Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Repsol irrumpe en el mercado de la electricidad con la compra de cinco centrales en España

La empresa adquiere por 750 millones activos de Viesgo y una comercializadora de luz y gas

Repsol se marcó el objetivo de diversificar su negocio y lo hace con una inversión de 750 millones de euros. La petrolera irrumpe en el sector de la electricidad y el gas con la compra de cinco centrales eléctricas en España a los fondos propietarios de Viesgo, así como su comercializadora de gas y electricidad. Entre todas, suman una capacidad instalada de 2.350 megavatios.

 El presidente de Repsol, Antonio Brufau y el consejero delegado, Josu Jon Imaz, a principios de junio
El presidente de Repsol, Antonio Brufau y el consejero delegado, Josu Jon Imaz, a principios de junio

Repsol ya no es solo una petrolera. Da el paso definitivo para ser una compañía de energía. Porque, según ha anunciado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, adquiere tres centrales hidroeléctricas con una capacidad instalada de 700 megavatios (MW), situadas en el norte de España y que valora que tienen "gran potencial de crecimiento orgánico". Y también se hace con dos centrales de ciclo combinado de gas: una en Algeciras (Cádiz), construida en 2011, y otra en Escatrón (Zaragoza), construida en 2008. Entre las dos suman una capacidad de 1.650 MW.

La compañía insiste en que se trata de activos de "bajas emisiones" por lo que las centrales de carbón de Viesgo —propiedad del fondo australiano Macquarie y de Wren House, controlado por  Kuwait Investment Authority— quedan excluidas de la transacción. 

La petrolera quiere ser una empresa más verde y para andar ese camino irrumpe en el negocio eléctrico y gasista. A principio de mes, cuando anunció su plan estratégico para 2018-2020 ya avanzó que pensaba invertir en total 15.000 millones y, de ese montante, reservaría 2.500 millones para entrar en nuevas formas de generación de energía de bajas emisiones. Según explicó entonces el consejero delegado, Josu Jon Imaz, el grupo está hablando con varias compañías para comprar activos, aunque recalcó que si no avanzaban por ese camino lo harían por el orgánico, mediante inversiones directas. Imaz condicionó las inversiones a que tengan una rentabilidad de al menos el 10%. También avanzaron su intención de potenciar su presencia en el vehículo eléctrico.

La estrategia de Repsol llega en una nueva etapa para la compañía. El 18 de mayo anunció oficialmente el final de una era: cerró la venta de un 20% que mantenía en Gas Natural a Rioja Bidco Shareholdings, la sociedad controlada por fondos asesorados por CVC y participada por Corporación Financiera Alba, por un importe total de 3.816,31 millones de euros. Era una operación de venta iniciada en febrero y que ponía fin a una relación entre la petrolera y la gasista que se remontaba a los años noventa.

La transición energética de la petrolera

Su objetivo con la compra de cinco centrales en España, según insiste Repsol este miércoles tras anunciarlo, es alcanzar 2,5 millones de clientes minoristas de gas y electricidad en 2025, y "una capacidad de generación baja en emisiones" de alrededor de 4.500 MW. De momento tiene una capacidad total instalada de 2.950 MW, si se tienen en cuenta los 2.350 MW que compra ahora y los 600 MW que ya controla a través de plantas de cogeneración. Así, para llegar a su objetivo, dentro de seis años deberá hacerse con 1.150 MW más.

"Repsol da un paso fundamental en el cumplimiento de su hoja de ruta para la transición energética, al operar en un negocio de bajas emisiones, con una posición rentable y de largo plazo, y en línea con su compromiso en la lucha contra el cambio climático", asegura la petrolera. Espera que la operación se complete en el cuarto trimestre del año, "una vez se hayan recibido las autorizaciones regulatorias necesarias". Repsol absorbe la plantilla de Viesgo de estas centrales.

En cuanto a las comercializadoras que también adquiere, explica que le permiten aumentar significativamente su presencia en el sector minorista de gas y electricidad de España, con una cuota de mercado superior al 2% y cerca de 750.000 clientes. "Supone un importante avance en el cumplimiento de sus objetivos de alcanzar en 2025 una cuota de mercado minorista de gas y electricidad superior al 5% y 2,5 millones de clientes", señala. Los nuevos clientes que suma  principalmente están en Cantabria, Galicia, Andalucía, Asturias, Castilla y León y Madrid.