Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AVE

El AVE llega a Granada tras una década de obras

"Esta infraestructura será un acelerador histórico de la ciudad", asegura Sánchez, que viajó en el tren inaugural pero volvió en avión a Madrid

Pedro Sánchez, a su llegada a Granada en AVE, junto a otras autoridades. En vídeo, declaraciones de Sánchez tras el primer viaje en AVE a Granada.

El tren de Alta Velocidad ha llegado a Granada este martes casi 20 años después de las primeras noticias, tras una década de obras y tras cuatro años con la conexión ferroviaria convencional interrumpida o intermitente. Las rutas de AVE, que comienzan comercialmente mañana —los billetes se venden desde el pasado 3 de junio—, conectan la ciudad andaluza con Madrid y Barcelona e incluye la nueva línea de 122 kilómetros de longitud entre Antequera (Málaga) y la capital andaluza. El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha presidido el viaje inaugural del nuevo trayecto. La conexión AVE a Granada es la primera que se pone en marcha en España en casi año y medio, desde que en enero de 2018 se inaugurara el enlace entre Valencia y Castellón.

"Esta infraestructura será un auténtico acelador histórico de la ciudad y de la provincia", aseguró eufórico el presidente, Pedro Sánchez, en la inauguración. Sánchez hizo el viaje inaugural desde Madrid con el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, decenas de funcionarios y un grupo de periodistas a los que el dispositivo de La Moncloa alejó en todo momento del presidente para que no pudieran siquiera saludarlo y mucho menos preguntarle por la situación de la investidura. Sánchez fue en tren y reivindicó el valor ecológico de este tipo de transporte, pero se volvió a Madrid en avión, mucho más contaminante, para ganar tiempo y poder así reunirse con Pablo Iglesias antes de viajar a Japón para el G-20.

Sánchez reivindicó el valor turístico de esta provincia y la importancia de la obra, que acorta mucho el trayecto pero tampoco lo convierte en una auténtica alta velocidad como la de Barcelona, Sevilla o Málaga, porque hay varios tramos en los que el tren circula a menos de 50 kilómetros por hora. "Se puede construir una línea de alta velocidad pero la Alhambra, Sierra Nevada o Las Alpujarras se tienen o no se tienen", aseguró el jefe del Ejecutivo. El presidente andaluz, Juanma Moreno, del PP, agradeció a los granadinos la paciencia que han tenido con cuatro años sin tren realizando el último tramo en autobús.

La obra ha estado plagada de retrasos, problemas y denuncias de sobrecostes. En abril de 2015, el Ministerio de Fomento, entonces liderado por la ahora vicepresidenta del Congreso Ana Pastor, cortó la circulación del tren convencional para, supuestamente en unos pocos meses, adaptar el trazado convencional a la alta velocidad.

Desde aquel corte de vía, los cambios en el recorrido, en el tipo de vía (convencional o doble vía de ancho convencional), etcétera, fueron convirtiendo esos pocos meses en los cuatro años, dos meses y veinte días de aislamiento ferroviario para la ciudad y de espera para la alta velocidad. Pasadas las 12.30 de este martes, el primer AVE con pasajeros -institucionales- ha llegado a la ciudad. A partir de mañana, lo harán viajeros de pago.

El AVE llega a Granada tras una década de obras

Gerardo Cuerva, presidente de los empresarios de Granada y a bordo de este primer AVE, comenta durante el trayecto que “lo importante es mirar hacia adelante". "Hemos tenido una puerta cerrada durante mucho tiempo y ahora que la hemos abierto, estamos seguros de que va a resultar en algo muy positivo. Sobre todo en el ámbito turístico, quizá no tanto para los usuarios de las empresas”, dice Cuerva. Y lo explica: “El empresario necesita más frecuencia. Tenemos tres diarias con Madrid frente a las 14 de Málaga o las 18 de Sevilla”. Además de más frecuencia, Cuerva señala que queda pendiente trabajar por recorridos “en menos tiempo y en más vertebración con el resto de Andalucía”.

El AVE conectará desde el miércoles, sin trasbordos, Granada con Madrid y Barcelona pero no con Málaga o Sevilla. En el primer caso, hay que bajarse en Antequera y cambiar de tren. Para ir a la capital de Andalucía, hay que cambiar de tren en Córdoba. José Ábalos, actual ministro de Fomento, ha anunciado que en unos meses se pondrán viajes directos.

Durante estos cuatro años largos de parón, el viaje ferroviario desde Granada comenzaba en realidad en un autobús hacia la parada de AVE de Antequera, a algo más de una hora de tránsito. En ocasiones, como este invierno cuando se cortó la vía férrea con Sevilla por inundaciones, el viaje en tren a la capital andaluza se hacía completamente en autobús.

Tres horas y 20 minutos de Madrid a Granada

El AVE permitirá realizar el trayecto en tren entre Madrid y Granada en un tiempo de viaje de entre tres horas y tres horas y veinte minutos. Supone recortar cerca de 50 minutos el formato actual de conexión Madrid-Granada, que hasta ahora se hacía una parte en tren y otra en autobús. En cuanto a la conexión entre Granada y Barcelona, la Alta Velocidad supondrá un viaje de unas seis horas y media de duración.

Sánchez ha tomado el tren este martes acompañado del ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos; del secretario de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Pedro Saura; de la presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera; del presidente de Renfe, Isaías Táboas, y del vicepresidente del Congreso de los Diputados y miembro de la ejecutiva federal del PSOE, el sevillano Alfonso Rodríguez Gómez de Celis. El convoy ha parado en Antequera. Allí se ha descubierto una placa conmemorativa de ese primer viaje y se ha montado el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno.

Renfe comienza a explotar el trayecto AVE con una oferta inicial de tres circulaciones diarias por sentido entre Madrid y Granada, y una entre la ciudad andaluza y Barcelona. El precio del billete por trayecto es de 80,3 euros en el caso de una plaza sin descuento en clase estándar en el tren entre Madrid y Granada. El del trayecto desde esta ciudad hasta Barcelona costará 118 euros. Para la inauguración, Renfe está vendiendo plazas en oferta, a partir de unos 35 euros por trayecto.

Obras pendientes

El nuevo trayecto de 122 kilómetros de AVE que se estrena el martes para conectar Granada con Antequera, donde ya se une a la actual red AVE de 3.100 kilómetros, la segunda mayor del mundo, ha supuesto la construcción de siete túneles, uno de ellos de 3,3 kilómetros de longitud, y de 31 viaductos, según Efe. Entre estos viaductos figura el segundo más largo de una línea de Alta Velocidad, por detrás del construido sobre la vega del río Guadalete en la línea Sevilla-Cádiz. Se trata del viaducto de Archidona, una infraestructura de 3,15 kilómetros de longitud.

El inicio de los viajes en AVE desde y hacia Granada no supone, en cualquier caso, el fin de las obras en la infraestructura. El proyecto original circunvalaba la ciudad de Loja, a algo más de media hora de la capital, pero ese trazado quedó relegado a favor de seguir usando el del siglo XIX, que incluye un túnel, lo que obliga a reducir mucho la velocidad. El Gobierno de Pedro Sánchez aceptó retomar el proyecto original y ya ha puesto en marcha los trabajos necesarios para construir la variante de Loja. El 8 de junio se publicó en el BOE la licitación de las obras de ejecución de esta variante con una inversión total de 18 millones de euros. Serán 22 kilómetros que deberán estar listos en 22 meses. Con ello, la línea quedará completa.

Queda un último capítulo: la llegada a Granada. Las vías del tren dividen sin misericordia algunas partes de la ciudad y hay un fuerte movimiento para que la entrada sea soterrada. Pero eso aún está en estudio y no está garantizado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >