Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenados los responsables de Fórum por crear el “paradigma de la estafa piramidal”

La Audiencia Nacional impone penas de hasta 12 años e indemnizaciones por más de 3.700 millones

El expresidente de Fórum Filatélico, Francisco Briones, durante el juicio.

Más de doce años han tenido que esperar las 190.000 personas que se vieron atrapadas en la estructura piramidal de Fórum Filatélico. Más de una década desde la intervención judicial para ver cómo los responsables de la sociedad de inversión son finalmente condenados a penas de hasta 12 años de cárcel por los delitos de estafa, insolvencia punible, falseamiento de cuentas anuales y blanqueo de capitales. "Fue el paradigma de las estafas piramidales", subrayan los magistrados de la Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional en una sentencia publicada este viernes.

Los jueces han condenado a 20 de los 27 acusados. Entre ellos, al presidente de la sociedad de inversión y principal implicado en la trama, Francisco Briones (12 años, 4 meses y 16 días de prisión). El ex máximo responsable de Fórum deberá, además, afrontar una multa de 49,7 millones de euros y deberá indemnizar con 3.700 millones, junto a otro de los sentenciados, a los 190.022 titulares de los 269.570 contratos filatélicos reconocidos.

La resolución de la Audiencia Nacional también condena a Antonio Merino, ex director general (dos años y tres meses de cárcel); a Juan Ramón González, ex director jurídico (seis años y tres meses); y a los auditores José Carrera y Rafael Ruiz Berrio (dos y un año, respectivamente), como "cooperadores necesarios". Al resto se le imponen penas que oscilan entre los seis meses y cuatro años. Los magistrados han aplicado a todos los atenuantes de dilaciones indebidas y también han acordado el docomiso de numerosas fincas, cuentas bancarias y dinero depositado en cajas de seguridad para resarcir con ello a los perjudicados.

"El negocio producía perdidas constantes, fruto del compromiso de recompra con intereses y a que la única fuente de ingresos era el dinero de los inversores. Fórum solo era capaz de mantener la actividad reteniendo a los inversores para que renovaran sus contratos y captando nuevos clientes que aportaran capitales", explica la sentencia, que relata cómo, además, la estructura comercial creada incrementaba progresivamente la situación de insolvencia. Para ello, los condenados se valían de una "estrategia de confusión y engaño, dirigida a clientes no advertidos y poco informados".

La resolución llega cuatro meses después de que el juicio quedase visto para sentencia. Una vista oral que se prolongó durante cerca de ocho meses y por donde desfilaron más de 150 personas, entre acusados, testigos y peritos. "[La estafa del Fórum Filatélico fue un hecho insólito e incapaz de repetirse. Fue el mayor fraude de la historia de España", resumió durante la fase de conclusiones finales el fiscal Juan Pavía, que pidió 19 años de cárcel para Briones. El Ministerio Público también solicitó 11 años y un día de prisión para los exconsejeros Miguel Ángel Hijón, Agustín Fernández, Francisco José López Gilarte y Juan Maciá. Pero estos cuatro han resultado finalmente absueltos, al considerar la Sala que no existe constancia de que intervinieran en las decisiones estratégicas o que conocieran la "estructura clandestina" de la sociedad.

El día que sacudió a los inversores

Los perjudicados por esta estructura piramidal tienen un día grabado en la memoria: el 6 de mayo de 2006. El juez Fernando Grande-Marlaska intervino Fórum Filatélico, una sociedad de inversión en sellos de correos que llevaba casi dos décadas captando ahorradores y que ofrecía una rentabilidad muy superior a la banca. Pero aquella jornada, donde también se ordenó la entrada en Afinsa —una empresa que actuaba de forma similar—, todo saltó por los aires. Se destapó el modelo de negocio, basado en un esquema piramidal que consistía en garantizar grandes intereses a los clientes financiando sus beneficios con el dinero que aportaban los nuevos inversores reclutados.

Los afectados vieron entonces como se esfumaban sus ahorros. Los sellos adquiridos por Fórum estaban absolutamente sobrevalorados. El entramado afirmaba que contaba con estampillas por valor de 4.347 millones de euros, cuando su tasación por peritos independientes apenas sumaba 390,8 millones. Además, según mantiene la Fiscalía, los fondos captados por la sociedad —11.200 millones de euros entre 2000 y 2015— se habían evaporado. No solo carecía de patrimonio para devolver las aportaciones, sino que los montantes recaudados durante años se habían destinado a "alimentar la propia maquinaria piramidal"; a satisfacer las "cuantiosas retribuciones" recibidas por sus directivos; y a desviarse a toda una red de empresas extranjeras que se usaban para el blanqueo.

"Fórum tenía una estructura visible y otra clandestina", subraya también la Audiencia Nacional, que describe cómo los condenados extendían sus tentáculos hasta distintos "paraísos fiscales". Según apuntan los magistrados, diseñaron toda una "compleja" red de sociedades radicadas en diferentes países y que se interponían en cascada entre el proveedor de los sellos y Fórum, con el objetivo de incrementar el precio de adquisición y desviar el dinero de los inversores.

El negocio, continúa la resolución publicada este viernes, carecía de "racionalidad". La sociedad captaba capitales para "mantener la ficción", sin añadir valor ninguno. "[La trama] exigía una huida permanente hacia delante, sin solución; ya que no lograban, ni lo pretendían, rentabilizar de alguna manera aquellos fondos prestados", concluyen los jueces, sobre una red que contaba con dos edificios en Madrid, cinco delegaciones territoriales, 324 centros operativos en 58 municipios y casi 5.000 agentes comerciales. Las partes tienen ahora cinco días para recurrir ante el Tribunal Supremo. Los magistrados también deberán decidir sobre el ingreso provisional en prisión a la espera de una sentencia firme.

La justicia mercantil ya condenó en 2015 a los responsables de Fórum —Briones, Hijón, López, Fernández y Maciá, así como al administrador José Manuel Carlos Llorca, que se encuentra actualmente fugado de España—. La resolución los consideró culpables del concurso de la sociedad y les obligaba a pagar 2.259 millones de euros a los perjudicados. Por su parte, la Audiencia Nacional condenó en 2016 a 12 años de prisión a 11 de los 13 directivos de Afinsa procesados por hechos similares.

"Defraudar sale barato"

La Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae) ha denunciado, tras conocer la sentencia, "los vergonzosos 12 años" de procedimiento judicial que ha durado la causa y que provocado una "lamentable rebaja de penas": "Cuando ya en los primeros meses de instrucción la estafa quedó plenamente acreditada". "El fallo demuestra que defraudar sale barato en España", apunta en un comunicado, donde recuerda que el fiscal pedía 19 años de cárcel para Briones y que el colectivo solicitaba 27 años. Además, también exigía 15 años de prisión para Hijón, Fernández, López Gilarte y Macía, que han termiando absueltos de forma "vergonzosa". "Por otro lado, el resarcimiento de los afectados no será posible porque los defraudadores sólo responderán con sus bienes embargados, insignificantes para afrontar su responsabilidad civil", insiste Adicae.