Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Uber estudia ampliar su negocio con motos y bicicletas eléctricas para trayectos cortos

El consejero delegado de la compañía defiende que las pérdidas a corto plazo son necesarias para lograr objetivos a futuro

Un usuario de Uber solicita un vehiculo en Barcelona cuando operaba en la ciudad.
Un usuario de Uber solicita un vehiculo en Barcelona cuando operaba en la ciudad.

Uber estudia añadir motos y bicicletas eléctricas a su negocio para trayectos cortos, según ha explicado este lunes el consejero delegado de la compañía, Dara Khosrowshahi en declaraciones al Financial Times. La ampliación formaría parte de la estrategia de futuro de la empresa de alquiler de vehículos con conductor (VTC), que en 2017 presentó pérdidas de 4.500 millones de dólares (3.875 millones de euros). El ejecutivo ha reconocido que la inclusión de estas dos alternativas de transporte supondría un nuevo "golpe financiero" para la compañía.

Sin embargo, Khosrowshahi ha defendido que "los inversores tienen que entender que las pérdidas a corto plazo son necesarias para lograr objetivos a largo plazo". "Estamos dispuestos a sacrificar la economía por un mayor compromiso a largo plazo. En mi carrera descubrí que el compromiso gana guerras y, a veces, vale la pena perder batallas para ganar guerras", ha señalado.

Según la compañía, esta novedad mejorará los desplazamientos y la congestión en el interior de las grandes ciudades y más adelante los conductores VTC se beneficiarán con recorridos más largos y por tanto más lucrativos. Además, ha admitido que la empresa gana menos por un viaje en bici que por el mismo trayecto en coche con conductor, pero ha afirmado que espera que los ingresos "se regulen" si los clientes usan la aplicación para realizar viajes con mayor regularidad en las bicis y motos eléctricas. "El competidor final de Uber es el coche en propiedad", ha asegurado.

En abril, Uber compró la compañía de bicicletas compartidas Jump por 200 millones de dólares (172 millones de euros), que opera en ocho ciudades de Estados Unidos y llegará pronto a Berlín. Khosrowshahi, que llegó a Uber hace un año, también ha llegado a un acuerdo con la compañía de scooters eléctricas Lime y con la empresa Masabi, que desarrolla y comercializa servicios de venta móvil de billetes para el transporte público. Con estas adquisiciones y ampliaciones, la compañía busca construir lo que denomina una "plataforma de movilidad urbana".

Más información