Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez estudia archivar el caso del exbanquero Mario Conde

Dos informes periciales no ven delito en la querella que interpuso Anticorrupción contra el expresidente de Banesto

Mario Conde consulta su teléfono móvil a la salida de la Audiencia Nacional, en Madrid.
Mario Conde consulta su teléfono móvil a la salida de la Audiencia Nacional, en Madrid.

La investigación del caso Conde se ha desinflado. El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz estudia archivar la causa que abrió en abril de 2016 contra el exbanquero Mario Conde y otras seis personas, incluidos dos miembros de su familia, fruto de la querella por blanqueo de capitales e insolvencia punible que interpuso contra ellos la Fiscalía Anticorrupción. El juez prevé dar carpetazo al asunto tras analizar dos informes periciales elaborados sobre este asunto a petición suya y que concluyen que no hay delito en la conducta del exbanquero y que revelan que los 12 millones aflorados por Conde en España en los últimos diez años no proceden de la entidad que presidió, Banesto, según fuentes de la investigación.

Conde y los abogados del resto de investigados, tras conocer este informe pericial exculpatorio, han remitido escritos a la Audiencia Nacional solicitando el sobreseimiento de la querella que activó Anticorrupción y que en abril de 2016 implicó el encarcelamiento durante semanas del exbanquero y de otras dos personas. El juez también decretó prisión para su hija a petición de la fiscalía, pero le permitió que se quedase en su casa sin salir de ella para que pudiera cuidar a un hijo con problemas de salud.

El juez ha constatado que los 12 millones aflorados en España por Conde provienen de fondos depositados por este en la entidad suiza Dreyfus con anterioridad a su llegada a la presidencia de Banesto. El juez se basa en dos informes periciales y en la documentación bancaria recabada en suiza por el propio exbanquero. Anticorrupción sostenía en su querella que tales fondos procedían de Banesto y que, al llegar estos a España a través de una maraña de sociedades en el extranjero, constituían un delito de blanqueo de capitales.

Sin embargo, dado que los fondos depositados en Suiza y repatriados a España son ajenos a Banesto, no cabe hablar de blanqueo de capitales, según los citados medios de la investigación. Tampoco hay delito fiscal, reza el informe pericial encargado por el juez, ya que el mismo estaría prescrito para el cálculo de eventuales cuotas tributarias.

Venta de unos laboratorios

Tampoco hay delito de insolvencia punible (enajenar u ocultar bienes para no devolver todo el dinero sustraído a Banesto y que supuso al exbanquero una condena del Tribunal Supremo de 20 años de cárcel, que ya cumplió. Según las defensas, Conde ha devuelto desde que fue condenado en 2002 al Banco Santander, actual dueño de Banesto, 16,5 millones, cantidad "que cubre sobradamente la cuota individual" que a él le correspondía. Hubo otros condenados también por apropiación indebida de fondos de Banesto que no devolvieron el dinero.

Y tampoco hay en la conducta de los investigados un delito de pertenencia a organización criminal porque, si no han existido los anteriores tipos penales, no cabe hablar de la existencia de una organización concertada para cometerlos.

Conde ha sostenido siempre que el dinero aflorado en España procedía de la venta de su participación en los Laboratorios Abelló a la firma italiana Montedison a finales de los ochenta, antes de acceder a la presidencia del banco.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información