Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EL AVE ‘low cost’ de Renfe se llama AVLO y se estrenará el 6 de abril

Los billetes se podrán adquirir desde finales de enero para la línea Madrid-Barcelona

Tren AVLO de Renfe, en los talleres de Villaseca de La Sagra. En vídeo, Renfe presenta AVLO su nuevo AVE 'low cost'.

El AVE low cost que operará Renfe en la línea Madrid-Barcelona se llamará AVLO. Comenzará a circular comercialmente el 6 de abril de 2020, aunque los billetes se podrán adquirir desde finales de enero, coincidiendo con la feria de turismo Fitur. Ni la empresa ni el Ministerio de Fomento han desvelado el precio de los viajes. Renfe arrancará su AVE barato en la línea Madrid-Zaragoza-Barcelona, el corredor de mayor movilidad de viajeros del país y el que más competencia tiene con el avión, pero con el fin de extenderlo progresivamente al resto de la red a partir de 2021. El trayecto inaugural arrancará de la capital catalana.

Así lo ha anunciado este miércoles el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, en un acto en los talleres de mantenimiento que la compañía tiene en Villaseca de la Sagra (Toledo), donde por primera vez se ha podido ver qué aspecto tiene el tren.

Se trata de un Talgo Serie 112 pintado de forma muy vistosa: color morado —el color oficial es Pantone 2425, conocido como morado Renfe— con franjas naranjas, blancas y turquesas y con las puertas de acceso naranjas, que contrasta con el blanco del AVE convencional. El tren solo dispone de una clase —se ha eliminado la preferente—- y no cuenta con vagón cafetería.Las bebidas y comidas se tendrán que comprar en máquinas expendedoras.

Avlo se convertirá en el servicio de alta velocidad de Renfe con mayor capacidad de viajeros, con 438 plazas por tren, un 20% más de plazas respecto a los actuales trenes de la serie 112. A medida que se vaya extendiendo el nuevo servicio se incorporarán los nuevos trenes de la serie 106, con una capacidad aún mayor, de 581 plazas por tren.

Para ello, la compañía está trabajando en la transformación de unidades de la serie 112 de Talgo en sus talleres de Madrid, La Sagra, Málaga y Valladolid.

El presidente de Renfe, Isaías Táboas (I), junto al ministro de Fomento, José Luis Ábalos, en la presentación del AVLO de Renfe,
El presidente de Renfe, Isaías Táboas (I), junto al ministro de Fomento, José Luis Ábalos, en la presentación del AVLO de Renfe,

La compañía pública quiera adelantarse así a sus rivales, el francés SNCF y el italoespañol ILSA-Trenitalia, que preparan el desembarco en el mercado ferroviario español con ofertas de alta velocidad a bajo coste cuando comience la liberalización a finales de 2020, aunque los trenes de la competencia no se espera que estén operativos hasta 2021.

De hecho, y una vez que el AVE se abra a la competencia, Renfe tendrá el paquete de mayor frecuencias y servicios de los tres que salieron a concurso en los tres corredores de alta velocidad en los que se inicia la liberalización, el AVE a Barcelona, el corredor al Levante y el que une Madrid con Sevilla y Málaga.

En cuanto al precio de los nuevos AVLO, ni el ministro de Fomento ni el presidente de Renfe, Isaías Táboas, quisieron desvelar ningún detalle, aunque se estima que los descuentos pueden alcanzar más del 50% respecto al actual servicio. 

Democratización del AVE

Locomotora de tren AVLO de Renfe.
Locomotora de tren AVLO de Renfe.

Ábalos ha calificado a AVLO como un hito en la transformación del ferrocarril español porque “la alta velocidad ya no será un producto solo enfocado a viajes de negocios, sino que se abre a familias, a jóvenes y a otros colectivos que lo usaban de forma muy ocasional”.

Según expresó el ministro, los datos reflejan que el número de personas que usan el ferrocarril está en máximos históricos: 511 millones de viajeros en todos los servicios de Renfe en el último año, 22 millones de ellos en los servicios de AVE.

Tren AVLO de Renfe.
Tren AVLO de Renfe.

Para Ábalos, el nuevo producto AVLO “incide en los tres propósitos señalados de hacer el ferrocarril más inclusivo, más competitivo y más sostenible”. De ahí que, según señaló, “los servicios se van a configurar para que tengan un precio reducido sin perder sus características de velocidad, puntualidad y seguridad”,

AVLO, ha subrayado el ministro, “representa una respuesta de Renfe al entorno más competitivo que surgirá con la liberalización dentro de un año” y ha añadido que se trata de “un producto moderno, ajustado a otro tipo de demanda, pero que respetará el servicio de alta calidad que ofrece Renfe en la alta velocidad”.

También ha recordado el impulso dado en los últimos meses a algunas grandes infraestructuras de gran relevancia como el Coarredor Mediterráneo, el AVE a Galicia o Asturias, así como la renovación del material de RENFE por más de 3.000 millones de euros, “que permitirá retirar trenes con casi medio siglo de antigüedad y hacer posibles nuevos servicios, como el que hoy presentamos”.

El titular de Fomento aseveró que “esperamos seguir aumentando la inversión en la red ferroviaria porque esto es esencial para que podamos mejorar los servicios de cercanías, los corredores de mercancías y la modernización de las conexiones más deficientes”.

El ministro aseguró que el Grupo Fomento afronta el reto de la digitalización y de la innovación tecnológica, porque “para la movilidad del futuro, vamos a trabajar más con datos y algoritmos que con hormigón”. “El ferrocarril será un aliado en la lucha contra el cambio climático”, ha afirmado Ábalos, en relación con la celebración de la Cumbre del Clima, COP 25, estos días en España.

Renfe explotará el AVLO con independencia del servicio AVE que presta desde que en 1992 se inauguró la primera línea de este tipo en España, que se mantendrá con los mismos servicios y prestaciones.

La compañía pública reestructuró hace unos meses su división de Renfe Viajeros con la constitución de una nueva área de negocio específica para el AVE low cost que dirigirá Félix Martín Merino. La compañía confía en que este nuevo servicio le genere el 20% de sus ingresos totales en un horizonte de diez años.

Iberia mantendrá su apuesta por el Puente Aéreo

El presidente de Iberia, Luis Gallego.
El presidente de Iberia, Luis Gallego. EFE

El presidente de Iberia, Luis Gallego, aseguró que hará todo lo que esté en sus manos para ser competitivo frente al nuevo modelo de AVE de bajo coste AVLO que anunció Renfe este miércoles. En particular, la aerolínea de IAG mantendrá la apuesta por el Puente Aéreo Madrid-Barcelona, reforzado con la adquisición de Air Europa. En ese trayecto, la cuota de mercado del AVE es del 66% frente al 33% del avión.

En su opinión, la alta velocidad sigue siendo rentable en distancias inferiores a 600 kilómetros pero en distancias superiores, como Madrid- Barcelona, el avión no tiene competidor. "Si tienes un buen producto la gente se mantiene fiel al puente aéreo", explicó Gallego asegurando que muchos clientes seguirán prefiriendo el puente aéreo "por comodidad".

Gallego volvió a exigir la llegada del AVE a la Terminal 4 de Madrid-Barajas, que aportaría “entre 300.000 y 400.000 pasajeros más al hub”, gracias a los pasajeros provenientes de vuelos de largo radio.

"Lo que tenemos que hacer es traer la alta velocidad a Barajas para competir con otros hubs europeos donde la alta velocidad ya llega directamente", explicó el presidente de la aerolínea asegurando que lo más importante es la experiencia del cliente que en Barajas no puede ser inferior a la de los viajeros en otros hubs europeos. "Porque entonces se irán a otros aeropuertos", advirtió, aunque Gallego precisó que el actual Gobierno en funciones se ha mostrado dispuesto a llevar el AVE a la T4 "pero hay que demostrarlo".

Compra de Air Europa

El ejecutivo desveló que, pese a que ya hace un mes que Iberia anunció que el acuerdo con Globalia la compra de Air Europa por 1.000 millones de euros, las compañías todavía no han enviado la documentación a las autoridades de Competencia europeas, que deben dar el visto bueno a la operación. Por el momento, solo están en fase de “conversaciones” con los funcionarios de Bruselas, según Gallego.

El directivo rechazó las acusaciones de que la unión con Air Europa provocaría una situación de dominio y podría suponer un problema de conectividad con las islas. “Si se produce la adquisición de Air Europa vamos a ser más competitivos, vamos a trasladar esta ventaja de mejores costes a los precios y estimular la demanda en estos mercados. Si Air Europa hubiera caído en manos de Air France entonces sí hubiéramos tenido un problema”, afirmó.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >