Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amplio seguimiento a la huelga en el macroalmacén de Amazon en Madrid

Los sindicatos cifran en un 98% el seguimiento del paro, el primero que sufre el gigante estadounidense del comercio electrónico en España

Trabajadores de Amazon concentrados ante el centro de San Fernando de Henares.
Trabajadores de Amazon concentrados ante el centro de San Fernando de Henares. GTRESONLINE

Desde las 10 de la noche de este martes, los trabajadores del centro logístico de Amazon en San Fernando de Henares están convocados a una huelga de 48 horas, la primera que sufre en España el gigante estadounidense del comercio electrónico. Los cerca de 2.000 trabajadores de la enorme nave logística madrileña reclaman la negociación de un nuevo convenio colectivo que mantenga unas condiciones laborales que, según el comité de empresa, Amazon quiere suprimir al apostar por que sea el convenio provincial de logística, con retoques, el que rija el trabajo en el centro. Según los sindicatos CC OO y UGT, el seguimiento del paro fue masivo en los tres turnos. La empresa declinó valorar el impacto de la jornada.

Tanto CC OO como UGT cifraron el seguimiento del paro en el 98% tanto en el turno de noche como en el de la mañana. Douglas Kevin, delegado de CC OO en Amazon, explicó que solo 20 trabajadores de unos 600 acudieron a su puesto durante la mañana, mientras que la noche anterior lo hicieron 38 de unos 400. En su mayoría, dijo, eran trabajadores de ETT. En San Fernando, la primera instalación de Amazon en España, trabajan cerca de 2.000 trabajadores, 1.100 de ellos fijos.

El conflicto tiene su origen en la intención de Amazon de que el trabajo en el centro madrileño pase a regirse por el convenio provincial en sustitución del propio, aprobado en 2015 y que expiró en diciembre de 2016. Prorrogado mientras duraba la negociación con Amazon, expirará definitivamente el 1 de abril. Por un lado, los trabajadores denuncian que sus sueldos están congelados desde diciembre 2016, sin siquiera la actualización que experimentó el provincial.

Pero además, los trabajadores denuncian que el paso a ese convenio les supone “pérdidas de condiciones” y salarios, como explicó Rosa García, delegada de UGT en la empresa. Por ejemplo, afirmó, se verían perjudicados las categorías medias y bajas. Kevin explicó que los futuros especialistas y los jefes de equipo perderían entre 2.500 y 4.500 euros anuales con el nuevo convenio. Según García, también perderían cobertura quienes se pusieran de baja. "Ahora nos pagan el 100% del salario en la primera baja y se quedaría en el 75%", explicó, haciendo hincapié en que “se producen muchas lesiones y bajas por el tipo de trabajo".

Para Kevin, de CC OO, la salud laboral era una de las tres “líneas rojas” que los trabajadores se niegan a aceptar. “Hay un problema enorme” de salud laboral, con muchas bajas por lesiones debido a que el trabajo supone levantar peso constantemente y también por el “ritmo de trabajo”. Reclamó estudios –que Amazon rechaza- y medidas para “minorizar” el problema. Las otras dos líneas rojas son la mencionada congelación salarial y algunas medidas de conciliación, como la regulación de los días de asuntos propios. Además, explicó, los empleados verían reducidos los complementos salariales por horas extraordinarias (una reducción del 65%), nocturnidad (el 20%), festividad (entre el 25 y el 57%) o trabajo en días de descanso (75%). Los sindicatos reprochan a la empresa que pretenda rebajas salariales cuando sus beneficios no paran de aumentar.

Tanto UGT como CC OO denunciaron presiones por parte de la empresa sobre los empleados para que no secundasen la huelga. Por su parte, Kevin aseguró que la empresa va a “compensar” los efectos de la huelga obligando a los trabajadores a acudir a la planta el próximo fin de semana, haciendo uso de su potestad para distribuir de forma irregular, con un preaviso de cinco días, un 8,3% de las horas anuales de cada trabajador.

Por su parte, la empresa declinó valorar la incidencia de la huelga y se limitó a emitir un comunicado en el que señalaba que la remuneración de sus empleados está "en el rango alto del sector logístico", con un "atractivo salario y un amplio paquete de beneficios", entre los que destacaba seguros médico y de vida y accidentes, plan de pensiones de empresa y planes de formación. Además, anunciaba que "todos los empleados" de San Fernando recibirán un aumento de sueldo de entre el 1,6% y el 5,6%, en función de su categoría, a partir del 1 de abril. Así, sostiene que los nuevos contratados tendrán un salario inicial de 19.790 euros al año (un 2,5% más que actualmente) y los que lleven cuatro años, 21.041 euros al año, un 5,6% más. La nota incluye unas declaraciones de Fred Pattje, Director General de Operaciones en España e Italia, en las que afirma que la empresa seguirá "participando en un diálogo diario directo con nuestros empleados". No obstante, el representante de CC OO aseguró que la empresa no se había puesto en contacto ayer con el comité de empresa.