Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Torres (BBVA), sobre el papel del expresidente del banco en el escándalo de Villarejo: “Creo a González”

El presidente del banco asegura que su antecesor es su "guía y referente", pero advierte que actuará "con absoluto rigor y diligencia" en la resolución de este caso

Carlos Torres, presidente del BBVA. En vídeo, sus declaraciones sobre el escándalo de Villarejo. En vídeo, mensaje contundente del BBVA sobre el escándalo de las supuestas escuchas.

El presidente del BBVA, Carlos Torres, ha soportado una dura presentación de resultados sobre el ejercicio 2018 con casi hora y media de preguntas sobre el escándalo de las supuestas escuchas realizadas por el excomisario Villarejo para el banco. Torres insistió, una vez más, que "hasta ahora" no han encontrado ninguna irregularidad que les relacione con las supuestas escuchas. "Vamos a levantar todas las piedras y dar luz a este asunto", apuntó.

Torres admitió que había hablado con Francisco González (FG), presidente del BBVA hasta diciembre pasado y hoy presidente de honor, sobre este asunto. "Me dijo que tenía la conciencia tranquila y que no sabía nada de las irregularidades que se han publicado". Posteriormente, preguntado Torres por si creía la versión de González, ha declarado que sí.  "Es una persona de principios y siempre se ha guiado por ellos, han sido su norte y yo le creo. Es mi guía y mi referente", añadió, para concluir: "Siempre ha puesto el interés del BBVA por encima de cualquier otro. Creo que González hubiera hecho lo mismo que yo en este caso".

Tras estas declaraciones, Torres no quiso responder otras preguntas concretas, que admitió que conocía, “para no interferir en la investigación”. Las cuestiones hacían referencia a qué servicios hizo Cenyt para cobrar más de cinco millones, si Torres, como consejero delegado desde 2015, supo algo de los pagos a Villarejo, si el responsable de seguridad podía disponer de grandes cantidades sin control o si todas las facturas fueron visadas internamente.

En los audios grabados, se escucha al responsable de Seguridad del BBVA, Julio Corrochano, pedirle a Villarejo informaciones de interés sobre personas que participaron desde Sacyr en el intento de asalto al BBVA. Corrochano dice que “el presidente” le pide datos. Con la argumentación de Torres, parece que se inclina porque la actuación de Corrochano fue iniciativa propia, sin permiso de FG, una teoría difícil de encajar.

Hasta ahora, el BBVA ha admitido haber realizado pagos superiores a los cinco millones de euros a Cenyt durante 14 años, aunque ha afirmado que todo se hizo de manera legal, bajo la presidencia de Francisco González, cuando el propio Carlos Torres era consejero delegado. Torres fue nombrado en 2015 consejero delegado y la relación con Cenyt se mantuvo hasta, al menos, 2017. 

A lo largo de toda la comparecencia ante los medios. Torres no realizó ninguna crítica a FG, sino todo lo contrario. "La herencia de González no puede ser mejor porque somos uno de los bancos mejor preparados para la transformación; es un gran líder, tíntegro, exigente hasta el punto de que es difícil trabajar con él, es un ejemplo para nosotros y un visionario", afirmó, demostrando el gran vínculo que existe entre los dos directivos.

"Mis opiniones no influirán en la investigación"

No obstante, a renglón seguido, Torres aclaró que estas son sus opiniones personales "que no influirán en la investigación, que será exhaustiva y con tolerancia cero a cualquier incumplimiento". Incluso apuntó que si se demuestran las irregularidades, González debería devolver parte de lo cobrado y se le limitarían los ingresos futuros, "como indica la normativa del BCE y afecta a todos los que trabajamos en el BBVA".

Aclaró que desde principios de enero, cuando se publicaron los posibles pinchazos telefónicos al Gobierno, empresarios y periodistas, el banco cambió la estrategia de investigación "porque eso fue un parteaguas, era un caso distinto", dijo. "Garrigues, que nos estaba ayudando, pasó a dirigir el grupo, sin personal del banco, junto con la auditora PwC y el bufete Uría. Tienen acceso a todos los documentos y todas las personas del banco. No es cierto, como se está diciendo que lo hace el departamento de auditoría interna y la asesoría jurídica".

El primer ejecutivo advirtió que se tardarán "entre dos meses más y menos que un año porque están cotejando millones de documentos, correos electrónicos, ... además, de esta investigación pueden salir otras adicionales, lo que alargaría el proceso", advirtió. Más adelante aclaró que tienen que cotejar millones de documentos porque se analizan "todos los correos o documentos de las personas seleccionadas, no porque hay millones de documentos sobre Cenyt".

Preguntado sobre por qué no pedía a FG su abandono, aunque fuera temporal, para no seguir dañando la reputación del banco a la espera de que concluya la investigación, el presidente dijo que eso supondría presuponer su culpabilidad. "No vamos a tomar ninguna medida hasta que termine la investigación", dijo para añadir que algunos de los datos que se estaban publicando eran falsos.

En relación con los temas falsos, no dijo nada más allá de dos o tres detalles marginales en este escándalo. Sí especificó que algunos medios están dando por buenas algunas afirmaciones "que solo son conjeturas y van muy lejos". Recordó que el banco no descarta defenderse más adelante si se demuestran que algunas afirmaciones son falsas y les han perjudicado.

Por último, admitió que la judicialización del caso, que está en manos de la Audiencia Nacional y Anticorrupción, podría ampliar la investigación y prolongarla en el tiempo. No quiso aclarar si ya les han pedido información, pero sí dijo que por ahora no les han puesto ninguna demanda. Además, recordó que, hasta el momento, no ha habido ninguna repercusión en Bolsa, ("ha subido un 8% desde que salió la noticia"), ni se sienten cuestionados por los grandes inversores. Y concluyó: "El BBVA ha sido, es y será un banco honesto".

Torres ha realizado estas declaraciones en un vídeo distribuido por la entidad con motivo de la presentación de sus resultados de 2018. BBVA obtuvo un beneficio neto de 5.324 millones de euros en 2018, un 51,3 % más que un año antes, gracias a las plusvalías por la venta de su negocio en Chile (663 millones de euros) y a pesar de la caída de los resultados de su banco en Turquía, cuyo beneficio ha disminuido un 31%. Esta cifra de beneficios supone regresar al nivel de 2007, antes de la crisis, y son los segundos mejores de la historia del BBVA.

Por geografías, México aporta el 41% del resultado, con 2.384 millones (sube un 9%), mientras que España supone el 25%, con 1.522 millones (un 10,8% más), Estados Unidos el 12,6%, con 735 millones (un 51% más), América del Sur el 10,2%, 591 millones (un 31% menos) y Turquía el 9,8%, 569 millones, (un 31% menos). La crisis de Argentina ha supuesto unas pérdidas de 266 millones en la filial del BBVA en ese país.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información