Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guindos, sobre la vicepresidencia del BCE: “Si soy elegido, inmediatamente dimitiré como ministro”

El ministro de Economía descarta dejar su puesto en España hasta que se confirme su elección en Fráncfort, que da por asegurada

Luis de Guindos, en la rueda de prensa.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, se ha mostrado seguro de que el próximo 23 de marzo será elegido como vicepresidente del BCE, puesto para el que el Gobierno ha presentado este miércoles su candidatura. Guindos, arropado por todo su equipo y por el portavoz de Economía del PP en el Congreso, Carlos Floriano, en la rueda de prensa celebrada en el ministerio se ha mostrado convencido de que no habrá sorpresas y de que el puesto está en sus manos —"tenemos los apoyos suficientes", ha dicho—, pero ha confirmado que no dimitirá de su actual puesto en el Gobierno hasta que se haga realidad el nombramiento.

"En cuanto esté designado, dimitiré inmediatamente", ha afirmado. Pese a las preguntas de los periodistas, se ha negado a responder qué pasaría si no es elegido finalmente. "El escenario es que España consiga el puesto", ha declarado para evitar desvelar su estrategia en caso negativo.

El ministro ha comparecido en la misma sala en donde anunció el rescate bancario el 9 de junio de 2012, un detalle que ha recordado para marcar las mejoras de estos años. Sonriente y optimista, Guindos dijo estar seguro de que será el nuevo vicepresidente del BCE en sustitución del portugués Vítor Constâncio. También recordó con satisfacción que la Comisión ha elevado nuevamente las previsiones de crecimiento de España ante 2018. De hecho, ha comenzado destacando esa revisión al alza, "la decimotercera", ha subrayado. Ha sido una forma de poner de relieve su labor, "su legado", antes de abandonar el timón de Economía.

A partir de ahí, el resto de la comparecencia se ha centrado en su candidatura a la vicepresidencia, un cargo que dura ocho años no prorrogables. Guindos da por hecho que logrará el cargo, a tenor de sus palabras. Sin embargo, no ha aclarado por qué no ha dimitido hoy mismo, cuando ya es candidato oficial. "Vamos a esperar a que salga la resolución. El escenario central es ser elegido y, si es así, dimitiré como ministro". Ante la insistencia de las preguntas, ha respondido que "no hay mucha diferencia" entre dimitir hoy o el 23 de marzo. Nada más.

Presión desde el Eurogrupo

Algunas fuentes cercanas consideran que, con la posición actual, Guindos puede tener más posibilidades porque como ministro estará presente en el Eurogrupo para defender su propia candidatura, algo que no podrá hacer su competidor, el gobernador del Banco de Irlanda, Philip Lane, que, en principio, cuenta con más apoyos del BCE.

El ministro asegura que cuenta con los apoyos suficientes para lograr la "mayoría reforzada" requerida, 14 países de la UE y que representen al menos el 65% de la población. Fuentes del PP consideran que está hecho "al 99%". Según Guindos, "los apoyos se cuentan, pero no se dicen en público. Tanto el presidente del Gobierno como yo hemos recabado apoyos y consideramos que existe una posibilidad muy clara de que la candidatura salga adelante", ha afirmado. Cuestionado por si el presidente Rajoy intentó retenerle al comentarle que quería marcharse al BCE, el ministro destacó el apoyo y la confianza del jefe del Ejecutivo, algo que agradeció en varias ocasiones. Respecto a la escasa representación que tiene España en los órganos europeos, Guindos apuntó que "es una realidad que se percibe".

La segunda cuestión que ha dejado en el aire intencionadamente Guindos es qué pasaría si no fuese vicepresidente del BCE. "El escenario central es que España consiga este puesto". Cuestionado sobre por qué en esta ocasión la suerte de España puede ser diferente a 2012 o 2015 —cuando se perdió la posibilidad de entrar en el BCE y en el Eurogrupo, respectivamente— Guindos ha recordado que en 2012 la prima de riesgo de España estaba en los 600 puntos y ahora está en 65 puntos. Ha revelado que nada más llegar al Eurogrupo ya le dijeron que la vacante dejada por José Manuel González Páramo "no iba a ser para España" y ha dado a entender que se debió al rescate bancario. No obstante, fuentes del BCE comentaron que el candidato propuesto por Guindos, Antonio Sáenz de Vicuña, responsable de la asesoría jurídica, no tenía el perfil adecuado.

Mujeres y técnicos

Sobre la conveniencia de que fuera un perfil más técnico (sin la carga política de un ministro) o una mujer (en el consejo del BCE, de 25 miembros, solo hay dos mujeres) el que optara a este cargo, Guindos ha dicho: "Fíjense en la evolución de lo que han sido algunos consejeros". Acto seguido afirmó: "Siempre ha defendido la independencia del BCE y seguiré haciéndolo". No obstante, el ministro ha mantenido una tensa relación con el Banco de España, al que su Ministerio ha criticado en ocasiones.

Y sobre la incorporación de mujeres, ha recordado que en los próximos dos años se van a renovar cinco puestos del consejo que ahora están ocupados por hombres. "Seguro que la igualdad avanzará", apuntó. Por último, mostró su apoyo a la política de bajos tipos de interés del BCE "porque la inflación está controlada y el crecimiento es del 2,3% en la Unión Europea, el mejor dato en mucho tiempo". Guindos parecía empezar a desempeñar su nuevo trabajo como vicepresidente del BCE.

Más información