Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Apple paga 500 millones en atrasos fiscales en Francia

La multinacional estadounidense ha afirmado este martes que el pasado mes de diciembre abonó a la administración fiscal francesa tributos de los últimos 10 años

apple
Presentación del nuevo reloj inteligente Apple Watch en la tienda Colette de París (Francia).

La multinacional Apple llegó a un acuerdo con el fisco francés en diciembre por el que debe pagar 500 millones correspondientes a 10 años en impuestos pendientes a Francia, según ha informado este martes el semanario francés L’Express. El acuerdo refleja la estrategia de París ante los gigantes tecnológicos, que se asientan en países europeos con impuestos más bajos para escapar a los controles de otros donde la fiscalidad es más elevada. El ministerio francés de Economía y Finanzas ya ha logrado pactos similares con Amazon, al tiempo que multiplica los esfuerzos en la Unión Europea para adoptar una normativa común sobre las llamadas Gafam (antes Gafa: Google, Apple, Facebook, Amazon y Microsoft).

L’Express ha revelado que el acuerdo al que llegaron Apple y el Gobierno francés fue confidencial y se cerró tras meses de negociaciones que, según el semanario, llegaron a implicar al jefe de la compañía californiana, Tim Cook, y al presidente de la República, Emmanuel Macron. Se trataba, para Macron y su ministro de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, de resolver un problema que plantean los Gafam a países como Francia: el contraste entre una cifra de negocios enorme y la débil contribución a la hacienda francesa de empresas que tiene su residencia fiscal en países como Irlanda, donde el impuesto de sociedades es inferior al de Francia.

“Conocemos el papel importante que tienen los impuestos en la sociedad y pagamos nuestros impuestos en todos los países donde operamos, en plena conformidad con las leyes y prácticas en vigor a nivel local”, ha dicho Apple en un comunicado citado por la agencia France Presse. “Estamos orgullosos de la contribución de Apple a la economía francesa”, añade.

El Gobierno francés combina la presión a las Gafam (Google, Amazon, Facebook, Amazon y Microsoft) con acuerdos amistosos como el de Apple. La presión se desarrolla en el ámbito de la UE, donde, desde que Macron llegó al poder en 2017, apoya un acuerdo para evitar que las multinacionales tecnológicas escapen al fisco de los países donde operan. Ante las dificultades para alcanzar un acuerdo, Francia ha decidido aplicar un impuesto nacional a las Gafam, que debe reportar 500 millones de euros a las arcas públicas. En la crisis de los chalecos amarillos —las clases medias empobrecidas que protestan por la pérdida de poder adquisitivo y las tasas e impuestos excesivos—, la justicia fiscal es uno de los temas en discusión.

“Es imposible, insostenible, hacer pagar impuestos de una manera a las empresas manufactureras, y ver cómo se evaporan miles de millones de beneficios realizados por las Gafa en territorio europeo", se quejaba en 2018 Le Maire en una entrevista con EL PAÍS y otros medios europeos.

En paralelo a la presión, Macron intenta cortejar a estas multinacionales para que inviertan en Francia, que el presidente promueve como una “nación start-up” y “business-friendly”. Los acuerdos para saldar las deudas con el fisco, iniciados en el verano de 2017, se enmarcan en este contexto. En febrero de 2018, Amazon acordó con Francia el pago de 200 millones de euros. París también está en negociaciones con Google, según France Presse, pero la decisión de un tribunal frances, en 2017, de exonerar a esta empresa del pago de 1.100 millones de euros atrasados complica el acuerdo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información