Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El interventor advirtió al ‘número dos’ de Montoro de pagos sin control por 2,7 millones en Jaén

El funcionario del Ayuntamiento andaluz acusa ante el juez a José Enrique Fernández de Moya

El secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández Moya, junto a Cristóbal Montoro en 2017
El secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández Moya, junto a Cristóbal Montoro en 2017

El secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya, recibió un aviso interno cuando era alcalde de Jaén que alertaba del pago de facturas por 2,7 millones sin que hubiera constancia en la Intervención municipal. "Podría estar produciéndose un incumplimiento respecto a la normativa", previno el interventor del Ayuntamiento de la ciudad andaluza en dicha alerta al número dos de Cristóbal Montoro. El funcionario ha declarado como testigo esta mañana ante el juez que investiga dichos abonos.

El interventor jiennense, José Ignacio Beitia, advirtió en esa comunicación interna el 26 de noviembre de 2013 al exalcalde del PP del abono a la empresa Matinsreg por 2,7 millones de euros. Esas facturas fueron abonadas posteriormente con cargo a los planes de pago a proveedores que el Ministerio de Hacienda aprobó al Consistorio andaluz.

El interventor municipal ha declarado este jueves en el Juzgado de Instrucción 2 de Jaén en calidad de testigo en la causa que investiga pagos inflados del Ayuntamiento jienense a la firma zamorana Matinsreg durante el mandato de Fernández de Moya. El exregidor de Jaén y presidente de honor del PP jienense es una de las cuatro personas que declararán como investigados el próximo 5 de junio tras apreciar el juez indicios de prevaricación administrativa continuada, falsedad en documento mercantil, malversación continuada de caudales públicos, cohecho y tráfico de influencias. También han sido citados como investigados la actual teniente de alcalde del Ayuntamiento, Rosa Cárdenas (por las firmas que realizó cuando estuvo de alcaldesa en funciones), un técnico municipal y un representante de la empresa Matinsreg.

Una deuda disparada

El Ayuntamiento de Jaén soporta una deuda de 565 millones de euros, de los que 427 millones es deuda financiera, y el resto es deuda con proveedores. Esos datos, que aparecen en la última liquidación presupuestaria del Consistorio, se han agravado en los últimos años y sitúan al Consistorio jienense como el de mayor deuda por habitante de las capitales.

Además, según la última evaluación de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) el Consistorio andaluz está entre los tres con peores indicadores de sostenibilidad a medio y largo plazo, que se manifiestan en ratios de deuda por encima del 200% de sus ingresos corrientes, remanentes de tesorería negativos persistentes y periodos medios de pago ampliamente superiores a los 30 días que exige la normativa. En concreto, Jaén presenta una ratio de endeudamiento del 470% (ha empeorado en relación al último informe), sólo por detrás de Parla que tiene un 1.055%; tiene el mayor periodo medio de pago a proveedores, con 541 días (se mantiene en los mismos niveles); 

La mayor parte de la deuda acumulada por el Ayuntamiento jienense se generó durante el mandato de José Enrique Fernández de Moya, que dejó la alcaldía en noviembre de 2015 antes de encabezar la lista del PP al Congreso y, posteriormente, ser nombrado secretario de Estado de Hacienda. Pese a todo, Fernández de Moya, que fue alcalde entre 2011 y 2015, mantuvo durante su mandato un discurso del lamento en torno a la “herencia recibida” del anterior gobierno de PSOE e IU.

Y ahora se da la paradoja de que, como secretario de Estado de Hacienda y número dos del ministro Cristóbal Montoro —también jienense—, Fernández de Moya ha remitido ya varios requerimientos al Ayuntamiento de Jaén para que mejore su situación financiera y reduzca los plazos de pago a proveedores.

Además del interventor municipal, también han declarado este jueves como testigos el secretario del Ayuntamiento, dos técnicos municipales y el anterior responsable de la empresa de mantenimiento. La presencia del interventor y del secretario se corresponde con lo que el juez revela en un auto, que apunta al secretario de Estado de Hacienda: "Vino ordenando personalmente los pagos a realizar a la empresa en contra de los informes y reparos de legalidad que hacía recaer constantemente el interventor del Ayuntamiento”.

El juez abunda en su resolución sobre las supuestas irregularidades: "Aparentemente se facturaban de forma falsa gran cantidad de horas de trabajo no realizadas, de imposible ejecución con el personal de la empresa ilícitamente designada, se incrementaban los costes de los productos empleados y la cantidad de los facturados”, provocando un quebranto económico a las arcas municipales de 3,6 millones.

Y es que, según la denuncia que interpuso en su día el PSOE de Jaén, tras asumir Matinsreg “de facto” [según el auto] la concesión para el mantenimiento de las fuentes ornamentales de Jaén se disparó el gasto diario en cloro. Mientras que la anterior empresa que asumía el mantenimiento, Imesapi, facturaba al mes una media de 26.000 euros por cloro, la empresa zamorana Matinsreg presentaba facturas de tres y cuatro días de 39.000 y 49.000 euros. Durante este periodo, el litro de cloro se pagaba a 3’81 euros y el de alguicida a 69 euros, ambos muy por encima del valor que tenía y tiene en el mercado (un litro de cloro líquido ronda un euro). Además, se dispararon los costes laborales, puesto que las facturas recogían 132 horas diarias de personal echando cloro y limpiando fuentes, una cifra imposible de cumplir para una empresa que apenas contaba con cinco operarios.

Mientras, PSOE, IU y Cs han pedido la dimisión de Fernández de Moya como secretario de Estado de Hacienda. Especial relevancia tiene el órdago lanzado por Albert Rivera al presidente Mariano Rajoy para que cese al número dos de Montoro por su calidad de investigado y vinculando esta petición con el acuerdo de investidura alcanzado en su día entre el PP y Ciudadanos. “Se acabó el tiempo en que los imputados por corrupción podían seguir en las instituciones”, afirmó el líder de Ciudadanos. El alcalde de Jaén, Javier Márquez, ha ordenado que el Ayuntamiento se persone con carácter de urgencia en el procedimiento del caso de la empresa Matinsreg.

Más información