Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guerra de comunicados en Dia: Letterone acusa al consejo de engañar a los accionistas

El fondo del magnate ruso Mijail Fridman emite una nueva nota en la que responde a las críticas vertidas por el consejo contra sus planes

Supermercados Dia
Un cliente en el área de frutería de un supermercado Dia en Madrid.

Letterone, el máximo accionista de la cadena de supermercados Dia, y el consejo de administración de la empresa, dirigido por Borja de la Cierva, siguen inmersos en una guerra de comunicados que nadie parece dispuesto a detener. El fondo del magnate ruso Mijail Fridman ha emitido este martes un nuevo comunicado en el que califica de "engañosa" la información difundida por el consejo el fin de semana, en la que la cúpula de la empresa cargaba contra los planes del magnate, que pueden, afirmaba, acabar con la empresa en liquidación.

La lucha por el control de Dia se está dirimiendo, día sí y día también, en comunicados cruzados en los que consejo y máximo accionista critican los planes del rival. Una guerra de nervios con una junta de accionistas en el horizonte inmediato, el 20 de marzo, y con el objetivo de convencer a los titulares no solo de las bondades de los planes propios sino de las maldades del contrario. Y todo en una empresa que perdió 352 millones de euros en año pasado y que está en causa de disolución por tener patrimonio neto negativo.

El último capítulo ha llegado este martes con una nota en la que Letterone devuelve el golpe propinado por el consejo el pasado viernes, completado con una presentación el domingo. Entonces, el consejo emitió un hecho relevante en el que denunciaba que el plan de Fridman para reflotar la empresa podía acabar en la liquidación de la empresa, puesto que incluye una ampliación de capital de 500 millones y un acuerdo con los bancos acreedores supeditados a una opa que puede o no triunfar y que, además, tiene unos plazos inciertos. La respuesta de Letterone es que esta información es "engañosa".

"Toma nota", dice el fondo de Fridman, "de la presentación Análisis del Plan de Recapitalización de LetterOne publicada por el Consejo de Administración de DIA" este domingo, y critica que "trata de plantear dudas sobre la viabilidad del plan de rescate integral" de Letterone. Sin embargo, no comienza defendiendo sus propuestas, sino destacando las "importantes incógnitas respecto de la viabilidad" de las ajenas. Afirma, en primer lugar, que el consejo "no ha proporcionado información" sobre cómo realizaría la ampliación de capital de 600 millones —frente a la de 500 del fondo— y pone en duda su acuerdo de aseguramiento con Morgan Stanley, sobre el que ayer exigió detalles. Sin conocer ese acuerdo, dice Letterone que es "engañoso" que el consejo asegure que su propuesta goza de "ausencia de condicionalidad" y por tanto, supone "una elevada incertidumbre" para los accionistas.

También denuncia la amenaza del consejo de solicitar la disolución de la sociedad o la insolvencia de Dia si los accionistas se decantan por los planes de Letterone, incluidos en el orden del día de la junta de accionistas que se celebra el próximo día 20.

Después, ya sí, defiende su "plan de rescate integral", basado en una ampliación de capital asegurada con fondos propios y condicionada a una opa a 0,67 euros por acción, condicionada a su vez a ser aceptada por al menos la mitad del 70% del capital que Letterone aún no tiene en sus manos, a recibir las autorizaciones de competencia y a que no se emita capital nuevo de Dia, es decir, que no salga la ampliación de capital propuesta por el consejo. Una vez lograda la opa, se implementaría la ampliación de capital, eso sí, sujeta a un acuerdo con los prestamistas al que aún no ha llegado. Sí dice estar en conversaciones con ellos y haberles presentado una oferta "constructiva, equilibrada y justa" que no incluye quitas, pero sí pide alargar plazos de vencimientos y nuevas líneas de liquidez.

Destaca también que su oferta es "más favorable" para los accionistas porque el precio que ofrece es mayor que el valor actual de las acciones —toma como referencia el precio del pasado 4 de febrero, el día antes de presentar la opa—. En cambio, dice, la ampliación del consejo implica para el accionista aportar fondos para no diluirse. Ya para terminar, denuncia que el plan del consejo no prevé cambios de gobierno corporativo, es decir, que seguirían en sus puestos los actuales consejeros, responsables, a su juicio, de la situación actual de la empresa. Letterone, que tuvo tres representantes en el consejo hasta finales de diciembre, quiere tomar el control del órgano de gobierno y relevar a buena parte de los consejeros. Aprecia "dificultades continuas de Gobierno corporativo y liderazgo en Dia".

Finalmente, que el reflote de Dia requerirá fondos adicionales que el consejo no dice de dónde sacará y que Letterone, en cambio, cuenta con esos fondos. Eso sí, advierte, que "una recuperación sostenible tardará, por lo menos, cuatro o cinco años en ocurrir". Letterone afirma que sus directivos aportarán durante todo ese tiempo "liderazgo y gestión".

La CNMV obliga a

La CNMV ha obligado al banco estadounidense Goldman Sachs a revelar que tiene en cartera un 4,38% de la cadena Dia. La entidad aseguró la semana pasada al supervisor que solo tenía un 0,1%, porque había vendido una parte del 5,7% que llegó a tener. Sin embargo, no era cierto. Tenía un 4,27% en su cartera de trading y no lo reveló, pese a superar el 3% que obliga a hacerlo, acogiéndose a una norma que permite no hacerlo cuando el titular de ese porcentaje sea un intermediario financiero y ejerzan los derechos sobre esas acciones por indicación de otros.

La CNMV entiende que Goldman Sachs es parte interesada en la lucha por el control de Dia, puesto que es el banco que asesora al fondo Letterone y el que el fondo ha citado como asegurador de su ampliación de capital. Por tanto, no le permite acogerse a esa excepción y le obliga a revelar el porcentaje de propiedad que tiene actualmente, que es del 4,38%. Un 4,27% está en su cartera de negociación (trading), repartida entre un 1,735% en acciones y un 2,544% en instrumentos financieros, según ha precisado la entidad.

Además, la CNMV ha pedido al banco neutralidad en el proceso de lucha por el control de la cadena, que celebra una junta de accionistas crucial el 20 de marzo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información