Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El beneficio de CaixaBank se dispara el 74,7% por la caída de provisiones

La entidad de origen catalán gana 704 millones hasta el mes de marzo

Gonzalo Gortázar, consejedo delegado de CaixaBank.
Gonzalo Gortázar, consejedo delegado de CaixaBank.

CaixaBank ganó 704 millones de euros en el primer trimestre del año, el 74,7% más que en el mismo periodo del año anterior, según ha informado hoy el banco a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El resultado se debe a una mejora de los márgenes y de los ingresos procedentes de las participadas, pero también a un descenso drástico de las dotaciones para insolvencias. Estas fueron de 189 millones de euros, el 70% menos que el año anterior. La entidad de origen catalán presenta esta mañana resultados en Valencia, donde tiene ubicada su sede social.

El consejero delegado del banco, Gonzalo Gortázar, ha destacado en la presentación de los resultados de la entidad este viernes en Valencia que el “inicio de año” ha sido “excelente” y ha destacado el aumento del margen de intereses, que creció el 4,3% respecto al primer trimestre del año pasado, hasta los 1.203 millones de euros, mientras que las comisiones subieron el 6,4%. Según la información remitida a la CNMV, el margen bruto aumentó el 19,5%, hasta los 2.262 millones, y el margen de explotación, el 40,1%. Los resultados no son completamente comparables con los del primer trimestre del año pasado, puesto que la consolidación del banco portugués BPI en las cuentas de CaixaBank se produjo en febrero del año pasado.

Gortázar ha desagregado el resultado, de 704 millones, en los diferentes negocios de la entidad: el de banca y seguros aportó 520 millones de euros; las participadas, 211 millones, y BPI, 40 millones. En cambio, el negocio inmobiliario todavía arrojó números rojos, en concreto, de 67 millones de euros. El resultado, de cualquier modo, se dispara por las menores dotaciones que tuvieron que realizarse. Y estas descendieron tanto por la “mejora de la economía” como porque en el arranque del año pasado tuvieron que hacerse algunas provisiones especiales como el saneamiento de su inversión en el banco malo (Sareb) y las prejubilaciones. A ello hay que añadirse dos ingresos extraordinarios de este año: la aportación positiva del banco angoleño BFA y la venta de Viacer, una cervecera portuguesa.

Hipotecas a tipo fijo

El consejero delegado del banco ha explicado que la producción de nuevo crédito hipotecario se mantuvo estable durante este periodo, mientras que los préstamos al consumo crecieron el 13,3%, hasta los 2.125 millones de euros. Al respecto, destacó que el 60% de las hipotecas que se están firmando son a tipo fijo, lo que ha recomendado para aquellos clientes con “estructuras de ingresos” rígidas que quieran protegerse de las subidas de tipos que se prevén para los próximos tiempos.

Gortázar ha destacado finalmente que la rentabilidad del banco ha sido del 9,8% sobre los recursos propios del grupo, lo cual supone entrar en la “banda de rentabilidad” en la que quería entrar dentro de su plan estratégico. El consejero delegado ha explicado que ahora la entidad está “en proceso” de preparar un nuevo plan para el periodo 2019-2021 que anunciará en noviembre. Pero ha avanzado que la principal apuesta es el crecimiento orgánico, tanto en España como Portugal.

Más información