Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mediapro abre la puja por la Champions en plena burbuja del fútbol

Telefónica y Vodafone avisan que no emitirán las competiciones si la productora de Roures y la Liga no rebajan la factura

Una imagen del partido de Champions Paris Saint-Germain's - Real Madrid.
Una imagen del partido de Champions Paris Saint-Germain's - Real Madrid. AFP

La empresa de producción y derechos audiovisuales Mediapro abrirá la semana que viene un periodo de recepción de ofertas por los derechos de retransmisión de la Liga de Campeones (Champions) y la Europa League, que la productora de Jaume Roures tiene en exclusiva para las próximas tres temporadas (2018/19, 2019/20 y 2020/21), a través de su canal Bein Sports. La Liga de Fútbol Profesional (LFP) también está preparando la subasta de los derechos de las competiciones nacionales (Liga y Copa del Rey) para la primavera próxima.

La negociación se antoja la más dura desde que se subastan estos derechos porque tanto Telefónica como Vodafone han cerrado filas y han advertido que no pujarán por emitir las competiciones europeas ni las nacionales a los actuales precios, que consideran desorbitados y fruto de una burbuja que no se corresponde con el retorno de la inversión.

Mediapro inicia el fuego la próxima semana y remitirá a los operadores los bloques y las condiciones de las competiciones adquiridas en la última subasta, en la que se impuso tanto a Telefónica como a AtresMedia, TVE y Mediaset, que también pujaban por los mismos, y se hizo con los derechos de la Champions y la Europa League por casi 1.100 millones de euros.

La productora catalana dará un mes de plazo a los operadores para sondear su interés y, en caso, de que no le satisfagan sus ofertas buscará otros socios, planteándose incluso retransmitirlo con sus propios medios, según ha declarado Roures a Reuters. Ahora mismo cuenta con Bein Connect, la plataforma online de beIN en la que se puede contratar el fútbol para verlo por Internet. También se habla del interés de los llamados OTT (Over the Top) como Google, Amazon o Facebook, que pueden tener interés en entrar en el negocio, pero nunca han pagado precios tan desorbitados en ningún país.

A Movistar y Vodafone no le salen las cuentas ni siquiera al precio actual. Y Orange solo pujará si alguno de los dos también lo hace. Actualmente hay tres millones de abonados al fútbol, aproximadamente la mitad de los que contratan la televisión de pago. Vodafone y Orange cuentan con 400.000 usuarios de fútbol y el resto es de Movistar. Solo para cubrir gastos, las operadoras calculan que deberían cobrar 60 euros al mes abonado por contratar todo el fútbol, y ahora solo recaudan 20 euros de media, según fuentes de los operadores.

La LFP también quiere más

Pero Mediapro es solo el primer problema. La factura de la Liga es aún mayor. Y es que la LFP que dirige Javier Tebas se propone incrementar un 30% los ingresos por las temporadas 2019/2020, 2020/2021 y 2021/2022 para alcanzar unos ingresos de unos 1.300 millones de euros anuales. En la anterior subasta, realizada en diciembre de 2015, la LFP adjudicó a Movistar el partidazo de la jornada por 750 millones de euros por tres años, y a Mediapro el resto de los ocho partidos del pago por 1.900 millones.

La LFP pretende iniciar la subasta por bloques (partidazo, partido de la jornada, partido en abierto, canal bares, resúmenes, etcétera) en abril o mayo, una vez que cuente con el placet de la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) a la que tiene que remitir el pliego de condiciones de la subasta. Como Mediapro, la Liga también ha anunciado que puede sacar su canal propio de Internet (OTT), lo que devaluaría aún más los derechos.

La consultora Credit Suisse en su último informe ha advertido que Telefónica ha perdido dinero con el fútbol en 2017, porque calcula que le generó unos 1.400 millones de ingresos extra -dos tercios directamente de la televisión de pago y un tercio de las suscripciones de fibra y subidas de precio de Fusión- pero tuvo que afrontar una factura de 1.600 millones de euros

El banco de inversión tampoco cree que los gigantes de Internet sustituyan a los operadores a la hora de pagar la factura, como prueba la última subasta de la Premier League, en la que Sky SKYB.L pagó un 16% menos. "Parece que Mediapro esta intentando generar interés en los derechos de fútbol de nuevos operadores OTT, pero su falta de interés en la reciente subasta de la Premier League, un mercado más grande y de habla inglesa, sugiere que es incluso menos probable que OTT globales como Amazon pujen por derechos domésticos del fútbol español", dijo Credit Suisse.

Más información