Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Albella (CNMV) dice que el tuit de Botín sobre Dia fue inapropiado, pero no merece sanción

La Comisión de Valores estudio un código con criterios de comunicación de los ejecutivos en las redes sociales

Sebastián Albella, presidente de la CNMV, en un curso de economia en Santander.
Sebastián Albella, presidente de la CNMV, en un curso de economia en Santander.

El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella, ha reconocido que el tuit de la presidenta del Santander, Ana Botín, confirmando el acuerdo entre el banco y LetterOne para evitar la quiebra de Dia antes de que se conociera y sin que hubiera cerrado el mercado "no fue apropiado y es algo desordenado", pero que no merece sanción.

El pasado 20 de mayo la CNMV se publicó este tuit y, semanas después, el organismo decidió no imponer ninguna por falta de base suficiente para ello y por su mínimo impacto en el mercado "si es que lo tuvo", ha afirmado este viernes Albella, durante la clausura del seminario 'Las finanzas sostenibles y su importancia en el futuro de la economía', organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y la APIE y patrocinado por el BBVA. La Comisión recibió alegaciones del Santander y después tomó su decisión.

No obstante, el hecho ha provocado que la CNMV se plantee realizar un "análisis detallado sobre las intervenciones de los directivos" en las redes sociales, con "un debate interno muy rico" en el que debatieron sobre la falta de normativa enfocada a estas cuestiones. 

"Vimos que el mensaje de Twitter tuvo una difusión asimétrica, ya que tiene más de 30.000 seguidores, entre los que están los principales medios de comunicación, aunque su impacto en el mercado fue limitado, si es que lo tuvo. Hay que elaborar criterios claros, como también lo está haciendo el supervisor de Estados Unidos, la SEC, y trabajar en criterios para las entidades" y recordó que no había base para las sanción, "aunque fue una conducta desordenada y no apropiada".

LetterOne, la firma de inversión del ruso Mikhail Fridman propietaria del 69,76% de Dia tras la OPA, y la entidad presidida por Ana Botín se encontraban inmersos en las negociaciones para lograr un acuerdo de los 17 bancos acreedores de la compañía, que representan el 77,5% de la financiación sindicada, con el fin de restaurar el equilibrio patrimonial y evitar la quiebra de la cadena de supermercados.

Ambas partes apuraron 'in extremis' el plazo para salvar a la cadena de supermercados y evitar que el consejo de administración de Dia tuviera que solicitar el preconcurso de acreedores y acogerse al artículo 5 bis de la actual Ley Concursal con el fin de pactar un acuerdo de reestructuración de su deuda.

Dramática situación de Dia

El presidente de la CNMV ha calificado de "dramática" la situación que ha vivido Dia en los últimos meses, viendo reducirse en ocho o nueve veces su capitalización.

"Es un drama pensando en los pequeños inversores", ha lamentado Albella, quien ha detallado que el organismo ha supervisado "con gran meticulosidad e interés" la operativa sobre el valor --incluyendo los cortos-- y la información financiera.

Asimismo, ha asegurado haber seguido con "extraordinario rigor" todo el proceso de OPA y haber adoptado las decisiones que en todo momento consideró adecuadas. "Tengo la conciencia muy tranquila, es uno de esos casos en que estar encima y seguir todo con mucho cuidado ha tenido especial sentido y espero que todo evolucione lo mejor posible", ha indicado Albella.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >