Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una web a medida para los parados más sénior

La Fundación Endesa y el grupo MasHumano crean SAVIA, una plataforma para los mayores de 50 años que buscan trabajo

Cuando José María Parrilla se quedó sin trabajo con 51 años por un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en su empresa las redes sociales pasaron de ser un entretenimiento a una necesidad y volver a formarse resultó imprescindible. "Sales del mercado laboral y empiezas a ponerte nervioso, no sabes cómo reaccionar", comenta. En España la tasa de paro entre los mayores de 50 años —conocidos como sénior— se sitúa en el 15%, lo que supone casi un millón de los 6,7 millones de personas activas en este grupo, según los últimos datos del INE. Para ayudar a estas personas a reincorporarse al mercado laboral, la Fundación Endesa ha creado junto con MasHumano la plataforma gratuita de Internet SAVIA.

José María Parrilla, en Madrid, es usuario de la plataforma SAVIA de búsqueda de empleo para mayores de 50 años.
José María Parrilla, en Madrid, es usuario de la plataforma SAVIA de búsqueda de empleo para mayores de 50 años.

Aunque la tasa de paro de los sénior se sitúa por debajo de la media (16,7%), para Marcel Jansen, economista y profesor de la Universidad Autónoma de Madrid, el mayor problema reside en la dificultad para reincorporarse al mercado laboral. "Al perder el empleo los mayores de 50 tienen muchas dificultades para que los vuelvan a contratar, suelen acumular años en paro y corren el riesgo de perder la conexión con el mercado laboral. La investigación demuestra que los mayores tienen más dificultad de salir del desempleo que personas con conocimientos similares pero de menor edad", comenta. Según el estudio Población especialmente vulnerable ante el empleo en España, Cuantificación y Caracterización realizado por Fedea, Accenture y Juntos por el Empleo, en 2016 el 47% de las personas especialmente vulnerables en riesgo de mantenerse desempleadas eran mayores de 50 años.

Para mejorar la empleabilidad la plataforma SAVIA —que ha costado "unos 600.000 euros"— aglutina ofertas de trabajo, cursos de formación y se conforma como un punto de encuentro entre los trabajadores sénior y los organismos que buscan un talento más especializado, entre los que se encuentran portales de empleo, empresas e incluso ONGs. "En la primera semana teníamos 2.000 ofertas de trabajo y estamos incorporando 1.500 procedentes de Randstard", explica Manel Naharro, responsable del proyecto. De momento, la plataforma incorpora ofertas de los portales Infojobs, Infoempleo, Trabajando.com y Jobandtalent y se encuentra en conversaciones con Google.

Parrilla, que trabajaba como consultor, decidió hacerse autónomo al no encontrar otra forma de volver al mercado laboral. "Hago algunos proyectos de manera esporádica, pero no tengo empleo de manera plena, que es lo que busco. Solo pido trabajar", se lamenta. Tras dos años sin empleo se ha dado de alta en SAVIA, para conocer cuáles son sus puntos fuertes y en qué tiene que mejorar para ser más atractivo para las empresas. "Cuando te enfrentas al mercado laboral después de llevar tantos años lo conoces poco y tienes que aprender a moverte en ese entorno y esa nueva realidad", comenta. Desde SAVIA proponen a los sénior realizar una hoja de ruta con cinco etapas que corresponden con las iniciales de la plataforma: Serenidad (se centra en ver la situación con perspectiva); Análisis (autodiagnóstico para conocerse); Visión (apostar por la formación), Impacto (hacerse visible para las empresas) y Alianza (ponerse en contacto directo con los organismos).

Además, una de las partes más importantes son las ofertas de formación, que al igual que las de empleo están segmentadas para mayores de 50 años y buscan personas con "más de 20 años de experiencia". "El punto fuerte que tiene este colectivo es la experiencia y el conocimiento, pero se vuelven caras en cuanto a salario, por eso insistimos en que hay que ser flexibles", explica Naharro que añade que un sénior en busca de empleo tiene que afrontar que su antiguo puesto de trabajo va a estar remunerado "entre un 20 o 25% menos".

Por su parte, Jansen sostiene que el ajuste salarial ya se ha llevado a cabo en el mercado laboral, por lo que asegura que se tienen que buscar medidas para hacer económicamente más atractiva la contratación de estos colectivos "sin que les lleve a la pobreza". "Se necesita mucha más participación de los interlocutores sociales y es importante romper tabúes, incluso si pasa por involucrar a intermediarios privados". En solo cinco días la plataforma tuvo 20.000 accesos y 1.200 registros de séniors, casi la mitad del objetivo que se marcaron para final de año.

La plataforma anima a los usuarios a mantenerse activos y a no dejarse superar por la situación. Para Jansen, cuando una persona se queda sin trabajo "hay que incentivar desde el primer momento la búsqueda intensa de empleo". "Aquellos que durante la primera etapa de su desempleo no buscaron trabajo han pagado un precio muy alto", asegura. Lo más importante, argumentan desde SAVIA, es recordar que hay que convertir la búsqueda de trabajo en un empleo.

Más información