Airbnb compartirá con las autoridades los datos de sus clientes

La plataforma crea una herramienta para evitar que los usuarios incumplan la norma en Barcelona

Protesta contra Airbnb en Barcelona.
Protesta contra Airbnb en Barcelona.G. Battista

Airbnb ha anunciado este lunes que, como ya ha hecho otras veces, eliminará los “malos actores” de su plataforma de alquiler de pisos turísticos para acabar con los pisos que se anuncian ilegalmente. El Ayuntamiento de Barcelona había exigido la semana pasada a la empresa la retirada de 2.577 pisos turísticos ilegales que publicita en su web. Tras la amenaza municipal, Airbnb ha lanzado una nueva herramienta tecnológica para “ayudar a los anfitriones a seguir las normas locales de turismo de Barcelona y Cataluña y facilitar al Ayuntamiento a identificar los malos actores”, según expone un comunicado de la empresa.

No era la primera vez que Ada Colau pedía a esta compañía la retirada de anuncios, bajo amenaza de sanción. El pasado mes de julio exigió la retirada de un millar de anuncios, que desaparecieron de la aplicación. Posteriormente, la administración municipal exigió retirar otros 500. En total, el Consistorio ha pedido la retirada de 4.077 pisos de la plataforma.

El Consistorio siempre ha mantenido que su intención es dejar "a cero” el número de pisos turísticos ilegales publicados en la web de Airbnb y considera que, después de haberse reunido y de haber sancionado a la plataforma en varias ocasiones, esta vez, al fin, elimina los pisos ilegales.

Según la empresa, la nueva herramienta online obligará a los “anfitriones” (aquellos que alquilan los pisos) a indicar si están registrados o no “antes de poder compartir su alojamiento”. Los propietarios de los inmuebles deberán dar el consentimiento a Airbnb para que algunos de sus datos –incluyendo nombre, dirección o DNI– puedan ser compartidos por las autoridades “locales y regionales”. De esta forma, la plataforma se limpia las manos y el Consistorio podrá verificar fácilmente qué alojamientos cumplen con la ley y cuáles no.

La medida entrará en vigor el próximo 1 de junio. El director General de Airbnb Marketing Service SL en España, Arnaldo Muñoz, antes de la reunión que van a realizar este martes con el equipo de Colau, ha asegurado: “Airbnb quiere ser un buen socio para la ciudad de Barcelona y trabajar de forma conjunta en soluciones para un turismo sostenible”. Muñoz mantiene que “trabajando juntos, Airbnb y Barcelona pueden ayudar a más familias locales a compartir sus hogares, cumplir con la ley y generar nuevas fuentes de ingresos que fortalezcan nuestros barrios”.

“Airbnb acordó con el Ayuntamiento en 2017 un proceso de notificación y retirada de malos actores identificados individualizadamente por el Ayuntamiento y notificados a Airbnb. La última lista entregada (de 2.577 pisos) está siendo revisada de acuerdo a este proceso y todos los malos actores serán por supuesto retirados al no cumplir con las Condiciones Generales de Airbnb”, ha apuntado Muñoz.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El directivo defiende que el 57% de los “anfitriones” utilizan los ingresos de los alquileres para mantener su hogar y el 39% “para llegar a fin de mes”. Muñoz asegura que ya han retirado 2.500 anuncios tras las notificaciones del Consistorio y seguirán trabajando en ese sentido.

El equipo de gobierno de Ada Colau sostiene que desde que se puso en marcha el plan de choque contra pisos turísticos ilegales, estos se han reducido de entre 6.000 y 7.000 a unos 3.000, mientras que se mantienen unos 9.600 legales.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS