Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España devuelve a Alemania los 1.000 millones que prestó para pymes en la crisis

El Instituto de Crédito Oficial reintegra de forma anticipada el préstamo que acordaron Guindos y Schäuble en el verano de 2013

Imagen de un ode los nuevos billetes de 50 euros
Imagen de un ode los nuevos billetes de 50 euros EFE

El Instituto de Crédito Oficial (ICO) ha devuelto a Alemania el crédito que le concedió en medio de la crisis para financiar a pymes. Este préstamo ha sido reintegrado de forma anticipada al banco público alemán Kfw, con el fin de ahorrarse unos 10 millones de euros. "Es un ejemplo más del giro que ha dado la economía española. Otorgado en unas circunstancias muy difíciles, su devolución es una prueba más de que España ha vuelto a los mercados", señaló el presidente del ICO, Pablo Zalba, en su comparecencia el pasado martes en el Congreso con motivo de los Presupuestos Generales del Estado para 2018.

En el verano de 2013, la prima de riesgo española descendía después de haber tocado los 631 puntos durante 2012. Pero incluso así rondaba los 300 puntos. La liquidez todavía seguía siendo un grave problema, especialmente para las pymes, a las que los bancos habían cerrado el crédito. Así que Alemania quiso mostrar en público su respaldo a España. Máxime cuando ya había aprobado el grueso de las reformas exigidas. En una reunión en Granada, los entonces ministros de Economía e Industria, Luis de Guindos y José Manuel Soria, escenificaron su buena sintonía con Wolfgang Schäuble y Philipp Rösler, a la sazón titulares de Finanzas y Economía alemanes. Y allí rubricaron un préstamo de Berlín para que las pymes españolas pudiesen acceder a financiación más barata.

Kfw, el banco público alemán equivalente del ICO, concedió en ese momento un crédito de 800 millones al ICO, por aquel entonces bajo la dirección del ahora ministro Román Escolano, para que este lo pudiese prestar a su vez a pymes con tipos más bajos. Las condiciones de financiación era de euríbor más 37 puntos básicos, esto es, por debajo del 1%. El vencimiento era de diez años. Pero el ICO iba a prestarlo en plazos medios de unos tres años, lo que significaba que podía darlo hasta tres veces en ese periodo. Por esa razón, las pymes españolas podrían obtener hasta 2.400 millones de euros, explicó Guindos. Además, el ICO iba a poner de su bolsillo otros 800 millones. Los créditos se brindaban con la intermediación de los bancos españoles.

Se trataba de una señal de confianza de Alemania justo cuando todavía no se vislumbraba con claridad la recuperación de la economía española. "Las pymes españolas deben volver a crear empleo para los jóvenes y puestos de formación", declaró Schäuble. El Ejecutivo germano se sensibilizaba así con el hecho de que incluso las pymes solventes estuviesen padeciendo dificultades para disponer de liquidez. Al año siguiente, los alemanes prestaron otros 200 millones adicionales.

Ahora la institución que preside Pablo Zalba ha querido amortizar estos pasivos, aprovechándose de que en un entorno de tipos muy bajos dispone de financiación incluso más barata.