Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Bolsa mexicana cae ante la propuesta de López Obrador de restringir las comisiones bancarias

La iniciativa presentada en el Senado lleva a la entidad financiera a su peor momento en siete años

Bolsa Mexicana de Valores.
Bolsa Mexicana de Valores. CUARTOSCURO

La Bolsa Mexicana de Valores ha vuelto a retroceder este viernes un 0,9%, tras desplomarse este jueves un 5,8% después de que la bancada en el Senado del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), el partido de Andrés Manuel López Obrador, presentara una iniciativa para restringir los cobros de las comisiones bancarias a los usuarios. Se trata de la mayor caída que ha sufrido la entidad desde agosto de 2011, cuando cayó un 5,9% por el temor a que una recesión golpeara las mayores economías del mundo. Los más afectados fueron los bancos, que se dejaron 82.000 millones de pesos (4.000 millones de dólares) tras el desplome de sus acciones. El grupo parlamentario del presidente electo ha calificado a la medida como "justa e igualitaria", aunque algunos en México han percibido en la propuesta una clara arremetida contra el sector financiero.

Consulta de saldos, transferencias interbancarias o retiro de efectivo son algunos de los doce nuevos casos en los que el proyecto de ley prohíbe a las entidades bancarias cobrar recargos a los usuarios. El monto recaudado en concepto de comisiones por los bancos en México superó solo durante el año pasado los 108.000 millones de pesos mexicanos (5.300 millones de dólares), un 8% más que en 2016, según la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros.

El proyecto no fue bien recibido por el sector financiero. Tras el tsunami vivido por la presentación de la iniciativa de Morena en la Cámara Alta, la Bolsa ha abierto este viernes con movimientos dispares, pero mayoritariamente negativos. El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), que había caído este jueves por encima del 6%, para luego recuperarse levemente y recortar las pérdidas a 5,8%, volvió a retroceder un 0,9%.

Entre los más afectados de la jornada del jueves se encontraban el Grupo Financiero Banorte, que perdió el 11,90%, la constructora Homex, con el 11,5%, Inbursa -la sociedad financiera de Carlos Slim-, con un 9,8%, y Santander, con el 8%. Sin embargo, estos dos últimos fueron de los pocos que iniciaron la sesión de este viernes al alza, con 1,5% y 2,3%, respectivamente.

En un primer momento, los legisladores del partido de López Obrador se mostraron muy firmes con la medida. "La banca mexicana ocupa el tercer lugar de América Latina en registrar mayores ganancias respecto de sus ingresos totales por el cobro de altas comisiones a sus clientes. Es fundamental proteger la economía de las familias mexicanas, así como de las pequeñas y medianas empresas, en un entorno de voracidad financiera", ha dicho este jueves la senadora Bertha Caraveo Camarena durante la presentación de la iniciativa.

Todo cambió tras el desplome de la Bolsa, cuando algunos de los líderes del partido intentaron enviar mensajes de tranquilidad. Ricardo Monreal, coordinador de Morena en el Senado e impulsor de la iniciativa, salió la tarde del jueves a poner paños fríos al tema y aseguró que se reunirá en las próximas semanas con los bancos. "Hemos decidido escuchar a las instituciones financieras porque obviamente están nerviosas, y no deberían estarlo. Lo que queremos es que se automoderen, se autoregulen y si no, hacerlo por la vía legislativa", ha manifestado el senador, quien dijo además que esperaba que la caída de la Bolsa no estuviera relacionada con el proyecto de ley.

López Obrador ha solicitado a su futuro secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, reunirse con los líderes del Congreso para analizar el impacto que tienen en las finanzas públicas las iniciativas que Morena ha presentado en ambas cámaras. Urzúa ha dicho este jueves que el Centro de Estudios de Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados debe ser involucrado en el futuro para que produzca reportes sobre el impacto macroeconómico de los proyectos de la bancada. 

"No se trata de que [los bancos] se pongan nerviosos. El objetivo no es afectar a la banca. La reacción que ha habido es normal. Con cualquier cambio, hay incertidumbre. Sin embargo, estoy convencida que esto puede reforzar el sistema financiero y regularizar y transparentar la relación entre los usuarios y las entidades bancarias", ha apuntado Caraveo Camarena a EL PAÍS. 

No es la primera vez que las decisiones del presidente electo y su partido incomodan al ámbito económico privado. Hace apenas diez días López Obrador hizo temblar al sector empresarial con la cancelación del nuevo aeropuerto a través de una consulta popular. Esa decisión hizo a la Bolsa perder un 4%, aunque el resultado adverso fue remontado en los días posteriores ante los mensajes que dio el futuro mandatario a las empresas afectadas. "Hoy damos un paso más en la promesa de separar el poder económico del poder político", concluyó la senadora Caraveo Camarena desde la tribuna.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información