La crisis del coronavirus

El mundo se adentra en la recesión

Los flujos del comercio mundial descienden más que en la crisis financiera de 2008

Bolsa de Nueva York.
Bolsa de Nueva York.Reuters

Los malos augurios comienzan a sumar cifras a su causa. La economía mundial enfila el camino de la recesión. La primera gran tormenta desde la fatídica Gran Recesión. La quiebra de Lehman Brothers parece un chiste de mal gusto comparado con el tsunami que se viene encima. “La evidencia de que marzo marcó el comienzo de una profunda recesión global es cada vez mayor”, sostiene Bloomberg. El planeta parece congelado como un vídeo en pausa como consecuencia del confinamiento masivo para mitigar el contagio de la Covid-19. Más de 3.900 millones de personas, que representan cerca de la mitad de la población mundial, viven en países donde el confinamiento es obligado o recomendado por sus gobiernos, según AFP.

Y el parón es criptonita para la economía. “La pandemia ha empujado al mundo hacia una recesión, que en 2020 será peor que la crisis financiera mundial”, señala el Fondo Monetario Internacional. En los últimos días se ha producido un goteo incensante de datos económicos que confirman la debacle. Depresión del consumo, aumento del desempleo, ahogamiento de la industria... La Organización Mundial del Trabajo calculaba esta semana que solo en este trimestre se perderían casi un 7% de horas trabajadas, equivalentes a unos 200 millones de empleos en todo el mundo.

“Las consecuencias económicas de la pandemia ya están golpeando a Estados Unidos con una velocidad y gravedad sin precedentes”, dice el FMI. El desempleo se ha disparado en Estados Unidos durante las últimas dos semanas, un país que hasta hace poco alardeaba de tener la tasa de paro más baja de su historia (3,5%). Los volúmenes de exportación de EE UU en las primeras dos semanas completas de marzo muestran envíos al exterior de menos de la mitad que el año anterior, según los datos de IHS Markit. “El daño es grave para los automóviles: la cantidad de barcos anclados utilizados para transportar vehículos ha aumentado al 19% de la flota, en comparación con el 11% de hace un año”, según datos de Bloomberg.

El contagio de la pandemia se está extendiendo a la economía. La cascada de cifras publicadas estos días no hacen más que confirmar los malos presagios. La semana pasada los indicadores de confianza (PMI) de la eurozona, uno de los termómetros más fiables para medir la salud de un territorio, reflejaban el nivel más bajo desde 1998, por debajo incluso que los de 2008. La OCDE también tiene su baremo. Sus indicadores compuestos avanzados, que anticipan inflexiones en el ciclo económico, sufrieron en marzo el mayor bajón mensual de su serie histórica para la inmensa mayoría de las grandes economías mundiales.

Los líderes mundiales recurren a símiles bélicos para comparar las consecuencias económicas de esta crisis. El ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, llegó a comparar esta crisis con la Gran Depresión de 1929. Precisamente, este miércoles se ha conocido que la economía francesa retrocedió un 6% durante el primer trimestre del año, el peor registro desde la Segunda Guerra Mundial, según datos del Banco Central de Francia.

La economía alemana sufrirá una contracción del 4,2% en 2020 como consecuencia del impacto de la pandemia de la Covid-19 y de las medidas de contención, que arrastrarán a la economía germana en el segundo trimestre a una caída histórica del 9,8%, la más profunda de toda la serie histórica y más del doble del hundimiento registrado en el primer trimestre de 2009, el peor de la Gran Recesión, según los pronósticos difundidos este miércoles por los principales institutos de investigación económica de Alemania (IFO de Munich, DIW de Berlín, IfW de Kiel, IWH de Halle y RWI de Essen).

La industria mundial también se verá profundamente afectada. Las matriculaciones de automóviles nuevos en las dos primeras semanas de parón de marzo, generalmente un mes pico, cayeron un 93% en España. Algo parecido sucedió en el resto de los países europeos. Las previsiones de todos los economistas y organismos internacionales son cada vez más sombrías y las pocas estadísticas oficiales que se van publicando lo atestiguan.

El comercio global caerá entre un 13 % y un 32 % en 2020 por la perturbación de la actividad económica causada por la pandemia, según publicó este miércoles la Organización Mundial del Comercio (OMC). “Las cifras son feas, no hay cómo negarlo", ha dicho Roberto Azevedo, director general de la OMC. “Todo el sistema, todo el conjunto de cadenas de suministro se ha visto sacudido de manera significativa”, agregó.

El impacto es global. “Las perturbaciones causadas por el virus están empezando a repercutir en los mercados emergentes”, avisa la institución presidida por Kristalina Georgieva. Tres de las mayores economías árabes retrocen, el índice de servicios en Brasil fue el más bajo desde 2016 y las ventas de vehículos en Sudáfrica cayeron un 30%, según los últimos datos publicados. En Australia, que ha esquivado la recesión durante tres décadas, la mayoría de los anuncios de empleo vivieron su mayor desplome desde 2009, a pesar de que este país no ordenó un cierre estricto hasta finales de mes.

Según el nuevo rastreador global del PIB de Bloomberg Economics, la economía mundial ya retrocede y está perdiendo fuerza más rápido que en los primeros días de la crisis financiera. La lectura de marzo muestra que la actividad se contrae a una tasa anualizada del 0,5%, en comparación con la subida del 0,1% de febrero. Desde la India hasta Italia, los confinamientos por coronavirus han cerrado negocios y han mantenido a miles de millones de personas encerradas en sus hogares durante semanas, provocando un choque simultáneo de oferta y demanda que ha enredado las redes mundiales de producción y logística, construidas sin la capacidad suficiente para absorber una sacudida de semejante magnitud, según Bloomberg.

Con una inversión que se reducirá y más personas sin trabajo, las tasas globales del PIB podrían descender dependiendo de cuánto tiempo los Gobiernos mantengan sus confinamientos, muchos de los cuales se espera que duren hasta mayo o junio. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), con sede en París, estima que por cada mes de contención habrá una pérdida de dos puntos porcentuales en el crecimiento anual del PIB.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Más información

Lo más visto en...

Top 50