35 euros; este viernes cerró a 4,41. Entre las más pequeñas destaca Laboratorios Rovi, que ya ha recuperado casi todo el valor perdido durante la crisis, tras cerrar un acuerdo con HM hospitales para ensayar la Bemiparina como anticoagulante para pacientes con coronavirus.

Muchos analistas creen, sin embargo, que estas subidas son coyunturales. La clave consiste en detectarlas antes de que se produzcan y sacar el valor de la cartera tan pronto como se puedan recoger ganancias. Esa es la filosofía de Javier Molina, de eToro España. “Encontrar una vacuna es la única forma de frenar la crisis sanitaria, pero muchas veces las acciones suben con el rumor y bajan con la noticia”, explica.

En el caso de Gilead, el rumor y la noticia han venido de la mano, pese a que las conclusiones definitivas no estarán listas hasta mayo, según Financial Times. El tiempo dirá si Remdesivir es la solución para la pandemia y la vacuna que necesitan los mercados.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Más información

Lo más visto en...

Top 50