Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Airbnb propone a Francia bloquear los anuncios si exceden los límites legales

El compromiso es que los pisos arrendados no superen el límite de 120 días al año que algunas ciudades imponen a los particulares

La Torre Eiffel de París
La Torre Eiffel de París GETTY IMAGES

Airbnb ha propuesto a las autoridades francesas un sistema de bloqueo automático de las viviendas que superen el límite de 120 días de alquiler que imponen algunas ciudades. Aunque este sistema se usa ya por ejemplo en Londres, el presentado a Francia es inédito en cuanto se realiza en colaboración con las otras principales plataformas de alquiler de vivienda con fines turísticos, que se comprometen a compartir los datos de sus clientes para evitar la picaresca de que, una vez superado el límite legal en una de ellas, continúen alquilando su piso en otra.

Con esta herramienta, Airbnb busca resolver las múltiples disputas que mantiene con las ciudades que buscan limitar el impacto de este servicio en su oferta habitacional y turística. Muestra sin embargo de las dificultades que la plataforma está teniendo ante los que la señalan como uno de los motivos principales de la carestía de vivienda para los residentes es el hecho de que Airbnb está negociando directamente con el Ministerio francés de la Vivienda y no con la Alcaldía de París, con la que mantiene una disputa que les llevará ante un juez el 12 de junio, según confirmaron este martes fuentes de la compañía en la capital gala.

París es el principal destino de Airbnb. El Ayuntamiento anunció en abril que había denunciado ante la justicia a las plataformas Airbnb, Paris Attitude y Wimdu por no cumplir el requisito de registrar ante el consistorio las viviendas privadas que ofrecen en alquiler. Ese número, que se debe incluir en el anuncio, permite según el consistorio controlar que las viviendas no superen el máximo de 120 días por año que la ley permite alquilar de forma temporal la residencia principal de sus dueños, en un intento de evitar la competencia con los alquileres profesionales. Un juez deberá decidir si impone, como busca el ayuntamiento, multas a la plataforma si no respeta la normativa.

El cofundador de Airbnb Nathan Blecharczyk rehusó este martes aventurar cómo se va a desarrollar el conflicto, pero dio a entender que la compañía está dispuesta a “responder” y enfrentarse al consistorio por unas regulaciones que, afirmó, “solo están dañando a gente ordinaria”. “Es muy fácil salir con una propuesta regulatoria que sobre el papel suena razonable, pero que en la práctica es difícil de aplicar”, acusó durante una conferencia de prensa en la sede de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en París. “No se trata de aceptar lo que se reclama cada vez, sino de debatir la mejor manera de resolver los problemas que surgen en las ciudades”, agregó. Según Blecharczyk, “no hay datos que demuestren que Airbnb es uno de los principales impulsores del aumento de los alquileres” en ciertas ciudades y su compañía ya está colocando “guardarraíles”, sobre todo ante la creciente profesionalización de la oferta. “Es demasiado pronto para ver cuál es el mejor modelo, pero lo importante es que estamos trabajando con las ciudades para ver qué funciona”, dijo. “Tenemos que seguir siendo flexibles y adaptables”, insistió.

 

Más información