Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El modelo insostenible

Endeudarte con el exterior para invertir en inteligencia artificial o en autoconsumo fotovoltaico, es arriesgado, pero tiene sentido. Hacerlo para consumo e inversión en vivienda es suicida

Un trabajador coloca mesas de una terraza.
Un trabajador coloca mesas de una terraza. EFE

En el pasado trimestre, la Unión Europea, donde España concentra dos tercios de sus exportaciones, continuó estancada y el precio del petróleo pasó de 50 dólares por barril a finales de 2018 a 70 dólares en marzo. Además, se aplicó la mayor subida del salario mínimo de la historia, 20%, descontada la inflación. Como explican los manuales de economía, supone una variación a lo largo de la curva de demanda y tiene un impacto negativo sobre la creación de empleo.

A pesar de todo el viento en contra, las afiliaciones a la Seguridad Social ya anticipaban que la creación de empleo se mantenía próxima al 3% en España, y la Encuesta de Población Activa (EPA) ayer lo confirmó. Eliminando el efecto estacional, el empleo se ha desacelerado en el primer trimestre pero sigue próximo al 3% en términos anualizados. El PP ha vuelto a anunciar el apocalipsis por la llegada de la izquierda, pero realmente eran las trompetas de las murallas de Jericó.

Escribo estas líneas desde el AVE pasando por Seseña y la sensación es que ya lo había vivido. El PP ha gobernado España 15 de los últimos 23 años, 8 de ellos con mayoría absoluta. Y, al igual que en 2004, dejan una economía donde el motor de crecimiento es la construcción, con crecimiento del empleo del 11% y uno de cada cuatro empleos creados. Y con la productividad estancada. Un modelo insostenible a medio plazo que acabó en una depresión económica en 2008. Y de nuevo el PP culpa a la izquierda de su modelo tóxico y la izquierda acomplejada asume como suyo el modelo burbuja y el España va bien.

Pero España no va bien. Dentro de una unión monetaria no hay capacidad de devaluar los salarios con el tipo de cambio. Si los salarios suben por encima de la productividad, es equivalente a una apreciación del tipo de cambio que provoca un efecto riqueza artificial de las familias que les lleva a aumentar su consumo y su endeudamiento. De nuevo se va el PP y la tasa de ahorro de las familias españolas está en mínimos históricos.

Sin crecimiento de las exportaciones, el aumento del consumo y la inversión interna llevan a un déficit exterior y a aumentar la deuda exterior. España sigue siendo, como en 2007, uno de los países del mundo con mayor deuda exterior. Endeudarte con el exterior para invertir en inteligencia artificial o en autoconsumo fotovoltaico, que van a generar altos retornos en el futuro, es arriesgado, pero tiene sentido. Aumentar tu sobreendeudamiento externo para consumo e inversión en vivienda es suicida.

De nuevo, el Banco Central Europeo (BCE) hace la política monetaria que necesita Alemania y favorece el modelo burbuja del PP. El PIB nominal crece en España próximo al 5% y el bono a 10 años está al 1%. La política monetaria vuelve a ser ultraexpansiva para España igual que cuando se construía Seseña. Es cierto que ahora solo hay burbuja de precios sin boom de construcción, ni de crédito. Pero el modelo es insostenible y con amenaza de tormentas financieras en el exterior. Veremos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >