Banco de Inglaterra

El Banco de Inglaterra admite que las ruedas de prensa del gobernador han sido pirateadas

El audio llegaba varios segundos antes a fondos de inversión que podían así adelantarse a sus rivales

Mark Carney, gobernador del Banco de Inglaterra,
Mark Carney, gobernador del Banco de Inglaterra,Kirsty Wigglesworth/PA Wire/dpa

El Banco de Inglaterra ha admitido que las ruedas de prensa del Gobernador, Mark Carney, han sido pirateadas al menos desde principios de año. La línea de audio estaba pinchada por un operador que suministraba las palabras del Gobernador entre cinco y ocho segundos antes de que el banco difundiera en público los comentarios de Carney. Tiempo suficiente para que los fondos de inversión beneficiados pudieran poner en marcha inversiones multimillonarias adelantándose a sus rivales. La confirmación se ha producido como reacción a una investigación en exclusiva del diario The Times y ha provocado un enorme impacto en la prensa londinense.

Más información

La retransmisión de las ruedas de prensa del Gobernador están a cargo de Bloomberg, pero el banco tenía contratado en paralelo un servicio de grabación de la línea de audio a cargo de terceros por si había problemas con la línea de video. Es ese mecanismo de seguridad el que ha sido pirateado.

Ese suministrador de servicios al banco se cree que hacía llegar las palabras del Gobernador prácticamente en tiempo real a una empresa de suministro de información de datos del mercado que a su vez permitía que accedieran a ella fondos de inversión especializados en las llamadas “operaciones de alta frecuencia” (“hight-frequency trading” en inglés), que inviertes grandes sumas para aprovecharse de minúsculas variaciones de precios en el mercado. Según The Times, esos fondos pagaban entre 2.500 y 5.000 libras por cada rueda de prensa difundida a ellos con anterioridad que a sus competidores, además de la suscripción al servicio de la empresa suministradora de datos.

Varias compañías han instalado a lo largo del país transmisores de microondas que permiten difundir información a gran velocidad en un instante antes de que la información de cambios de precio sea oficial. En el caso del Banco de Inglaterra, el pirateo permitía a sus beneficiarios adelantarse en operaciones que afectaban a la cotización de la libra y las emisiones de bonos del Tesoro.

Las operaciones de alta frecuencia no son en si mismas ilegales, aunque hay quien piensa que en realidad se acerca mucho a un delito de información privilegiada. Se puso en marcha tras la crisis financiera de hace 10 años, cuando la fragmentación de los mercados las convirtió en una operación potencialmente muy lucrativa. Compañías como Jump Trading, Optiver, Getco y Flow Traders tienen instalaciones de micro-ondas a lo largo del Reino Unido, explica The Times.

"Completamente inaceptable"

El Banco de Inglaterra ha puesto ya fuera de servicio el acceso de terceros a las ruedas de prensa. “Es completamente inaceptable el uso de fuentes de audio sin el conocimiento y la aprobación del Banco de Inglaterra y se está investigando como un fraude”, declaró un portavoz de la entidad emisora. La Autoridad de Conducta Financiera está también investigando. El banco ha confirmado que descubrió el problema cuando fue contactado por el rotativo londinense y que ya en la rueda de prensa anterior a la de esta semana quedó solucionado.

Consultada por el diario Financial Times, la empresa Statisma News, un apenas conocido difusor de noticias en audio con sede en Essex, al Este de Londres, ha admitido que se dedica a “la difusión rápida de contenido de audio que está al alcance del público”. “Nosotros no enviamos informaciones embargadas y no difundimos información que no haya sido puesta primero a disposición del público. Es imposible piratear o espirar ningún acontecimiento público o conferencia de prensa. Cualquier sugerencia en ese sentido está fuera de lugar”. Otros tres proveedores de audio a empresas financieras, RanSquawk, LiveSquawk y Selerity, han declarado que no tienen acceso al sistema de audio del Banco de Inglaterra.

El escándalo amenaza con ensombrecer la marcha del Gobernador Carney, que abandonará el cargo el 31 de enero para convertirse en enviado especial de Naciones Unidas para el cambio climático en los aspectos que afectan al mundo financiero. El nombramiento de su sustituto o sustituta se espera de forma inminente.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Escaparate

Lo más visto en...

Top 50