Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Banca por móvil

Bizum, el pago por móvil, avanza más despacio de lo previsto

La aplicación cumple dos años con dos millones de usuarios y se lanzará al comercio electrónico en 2019

Varios jóvenes utilizan la aplicación de pago por móvil Bizum.
Varios jóvenes utilizan la aplicación de pago por móvil Bizum.

En octubre de 2016 la banca española dio un paso nunca visto antes: interconectar sus sistemas de pago para que cualquiera pudiera enviar dinero a otra persona por el móvil solo con su número de teléfono sin necesidad de conocer su número de cuenta. Nació Bizum, una palabra que ya forma parte del léxico de más de dos millones de personas. El acuerdo, del que ha quedado fuera ING,  fue difícil y tuvo que ser impulsado por el Banco de España, cuando el subgobernador era Javier Alonso, especialista en medios de pago.

Hace dos años se presentó como un proyecto muy ambicioso porque era inmediato y gratuito. Se esperaba que Bizum realizara 1.000 millones de operaciones en cinco años, que moverían 30.000 millones y sustituiría el 80% del efectivo de los pequeños pagos entre particulares, según dijo a EL PAÍS el presidente de Bizum, Juan Antonio García Gálvez, procedente de CaixaBank.

Para lograrlo, además de los pagos entre particulares, Bizum tenía dos fases más de desarrollo: las compras por Internet y la operativa en los comercios físicos. Sin embargo, se recortó la estrategia y se centraron en el sistema entre particulares.

Ángel Nigorra, director general de Bizum, lo explica: “Decidimos centrarnos y consolidar el pago entre personas por ser una necesidad que no estaba bien cubierta en el mercado. Una vez conseguido esto, a principios de 2019 lanzaremos el pago en comercio electrónico y una vez lo tengamos consolidado, abordaremos el pago en comercios físicos”. Obviamente, los objetivos iniciales se han desechado.

El 57% del capital de Bizum está en manos de CaixaBank, Santander y BBVA. Algunas entidades, que no están entre las grandes, critican este frenazo que atribuyen a una protección del negocio propio (y de los ingresos) que generan los medios de pago, algo que niegan fuentes de las principales entidades del consorcio. Los bancos díscolos, que también piden el anonimato, censuran que algunos no fomenten el uso de Bizum. No obstante, la plataforma sigue mejorando su oferta y para fin de año ofrecerá la posibilidad de descargarse la aplicación y utilizarla sin entrar en el banco.

Algunos bancos ya ofrecen la función de enviar o solicitar bizums a múltiples contactos, así como la posibilidad de repartir automáticamente entre varias personas una compra previamente realizada por un usuario en nombre de todos. Incluso acompañar bizums con fotos o emoticonos. Y ha subido de 500 a 1.000 euros la cantidad que se puede transferir.

La plataforma entre particulares ha tenido un despegue importante: en dos años ha alcanzado los dos millones de usuarios y ha movido 600 millones de euros en 10,5 millones de transacciones, con un importe medio de 55 euros. “Son cifras récord en una aplicación de este tipo”, dice Nigorra.

¿Por qué la banca creó Bizum? En opinión del primer ejecutivo es un paso más para completar la digitalización de los servicios bancarios y prestar un mejor servicio. También admite que se evita que aplicaciones no bancarias lo ofrezcan y pudieran expulsar a las entidades de este relevante campo.

2,5 millones  de usuarios este año

Según este ejecutivo, el ritmo de nuevos usuarios es de 150.000 al mes, “por lo que esperamos cerrar 2018 con 2,5 millones de clientes”. En su opinión, el crecimiento es clave para el éxito de la aplicación “porque la base del servicio es que sea una red amplia de usuarios. Con estas cifras, se puede decir que el 20% de los que utilizan la banca por móvil recurren a Bizum para sus pagos”.

No obstante, 10 millones de transacciones es un número bajo respecto al total que realizan los clientes bancarios, pero sus responsables recuerdan que Bizum no quiere acabar con todas las transferencias. “Hay muchos pagos que seguirán haciéndose por los sistemas clásicos, como los de empresas, que han mejorado mucho y permiten el pago en el mismo día”, recuerda Nigorra.

Hasta ahora Bizum es gratis en todas las entidades, pero es potestad de cada banco establecer o no comisiones. Esta empresa, que entrará en beneficios este año tras unas pérdidas de 3,54 millones por los gastos de instalación en 2016 y 2017, no acuerda ninguna política comercial conjunta porque iría en contra de la libre competencia, recuerda Ángel Nigorra.

La razón por la que los bancos no cobran por este servicio, apunta este directivo, es que “está enmarcado en la nueva relación que tienen con el cliente a través de las aplicaciones digitales, que muchas son gratuitas”.

Siguen innovando: se ha creado un sistema de donaciones a más de 30 ONGs, especialmente útil para las campañas de ayuda ante emergencias. También se estudia cómo superar una reclamación de sus clientes: poder hacer pagos desde más de una cuenta bancaria, algo que ahora no es posible. “Lo estamos mirando, pero es un tema que relantiza el proceso ya que también se debería escoger a qué cuenta quieres que se realice el ingreso”, indica Nigorra. Tampoco descartan acuerdos con otros agentes como Whastsapp o Apple Pay, que están en el mismo negocio. La clave es que Bizum se siga adaptando a la realidad cambiante.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información