Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Oliu: “La situación económica en Cataluña está empantanada por la política”

El presidente del Sabadell, que celebra mañana la primera junta fuera de Cataluña en sus 167 años de historia, dice que habrá “inquietud hasta que no se resuelva" la coyuntura actual

El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, en Alicante
El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, en Alicante

El presidente del Sabadell, entidad que celebrará este jueves su primera junta de accionistas fuera de Cataluña, no ha esquivado las preguntas de los medios sobre la situación política de Cataluña, que sigue sin formar Gobierno tras las elecciones del 21 de diciembre. En un encuentro con los medios en la víspera de su junta en Alicante, Josep Oliu apuntó: "Los riesgos inquietan. Espero que en algún momento se aplique el orden constitucional, haya un Gobierno de la Generalitat y se retire el artículo 155, más pronto que tarde", apuntó Oliu. "Lo deseamos todos los empresarios. Es absolutamente necesario", añadió.

El primer ejecutivo del cuarto grupo bancario fue preguntado por los políticos presos, algunos de ellos conocidos de Oliu. "Es algo que siento mucho, pero no puedo opinar porque es algo que incumbe a los jueces". En relación con la situación económica, Oliu considera que existe “un efecto negativo” por la situación de Cataluña. Lo calificó de “empantanamiento político", que se refleja en que "existe menos inversión para la formación bruta de capital, menor inversión extranjera y llega menos turismo de alta calidad a Barcelona, sobre todo". Y añadió: "Es difícil cuantificar el efecto porque es un lucro cesante, nunca se sabrá exactamente cuánto ha afectado pero creo que habrá menos crecimiento al cabo del tiempo”, apuntó Josep Oliu.

En otro momento del encuentro, comparó la situación del Sabadell con la de la región: “Ha vuelto la normalidad a la entidad después de lo que sucedió en octubre, pero no a Cataluña, que no la hay”. Oliu ha asegurado que el banco "ha salido fortalecido" de la decisión tomada de cambiar la sede social a Alicante para dar seguridad ante la incertidumbre política. En relación con las cuentas espejo, aquellas que crearon las entidades catalanas fuera de la comunidad en octubre pasado para frenar la retirada de depósitos, el consejero delegado, Jaime Guardiola, dijo: “Siguen como estaban porque no tienen ningún efecto práctico para la entidad, es como si no existieran”.

La compra del Banco Popular

Oliu dijo qué no arrepentirse de no haber comprado el Banco Popular: “Nunca lo exploramos con profundidad, lo estudiamos, pero no nos encajaba”. Preguntado por la privatización de Bankia, el presidente del Sabadell, dijo que su entidad no participaría "porque sería perder el tiempo. El plan del banco hasta 2020 pasa por hacer que la entidad sea más competitiva y sostenible. No nos vamos a distraer de ese foco". En relación con el plan del Gobierno sobre Bankia, el primer ejecutivo del Sabadell señaló que es "contradictorio. Quiere vender rápido y lo recuperar lo máximo para el contribuyente. La situación no es fácil".

El Sabadell planea vender 2.000 millones anuales en activos inmobiliarios tóxicos desde ahora hasta 2020. Sin embargo, Oliu admitió que está estudiando la posibilidad de realizar una gran venta a un fondo por un importe mayor, como han hecho el Santander y el BBVA. "Estamos sondeando el mercado para ver si nos compensa desprendernos de alguna cartera más grande. Si bajamos el precio, los compradores se quedan con el valor, aunque nosotros reduciríamos el nivel de riesgo", admitió. 

Respecto a sus planes en el Reino Unido, donde cuentan con la filial TSB, Guardiola apuntó que esperan "un claro crecimiento orgánico en los próximos ejercicios". Una de las fórmulas para elevar su cuota de mercado será aprovechar que el Gobierno británico ha obligado a Lloyds, que recibió ayudas públicas, a poner un fondo de 750 millones a disposición de los competidores para prestar a pymes. Además, los demás bancos podrán robarle clientes con ofertas interesantes con esas ayudas. El Sabadell espera utilizar los créditos y captar nuevos clientes. No cambiará el nombre TSB porque tiene gran tirón comercial, dijo Oliu.

Más información