Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los operadores de móviles T-Mobile US y Sprint acuerdan fusionarse

La operación consolidará el negocio de la telefonía en Estados Unidos en tres grandes compañías

Tienda del operador T-Mobile US en Nueva York
Tienda del operador T-Mobile US en Nueva York REUTERS

Los operadores de telefonía móvil T-Mobile US, filial de la alemana Deutsche Telekom, y Sprint, controlada por el conglomerado japonés Softbank, llegan finalmente a un acuerdo para fusionarse. Lo consiguen tras cuatro años intentándolo. La integración, de ser autorizada por los reguladores de la competencia en Estados Unidos, dejará el mercado concentrado en manos de tres compañías junto a Verizon y AT&T.

T-Mobile US está valorando a su rival en unos 26.500 millones de dólares (21.500 millones de euros), el equivalente a 6,6 dólares el título. La matriz alemana controlará tras el intercambio de acciones el 42% del capital en la sociedad combinada y tendrá el control de los derechos de voto. Juntas suman más de 127 millones de abonados, con lo que se colocarán muy cerca de los 141 millones de AT&T. Verizon es la mayor, con 150 millones mientras que US Celular quedará descolgada, con cinco millones.

John Legere será el consejero delegado de la entidad fusionada, que se llamará T-Mobile cuando concluya la integración. "Juntos formaremos una compañía más grande y competitiva", afirma el excéntrico ejecutivo, que asegura que la operación representará "un cambio positivo" para los consumidores y los negocios. La valoración conjunta de las dos compañías ronda los 146.000 millones y generarán 74.000 millones en ingresos.

La fusión no será fácil. T-Mobile US aceptó hace siete años una oferta de compra de AT&T, por 39.000 millones. Pero abandonaron la operación antes de recibir el veto de los reguladores. La fusión habría creado un duopolio con Verizon. Un año después, la japonesa Softbank movió ficha y adquirió Sprint tras invertir 21.600 millones. Las conversaciones fueron frecuentes desde entonces. Si se incluye la deuda, el desembolso asciende a 59.000 millones.

La filial estadounidense de Deutsche Telekom tiene un modelo de negocio muy agresivo, con promociones que buscan atraer la atención de los clientes de Verizon y AT&T. Eso le permitió a su vez afianzarse como el tercer operador en EE UU. Las discusiones para una eventual fusión tomaron cuerpo con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, en principio más favorable a la consolidación, y a punto estuvieron de cuajar en octubre.

Pero la reacción del magnate es impredecible. El Departamento de Justicia estará tratando de bloquear la compra del conglomerado de entretenimiento Time Warner por parte de AT&T, por el temor a que el poder se esté concentrando en pocas manos. La fusión, sin embargo, les permitirá sumar fuerzas para afrontar la transición hacia la nueva generación de transmisión 5G. "Los consumidores necesitan una compañía con una cultura innovadora", insiste Legere.

Masayoshi Son, presidente de Softbank, dejó claro desde el momento que se hizo con el control de Sprint que buscaba la fusión con T-Mobile US para poder modernizar su red. Las sinergias entre las dos compañías se estiman en 43.000 millones. Eso ahorros pueden destinarlo a planes a precios más asequible que atraigan abonados hacia su servicio. Como concluye John Legere, juntas pueden avanzra más rápido que compitiendo solas.

Más información