Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

Un bache en el camino

Está por demostrar que la economía del área euro es capaz de hacer frente a los desafíos y mantener su velocidad de crucero

El crecimiento mundial se ha mostrado sólido en el inicio del año, aunque ha perdido algo de tracción. La sincronía observada a lo largo de 2017 entre las principales economías desarrolladas parece estar perdiendo fuerza, con un balance más favorable para la economía estadounidense en contrapunto con una cierta debilidad de la economía del área euro.

Cabe mencionar tres focos de atención. El primero, la creciente preocupación por el incremento de la deriva proteccionista que podría haber pesado sobre el comercio mundial en los meses iniciales de 2018. Aunque los temores no se terminan de disipar parece que, al menos de momento, la posible guerra comercial entre las dos economías más grandes del mundo, Estados Unidos y China, ha quedado aparcada, o en todo caso, pospuesta. No olvidemos que aún permanecen frentes abiertos, las negociaciones entre Estados Unidos y la Unión Europea siguen en marcha, así como la reformulación del tratado de NAFTA entre Estados Unidos, México y Canadá.

El aumento de los precios del petróleo es el segundo foco. Detrás, la posible imposición de sanciones por parte de Estados Unidos a Irán, el aumento de las tensiones en Venezuela y la estrategia de recortes de la OPEP, que por fin parece estar dando resultados. El precio del Brent ha rozado los 80 dólares por barril en las últimas semanas –niveles no observados desde noviembre de 2014–, cuando apenas alcanzaba los 50 dólares por barril en verano de 2017.

En nuestro entorno más cercano, la formación de Gobierno en Italia plantea otro importante desafío. La entrada de un gobierno de corte anti-establisment en la tercera economía del área euro no está siendo bien recibida por los mercados. La prima de riesgo del país ha aumentado hasta superar los 180 puntos básicos ante las dudas sobre la capacidad de mantener una disciplina fiscal en la economía con mayor endeudamiento público del área euro después de Grecia. La buena noticia, si la hay, es que el contagio a otros países está siendo, de momento, limitado.

Está por demostrar que la economía del área euro es capaz de hacer frente a estos desafíos y mantener su velocidad de crucero. El consenso de analistas prevé que la región crezca este año un 2,3%, tras haber registrado con un 2,5% en 2017 el mayor avance desde el inicio de la recuperación. La desaceleración en el primer trimestre parece un bache en el camino, en el que podría ser el quinto año consecutivo de expansión. Por su parte, el avance de la economía española, un año más, seguirá siendo sustancial, superando el de sus países vecinos y las expectativas iniciales. No obstante, se enfrenta retos de medio plazo que requieren un proceso reformista de calado que las condiciones políticas actuales están lejos de facilitar.

Daniel Manzano y Diana Posada son profesores de AFI.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS