Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Banco de España analiza las escuchas al exconsejero Arenillas

El supervisor da este paso tras la carta enviada por el que fuera directivo de la institución al gobernador Pablo Hernández de Cos

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos.
El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. EFE

El Banco de España analiza las posibles implicaciones del BBVA en relación con los supuestos espionajes realizados por el comisario jubilado José Manuel Villarejo. El supervisor da este paso tras la carta enviada por Carlos Arenillas —exconsejero de la entidad y exvicepresidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)—, al gobernador de la institución, Pablo Hernández de Cos. El Banco de España se centrará en aclarar si las escuchas a Arenillas supusieron una transmisión de información relevante al banco.

Las escuchas se centraron en el intento de Sacyr de controlar el BBVA entre 2004 y 2005, aunque los pinchazos pudieron continuar. El Banco de España, entonces gobernado por Jaime Caruana (ahora consejero del BBVA), se opuso a la entrada de la constructora en el banco.

En la carta, Arenillas, tras informar de que presentará una querella contra Villarejo y el BBVA y sus responsables, le dice a Cos que “tiene interés en conocer cuál será la posición de la institución ante el procedimiento judicial que investiga estos hechos”. El exconsejero hace hincapié en que las escuchas a su teléfono “no solo habrían violentado” su intimidad personal, sino que también “se habría visto comprometida información confidencial” derivada de su cargo.

Reputación en juego

El Banco de España ya ha mostrado preocupación por el daño reputacional que podrían suponer las supuestas escuchas y pidió al BBVA que acelerara las investigaciones. No obstante, se ha remitido a las pesquisas que pudiera seguir el Mecanismo Único de Supervisión (MUS), dependiente del BCE. El vicepresidente de este organismo, Luis de Guindos, ha reclamado “rapidez” para evitar la pérdida de reputación.

Arenillas envió también una carta prácticamente gemela al presidente de la CNMV, Sebastián Albella, quien ha contestado que está dispuesto a colaborar con la justicia, además de reconocer que los hechos son “absolutamente reprobables”. Arenillas también fue sometido a seguimiento en su coche. Albella ha manifestado que controlará si este asunto ha repercutido en las cuentas del BBVA. El banco ha reconocido que pagó facturas a Villarejo por, al menos, 5,4 millones de euros mientras estaba presidido por Francisco González.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información