Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Román Escolano toma posesión de su cargo como ministro de Economía

El nuevo responsable de la cartera económica defiende las reformas pese a la parálisis institucional

Roman Escolano
Reunión del consejo de ministro. A la derecha en primer plano, el ministro de Economía

Román Escolano ya ejerce de ministro de Economía, Industria y Competitividad. Hoy ha recibido su cartera de manos de su predecesor Luis de Guindos, y ha participado en su primer consejo de ministros. El nuevo titular de Economía, hasta ahora vicepresidente del Banco Europeo de Inversiones (BEI), se ha sentado la mañana de este viernes en la reunión que celebra todo el equipo de ministros de Mariano Rajoy. Como se puede apreciar en las imágenes, Escolano se ha sentado en el puesto que hasta ahora ocupaba Guindos, al lado de Álvaro Nadal, el ministro de Energía, y enfrente de Dolors Montserrat, ministra de Sanidad. Antes de la reunión, el Gobierno en pleno se ha hecho una nueva foto de familia en las escaleras de Moncloa.

El presidente Mariano Rajoy con todo su Gobierno.

El traspaso de carteras se ha celebrado este mediodía en la sede del Ministerio, bajo la atenta mirada de tres cuartas partes del Ejecutivo. Allí se han citado la vicepresidenta Sáenz de Santamaría y los ministros Montoro, Cospedal, Báñez, Nadal, Dastis y Tejerina. En presencia de estos, Escolano ha recogido el relevo de manos de Luis de Guindos. Al acto han acudido numerosos funcionarios del departamento, y autoridades de organismos dependientes de Economía, como los presidentes de la CNMC, la CNMV, el ICO, el Frob, la Sareb o Cesce. También ha estado el subgobernador del Banco de España, Javier Alonso, y el presidente de la patronal bancaria, José María Roldán, entre otros. Ningún representante de empresas ha hecho acto de presencia. El único banco representado ha sido el BBVA, con el consejero delegado Carlos Torres y el consejero ejecutivo José Manuel González-Páramo. Escolano trabajó en esta entidad al frente de las relaciones institucionales.

Durante su intervención, el nuevo titular de Economía ha puesto como bases de su mandato "la estabilidad presupuestaria, las reformas y la apertura exterior". "El trabajo en estos campos nunca está completo", ha apostillado. Llama la atención que Escolano recupere la idea de las reformas en un momento de parálisis institucional en el que el Gobierno en minoría lleva al menos dos años sin aprobar nuevas medidas.

Escolano ha alabado la labor de Guindos, del que ha subrayado que "deja un panorama completamente distinto al que se encontró". "El sector financiero ya no es motivo de preocupación y además está creando empleo", ha dicho.

El ministro ha hecho especial hincapié en la necesidad de acompañar a las empresas que venden fuera. Y ha dedicado una mención especial a la integración europea. Ha explicado que el nuevo impulso a las negociaciones coincide con la salida de Reino Unido. "Se trata de una oportunidad única para que España se haga un hueco de liderazgo en la nueva configuración de UE para los próximos años. Pero para ello tenemos que seguir creciendo y reducir desequilibrios", ha declarado Escolano. "Impulsaré la innovación y la ciencia, y desarrollaré la política industrial, como hemos venido haciendo", ha remachado. Al ministro Guindos se le ha reprochado la falta de empuje en el I+D. Bruselas acaba de criticar la falta de ejecución de parte del ya escaso presupuesto.

En sus cálidas palabras de bienvenida, Luis de Guindos ha considerado al nuevo ministro "un miembro de su equipo". "Como a los generales de Napoleón, solo le hace falta suerte. Está sobradamente preparado", ha dicho. El próximo vicepresidente del BCE nombró a Escolano presidente del ICO al inicio de la presidencia de Rajoy.

Guindos ha reconocido, además, que la economía española sigue presentando serias vulnerabilidades, con una tasa de paro muy elevada y una deuda con el exterior altísima a pesar del proceso de desendeudamiento. Sobre todo ha recomendado a Escolano que "mime el crecimiento" y que prepare la economía para "una subida de tipos que llegará antes o después y que irá poco a poco filtrándose desde la balanza de pagos a todo lo demás". "Si no hay crecimiento, no hay empleo, no hay bienestar y no pueden subir los salarios. El crecimiento es la labor fundamental del ministro", ha afirmado.

Escolano ya ha escogido a Tomas Nasarre Serrano como nuevo jefe de gabinete. Nasarre ya desempeñaba el cargo de director de gabinete para la secretaria de Estado de Economía, Irene Garrido. Economista del Estado e hijo del exdiputado del PP Eugenio Nasarre, antes había trabajado en el equipo del Tesoro, en Iberdrola y en la oficina comercial de España en Nueva York.

En las conversaciones del traspaso de cartera, la idea que se ha barajado es que Escolano probablemente no aborde cambios muy sustanciales en los equipos del Ministerio. De momento, ya tiene que suplir a Emma Navarro en el Tesoro.

Ayer jueves por la tarde, el nuevo ministro de Economía juró su cargo ante el Rey en el Palacio de la Zarzuela, en presencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Escolano juró con la mano izquierda ante la Biblia, junto a la que se encontraba un ejemplar de la Constitución y un crucifijo de plata sobredorada. Su nombramiento ya salió a primera hora publicado en el Boletín Oficial del Estado.

Más información