Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AEB

La AEB responde a Podemos: “Pagamos muchos impuestos y estamos contentos de hacerlo”

José María Roldán, presidente de la AEB, afirma que las entidades de su patronal no han recibido ayudas públicas

José María Roldán, durante la presentación de resultados de 2018.
José María Roldán, durante la presentación de resultados de 2018. EFE

La banca ha salido a la palestra en la campaña electoral, después de que Pablo Iglesias, líder de Unidas Podemos dijera que "es una vergüenza que los bancos no paguen impuestos de sociedades”. A tres días de las elecciones generales, el tema era obligado en la presentación de resultados del sector, celebrada este jueves.

El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, a preguntas de los medios, afirmó que "la banca es el segundo sector que más impuestos paga; pagamos muchos impuestos y estamos contentos de hacerlo". Posteriormente lo cifró en una tasa del 24% sobre su base imponible. El presidente de la AEB criticó que se calcule el importe pagado en impuestos tomando como base los resultados consolidados y se compare con lo que se paga en España, ya que en estos datos se están incluyendo ganancias ya gravadas en países extranjeros. "Los bancos pagan impuestos en cada país en el que ejercer su actividad", insistió.

El otro argumento electoral de Unidas Podemos que afecta al sector ("los bancos deben devolver los 60.000 millones de dinero público que han recibido"), también fue rebatido por Roldán. "Los bancos de la AEB", es decir, excluyendo los que provienen de las cajas de ahorros, que están en la CECA, "no han recibido ni un euro de ayudas y además han aportado 20.000 millones al Fondo de Garantía de Depósitos para sanear otras entidades con problemas". 

Sin embargo, durante la crisis, bancos como el BBVA o el Sabadell, adquirieron por un euro antiguas cajas en quiebra como Unnim, Catalunya Banc o la CAM, que los contribuyentes -y el sector financiero- rescataron aportando miles de millones de euros. Roldán considera que no se deben atribuir estas ayudas a los bancos que realizaron estas compras, sino a esas entidades con problemas.

Otro partido diferente, el PP, pide acabar con el impuesto de actos jurídicos documentado en las hipotecas, que tras una sentencia del Supremo lo pagan los bancos. Sobre esta medida, el presidente de la AEB dijo que "se agradecen estas iniciativas", y a continuación reclamó certidumbre y estabilidad en la normativa hipotecaria "porque son contratos a 15 o 20 años".

Por otro lado, ha hecho un llamamiento a las fuerzas políticas para mantener la confianza de los inversores como prioridad, ya que sin ella considera que es "muy difícil" poder continuar con el comportamiento favorable que ha venido experimentado la economía española durante los últimos años.

Contra la exigencia de elevar el capital

Roldán que fue director general de Regulación del Banco de España durante toda la crisis financiera, arremetió con el Banco Central Europeo (BCE) por exigir un ratio de capital elevado, situado alrededor del 12%. En su opinión, estas exigencias contribuyen a elevar la desconfianza del
inversor sobre la salud de las entidades en lugar sofocarla. El banquero denunció que hay "una especie de subasta al alza" del umbral de capital exigido "que no entiendo. Lo que van a pensar los
inversores es: ¿qué están viendo que no vemos? Pueden temer que se repartan cada vez menos dividendos. Es muy descorazonador", indicó.

Esta es la razón por la que las cotizaciones bancarias de los bancos españoles y europeos son bajas comparadas con las de los estadounidenses, "y no solo los tipos de interés, como se suele decir", añadió. Dio por hecho que los tipos de interés no subirán en un futuro cercano y les atribuyó "la generación de burbujas financieras y de la economía real, como estamos viendo".

El presidente de la banca salió al paso de la nota del Banco de España distribuida el miércoles pasado en la que decía que se había obligado a rectificar los anuncios de 160 bancos. "La inmensa mayoría de las entidades afectadas por esa medida no son bancos sino pequeñas entidades que dan préstamos y se someten al control del Banco de España", aclaró. Sobre el problema de reputación, dijo que creía que era una cuestión "de imagen, que debemos atajar con medidas estructurales cuyo efecto será a medio y largo plazo. Debemos ver qué se ha hecho en otros países y aplicarlo".

La baja rentabilidad

Por otro lado, negó que el sector se aprovechara de una excesiva concentración. "La prueba es que la rentabilidad está todavía por debajo del coste de capital y cuando hay concentración de actores, las empresas son muy rentables", recordó.  Pese a todo, Roldán destacó que con bajos tipos, los bancos socios de la AEB elevaron en 2018 su rentabilidad sobre recursos propios (ROE) al 7,4%, frente al 6,2% del 2017 y el 4,1% existente dos años atrás.

Los bancos españoles obtuvieron un beneficio atribuido de 14.846 millones de euros el pasado año, cuantía que supone un aumento del 23% interanual gracias, de manera especial, a la contención de los gastos y menores provisiones.

Para la AEB, una buena noticia es que la banca ya está pasando página del ladrillo. "En España eso ha dejado de ser un problema", relató tras las fuertes ventas de carteras efectuadas por las entidades durante el ejercicio 2018. Como indicio dijo que el índice de morosidad bajó el año pasado del 4,6 al 4,1%, a menor ritmo, síntoma de que "estamos al final de reducción", si bien consideró factible que a medio plazo aún disminuya hacia "el entorno del 2%".

Al haber hecho el grueso de esa limpieza, la partida de provisiones irá a menos después de que el pasado ejercicio ya consumiese apenas un 21% del margen bruto, cuando en el ejercicio 2010 devoraba más del 30% de la partida.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información