Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trump acusa a Facebook de alentar la discriminación en la vivienda

La red social permite a los anunciantes en su plataforma excluir de la publicidad a personas por su raza, religión o discapacidad

Siluetas de usuarios de móvil frente al logo de Facebook
Siluetas de usuarios de móvil frente al logo de Facebook REUTERS

Los problemas se acumulan para Facebook. El último ataque contra su modelo de negocio llega de la administración de Donald Trump, que acusa a la red social de haber “alentado" y "causado” una discriminación en el mercado de la vivienda a través de su plataforma de publicidad. La compañía permitió que se excluyera de los anuncios a personas por su raza, religión, sexo o discapacidad. También se investigan las prácticas de Google y Twitter.

El Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano considera que con sus prácticas se violaron las disposiciones de la Fair Housing Act. En este sentido, explica que Facebook permitió a los anunciantes limitar cómo se puede ver la publicidad sobre hipotecas, apartamentos y otros servicios inmobiliarios gracias criterios muy específicos. Así, afirma, se "trazaron líneas rojos de exclusión".

“Facebook está discriminando a la gente por quienes son y por donde vive”, afirma el secretario de Vivienda, Ben Carson, “usar un ordenador para limitar a una persona la elección de una vivienda es tan discriminatorio como darle un portazo en la cara”. La acción tiene origen en una investigación de ProPublica, que reveló la política de la red social hace tres años. Fair Housing Act prohíbe expresamente la discriminación.

Facebook había evitado su responsabilidad hasta ahora. El éxito de su modelo publicitario se basa, precisamente, en que los anunciantes pueden ser muy selectivos al de decidir a quién dirigen las ofertas. La red social se limitó a responder a las denuncias de las organizaciones de derechos civiles que había medidas de “salvaguardia” y atribuyó la discriminación a un problema técnico.

La agencia de la Vivienda no lo entiende así. Facebook ya informó días atrás que va a modificar la gestión de la plataforma publicitaria, tras un acuerdo amistoso con organizaciones como la ACLU. “Hay una larga tradición de discriminación en el área de la vivienda, el empleo y el crédito”, admitía Sheryl Sandberg, “este comportamiento tóxico no debe perpetuarse”.

Entre las medidas que se anunciaron para corregir el problema, se va a prohibir que los anuncios excluyan sistemáticamente a grupos minoritarios específicos. Sandberg insiste en que “la tolerancia está en el corazón de los valores de Facebook” y por eso considera que la publicidad en el ámbito de la vivienda “nunca debe ser utilizada” para marginar a las personas desfavorecidas.

El Departamento de Vivienda empezó a investigar también las prácticas de Google y Twitter. La agencia advierte que la nuevas tecnologías no se pueden servir de excusa para violar reglas que son muy claras desde hace medio siglo. “Simplemente porque el proceso de distribuir los anuncios sea opaco y complejo no significa que excluya a Facebook de la ley”, concluye.

Trump ya acusó en el pasado verano a las tres compañías de Internet de discriminar en sus plataformas las opiniones de simpatizantes y políticos republicanos. En este sentido, dijo que la Casa Blanca iba a investigar si Google estaba censurando o manipulando el contenido de medios conservadores en los resultados de las búsquedas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información