Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La llegada de turistas se frena aunque sigue en máximos

Los visitantes extranjeros se gastan 38.944 millones de euros en el primer semestre, un 4,2% más

Turistas en la Plaza de la Independencia de Madrid.
Turistas en la Plaza de la Independencia de Madrid.

El sector turístico español sigue elevando su techo. La llegada de turistas batió récords en junio, cuando entraron 8,5 millones, un 1,3% más que en el mismo mes del año anterior. Cuando esta cifra se suma a los seis meses precedentes, el total de visitantes alcanza los 37,1 millones, según el INE. Este número incrementa en el 1,8% la cifra acumulada en la primera mitad del año. Otro récord. Pero se percibe agotamiento. Este último porcentaje mengua, como ya lo hiciera en los meses anteriores, reduciendo la velocidad de un sector que ha tirado con fuerza de la economía y del empleo en los últimos años.

¿Acabará 2018 con un nuevo récord de llegada de turistas?. Para responder a esta pregunta, hay que esperar todavía. Ver cómo acaba el verano, la temporada alta del turismo por antonomasia. Pero a la luz de los datos que se conocen hasta junio, hay argumentos firmes para ponerlo en duda. Y uno de ellos es que el crecimiento se frena con cada nuevo dato: 2017 acabó con un incremento anual del 8,6%; el primer trimestre de este año registró un aumento del 6%; hasta junio esa subida ya se ha quedado en el 1,8%.

Una evolución parecida, la desaceleración, muestra la otra estadística de turismo publicada por el INE, la de gasto turístico, que refleja un desembolso total durante la primera mitad del año de 38.944,04 millones. No obstante, el margen para batir un nuevo récord este año es más amplio, ya que el incremento anual hasta junio ha sido del 4%.

Que desembolso en el sector turístico sea mayor que el número de visitantes se explica porque aumentan el gasto medio diario por persona, hasta los 145 euros, un 4,34% más que en los primeros seis meses del año anterior. También sube el desembolso total que hace cada turista durante su estancia en España, 1.049 euros, un 2,35% más.

Todos estos últimos números —junto con el aumento de visitantes— darían como resultado un gasto agregado más alto de no ser porque baja el periodo medio de estancia de cada turista en España. Cada visitante que llegó en junio pasó 7,25 días de media, algo menos que los 7,5 del mismo mes del año anterior. Este resultado, un descenso de la estancia media, está en línea con lo que sucede en los últimos tiempos. Desde que comienza la serie estadística en octubre de 2015, solo en cuatro meses ha crecido el número de días de media.

Estancas más cortas en hoteles

La estancia en el país cambia en función de cuál es el alojamiento escogido por el turista. Los que se hospedan en hoteles lo hacen durante menos días, 5,5, que los que duermen en otro tipo de alojamientos (10,8). No obstante, el mayor desembolso de los turistas se realiza por parte de los que se alojan en hoteles: solo en junio cargaron con 6.153 millones del total de 9.395 millones contabilizados por la encuesta de gasto turístico del INE.

Si se atiende a cómo los turistas entran a España, hay que concluir que la vía preferida es la aérea. Tanto en el dato de junio como en el agregado de todo el año, el aeropuerto es la principal vía de acceso. En el primer caso, de un total de 8,5 millones de turistas, 7,3 llegaron en avión. Tras él, la carretera fue la siguiente puerta más utilizada (1,1 millones), después del puerto (140.820) y, por último, el tren (30.317).

La mayoría de estos turistas llegaron de países de la Unión Europea, especialmente, de Reino Unido (2,1 millones) y Alemania (1,2 millones). Sin embargo, el mayor aumento de los países comunitarios llega de Holanda. Los 405.567 visitantes procedentes de los Países Bajos en junio, suponen un salto del 15,6% sobre el mismo mes del año anterior.