Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Renault se dispara en Bolsa por los rumores de una posible fusión con Nissan

Las automovilísticas suben en toda Europa ante un movimiento de respuesta a los cambios en el sector

Montaje de un modelo de Nissan en la planta de Renault en Flins, cerca de París.
Montaje de un modelo de Nissan en la planta de Renault en Flins, cerca de París. reuters

Las acciones de Renault se dispararon este jueves en la Bolsa de París cerca de un 6% después de que la agencia de noticias económicas Bloomberg informase de que la automovilística francesa está negociando para fusionarse con la japonesa Nissan. Aprovechando el tirón provocado por la información, también otras marcas de coches subieron con fuerza en los parqués. Según Bloomberg, en medio de fuertes vientos de cambio en el sector por el coche eléctrico y el autónomo, Renault y Nissan reforzarán su alianza hasta converger en una sola empresa.

En realidad, Renault ya posee un 43% del capital de Nissan, mientras que la japonesa es dueña del 15% del grupo francés, merced a un acuerdo alcanzado hace cerca de 20 años. Según las fuentes anónimas citadas por Bloomberg, si las negociaciones llegan a buen puerto, ambas marcas se fusionarían en una sola empresa, al frente de la cual se situaría el brasileño Carlos Ghosn, actual presidente de ambas y que está pilotando las conversaciones. El gigante automovilístico resultante tendría sedes en los dos países. Entre ambos, vendieron algo más de 10 millones de coches en 2017.

 

Las mayores dificultades para llevar a puerto el acuerdo vendrían por la posible oposición de ambos gobiernos, reacios a perder sus campeones industriales. El estado francés, además, es propietario del 15% de Renault. Por todo ello, las fuentes aseguran que no se ha tomado ninguna decisión sobre la fusión y que esta podría no consumarse. Ninguna de las dos empresas quiso hacer declaraciones al respecto.

Pese a la falta de detalles o confirmaciones sobre la eventual fusión, las acciones del grupo francés se dispararon en la Bolsa de París, hasta cerrar con un rebote del 5,79%, hasta 98,50 euros, su nivel máximo desde mediados de 2015, aunque por momentos llegó a superar los 100 euros, nivel desconocido desde 2008. Al rebufo de Renault y en el mismo índice CAC 40 parisino, Peugeot, parte del grupo PSA, dueño también de Citroën, ganó un 3,4%.

En la Bolsa de Fráncfort, también las automovilísticas fueron las protagonistas. Volkswagen, Daimler, propietaria de Mercedes, y BMW se apreciaron por encima del 3% y tiraron del índice Dax, que cerró con una subida del 1,3%.

De confirmarse, la fusión sería un movimiento importante en un sector, el automovilístico, que vive un acelerado proceso de transformación. Las presiones ambientales, impulsadas aún más hace un par de años con el escándalo de los motores trucados de Volkswagen para enmascarar las emisiones contaminantes, y los avances tecnológicos permiten atisbar un futuro en el que pierde terreno el coche particular en favor del soluciones de vehículo compartido, con una presencia masiva de coches eléctricos y, en último término, con vehículos autónomos circulando por las calles y carreteras, tecnología mediante.

Más información