Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda avisará sobre las cuentas en el extranjero en la campaña de la Renta de 2018

La Agencia Tributaria también alertará sobre los alquileres turísticos

Jesús Gascón, director de la Agencia Tributaria.
Jesús Gascón, director de la Agencia Tributaria.

La Agencia Tributaria lanzará avisos cuando los contribuyentes que tengan cuentas en el extranjero hagan la declaración de la renta de 2018, cuya campaña comenzará a principios de abril. El director general de la Agencia Tributaria, Jesús Gascón, precisó ayer que la Administración también enviará advertencias a los contribuyentes con pisos en plataformas de arrendamientos turísticos. El objetivo, dijo Gascón, durante su intervención en una jornada sobre fiscalidad empresarial, organizada por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) y PwC, es fomentar el cumplimiento tributario voluntario.

Gascón ha explicado que gracias a los acuerdos de intercambio de información, la Agencia Tributaria está recibiendo miles de archivos con cuentas de españoles en el extranjero. "Todavía estamos tratando los datos", dijo el director de la Agencia Tributaria, que se mostró prudente sobre el gran volumen de información que está recopilando la Administración. "Tenemos cerca de un millón y medio de expedientes proporcionados por los bancos", apostilló.

Mucha de esta información ya estaba controlada por el fisco gracias a la declaración de bienes en el extranjero, el popular modelo 720, que obliga a los ciudadanos a declarar los bienes y derechos que tengan en otros países siempre que superen los 50.000 euros. Pero Hacienda también está recibiendo mucha información que no tenía controlada. "Creemos que podemos avisar al contribuyente de que tiene cuentas abiertas en otros países. Por ejemplo, que tiene cosas en Portugal". Y prosiguió: "De esta forma preferimos transparentar esta situación para que el contribuyente sepa que tenemos una información relevante y que le puede venir bien para declarar".

Sin consecuencias sancionadoras

Sobre estos casos, Gascón se mostró cauto y dijo que si el contribuyente lo termina declarando voluntariamente "en principio no tendría por qué tener consecuencias sancionadoras".

Gascón comenzó su intervención enfatizando el desafío de la Agencia Tributaria para adaptarse a un entorno cambiante. "Nuestro objetivo estratégico es que el comportamiento tributario mejore", dijo. Y apostilló: "Que la tasa de crecimiento de los ingresos fiscales sea mayor que el PIB nominal o la demanda interna. Eso quiere decir que la elasticidad de los impuestos aumenta y que los contribuyentes cumplen cada vez mejor".

En ese punto, Gascón avanzó que la Administración tributaria trabaja en nuevas herramientas informáticas "como los asistentes virtuales". El director de la Agencia Tributaria explicó que, por ejemplo, sería bueno contar con un asistente que fuera ayudando al contribuyente para darse de alto en el censo de actividades económicas. Y que a través de una serie de preguntas fuera guiando al ciudadano a completar correctamente los formularios de una forma más sencilla. "Queremos extender los asistentes virtuales a otro ámbitos", dijo.

El SII no se ampliará de forma obligatoria

Respecto al Sistema Inmediato de Información (SII), la herramienta informática por la cual las grandes empresas presentan sus facturas en tiempo real ante la Agencia Tributaria, Gascón explicó que "de momento" no está en sus planes extender el SII a nuevos contribuyentes. Pero, dijo, sí pensamos en lanzar avisos y recomendaciones a otros contribuyentes para qué puedan ver las ventajas que tendrían adherirse a este sistema.

El tercer punto del discurso del director de la Agencia Tributaria fue el impulso de la relación cooperativa: los protocolos de colaboración entre las grandes empresas y asociaciones de asesores y gestores fiscales para facilitar el trabajo del fisco. Gascón avanzó, sin embargo, que la Agencia reforzará el control sobre algunas sociedades que, en principio, no eran prioritarias hasta este momento, que no son especialmente grandes pero que tienen una estrecha relación con los clientes, en relación con las nuevas plataformas digitales.

Críticas a la 'tasa Google' y el impuesto de transacciones financieras

Íñigo Fernández de Mesa, presidente de la comisión de Economía de la CEOE, criticó ayer duramente los Presupuestos Generales del Estado de 2019 que el Gobierno de Pedro Sánchez ha presentado en el Congreso hace diez días. Fernández de Mesa advirtió del aumento de gasto y de la subida de impuestos, algo que, a su juicio, resta impulso a la economía española. "La subida de ingresos no es suficiente para pagar el aumento de gasto", dijo. Férnández de Mesa también criticó duramente los nuevos impuestos aprobados por el Gobierno: el de servicios digitales, conocido como tasa Google; y el de transacciones financieras, bautizado como tasa Tobin.

Estas nuevas figuras tributarias tambien fueron cuestionadas por directivos de las grandes empresas. El responsable del fiscalidad del BBVA, José María Vallejo, consideró que el nuevo impuesto sobre transacciones financieras provocará distorsiones en el mercado. Por su parte, Jerónimo Payan, cuestionó el diseño del impuesto sobre determinados servicios digitales (tasa Google). "El objetivo de recaudación del Gobierno es ciencia ficción", dijo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >