Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los autónomos declaran al fisco que aún ganan menos que antes de la crisis

Los empresarios y profesionales que tributan en el régimen de módulos solo pagan el 7,27% de sus rentas a Hacienda

Un carpintero realiza sus tareas profesionales en un taller.
Un carpintero realiza sus tareas profesionales en un taller. Getty

Los autónomos declaran a Hacienda que aún no se han recuperado de la crisis. Los emprendedores que tributan por el régimen de estimación objetiva, como se conoce oficialmente al régimen simplificado de módulos, declararon una renta media anual de 10.073 euros durante 2016, casi 1.500 euros menos de lo que ganaban antes de la crisis financiera, según los últimos datos difundidos por la Agencia Tributaria. La mayoría de estos pequeños empresarios, casi ocho de cada diez, se declaran mileuristas y tributan de media un 7,27%, frente al 15,33% de los trabajadores asalariados o el 20% del resto de emprendedores.

Las estadísticas de la Agencia Tributaria permiten trazar un perfil más o menos realista de la realidad económica del país. Una de las recientes remesas de datos de Hacienda, sobre los Rendimientos de Actividades Económicas del IRPF de 2016, sirven para ilustrar como la mayoría de los 2,1 millones de profesionales y autónomos del país se declaran mileuristas, pese a que la economía avanza a todo trapo y las empresas cada vez ganan más. Lorenzo Amor, presidente de la patronal ATA, precisa que en las cifras difundidas por Hacienda no se incluyen las cotizaciones a la Seguridad Social, unos 3.300 euros al año.

Aún así, los ingresos netos declarados por estos emprendedores son muy inferiores a los que confiesan los asalariados al fisco. Los 16,2 millones de trabajadores por cuenta ajena que presentaron la declaración del IRPF en 2016 confesaron al fisco percibir unos ingresos medios de 20.558 euros, 2.158 euros más que en 2007. La diferencia entre las rentas declaradas por los autónomos que se acogen al régimen de módulos y los asalariados (10.484 euros) es la mayor desde, al menos, 2007, cuando la crisis financiera comenzó a mostrar sus colmillos.

Notarios y registradores, los que más tributan

Escarbando en las fuentes tributarias se vislumbra que los notarios y registradores son los profesionales que más tributan por el IRPF en España, casi un 40% de sus rentas netas. Los auditores de cuentas y los entrenadores y jugadores de fútbol completan el podio de los profesionales que más pagan al fisco en su declaración de la renta.

En el extremo opuesto, sobresalen los autónomos que tributan en el régimen de módulos, conocidos como moduleros. A diferencia de los anteriores que pagan por estimación directa —el fisco les aplica un gravamen en función de sus ingresos reales—, los autónomos que tributan el IRPF por estimación objetiva o módulos pagan al fisco en función de unos coeficientes relacionados con los metros cuadrados de su local, el número de empleados o el consumo eléctrico, entre otros indicadores. La estadística de Hacienda dice que apenas pagan un 7,27% de sus ingresos.

Los autónomos declaran al fisco que aún ganan menos que antes de la crisis

Entre todos ellos, destacan los empresarios de transporte de viajeros (taxistas) y mercancías por carretera, que solo tributan un 2%. Aún menos contribuyen los emprendedores del sector de servicios prestados a las empresas —gestorías, las pequeñas empresas de seguridad...— que únicamente pagan al fisco el 1,82% de sus rentas. Aunque la explicación podría ser que al generar pocos ingresos pagan pocos impuestos, estos autónomos son uno de los colectivos que carga con el sambenito de cometer más fraude fiscal.

Limitar el régimen de módulos

Son frecuentes los casos en los que algunos de estos profesionales de sectores concretos preguntan "¿Sin factura o con factura?". "Estos contribuyentes tienen más opciones que los asalariados para rebajar de forma legal su factura fiscal, pero también es conocido que en este colectivo hay algunas bolsas de fraude", reconoce Leandro Sequeiros, experto fiscalista y socio de Lean Abogados. "Mientras que toda la información fiscal de un asalariado está en su nómina, un autónomo puede obtener rentas de las que Hacienda no tiene conocimiento si no las declara él mismo", agrega. Es decir, pueden no declarar al fisco todos sus ingresos.

Los autónomos declaran al fisco que aún ganan menos que antes de la crisis

Lorenzo Amor trata de desmontar este mito. "Trabajamos con la Agencia Tributaria para hacer un análisis exhaustivo del sistema de módulos", asegura. "Si un autónomo de módulos paga menos no es achacable a él, sino a los módulos que fija Hacienda", apunta. El régimen fiscal de módulos fue concebido para facilitar a los pequeños empresarios la confección de la declaración del IRPF, pero ha quedado caduco, según coinciden la mayoría de especialistas. También coinciden en su anacronismo los académicos que elaboraron 2014, por encargo del anterior Gobierno del PP, una propuesta para reformar el sistema tributario español, uno de los trabajos más ambiciosos sobre el asunto.

La reforma fiscal que aprobó Mariano Rajoy a raíz de ese trabajo proponía restringir ese régimen de módulos. Pero desde entonces se ha ido prorrogando la entrada en vigor de las condiciones más restrictivas para acogerse a él. Incluso el Ejecutivo de Pedro Sánchez pospuso el endurecimiento del sistema. No obstante, Hacienda pretende limitar al máximo este régimen fiscal. Algunos inspectores de Hacienda acusan a los moduleros de emitir facturas falsas para que otros empresarios puedan deducirse el gasto.

Lorenzo Amor, presidente de la patronal de autónomos ATA, explica que, tras conversar con los actuales responsables de Hacienda, la idea es ir restringiendo poco a poco el uso de este particular régimen fiscal. "Los límites se irán reduciendo en los próximos tres o cuatro años para dejarlo solo a los pequeños empresarios con relación directa con el público". En cualquier caso, los empresarios que se acogían a este sistema se han recortado a la mitad desde el inicio de la crisis.

En la prolija estadística de Hacienda hay 6.805 asalariados que declaran rentas superiores a 600.000 euros. Entre los emprendedores del régimen de estimación directa hay unos 2.475 contribuyentes que aseguran ganar más de esa cantidad. Y entre los moduleros, solo 22 emprendedores o profesionales registran esas rentas en su declaración de la renta.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >