Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los bancos centrales ven en el bitcoin una mezcla de “burbuja, fraude Ponzi y desastre medioambiental”

El Banco Internacional de Pagos pide a las autoridades medidas contra la propagación de las criptomonedas

Cada vez más autoridades elevan su voz ante los riesgos del bitcoin y otras criptomonedas. Si el lunes el presidente del BCE, Mario Draghi, alertaba a los inversores sobre unos activos de alta volatilidad que operan en un mercado no regulado, ayer fue el turno del Banco Internacional de Pagos (BIS, por sus siglas en inglés). “Por mucho que se ideara como un sistema de pagos alternativo sin intervención gubernamental, en la práctica se ha convertido en una mezcla de burbuja, fraude de esquema Ponzi y desastre medioambiental”, aseguró Agustín Carstens, director general del BIS.

Representación de un bitcoin en un ordenador.
Representación de un bitcoin en un ordenador. REUTERS

El coordinador de los bancos centrales ve riesgos importantes y pide a Gobiernos y / o reguladores una actuación inmediata. “Las autoridades deben estar preparadas para tomar medidas contra la propagación de criptomonedas con el fin de proteger a consumidores e inversores”, añadió Carstens en su discurso en torno al papel del dinero en la era digital y al de los bancos centrales.

Fruto de la crisis de 2008, el bitcoin nació como parte de una ideología libertaria que desconfiaba profundamente de autoridades centralizadas como los bancos centrales, responsables de velar por la estabilidad de las divisas. Precisamente este punto clave del bitcoin es, según el responsable del BIS, su gran debilidad. Según Carstens, para preservar el valor del dinero, “este debe estar respaldado por instituciones que rindan cuentas ante los ciudadanos y gocen de su confianza”. Es aquí donde el organismo responsable de coordinar a los bancos centrales destaca la importancia de estos. “El ascenso meteórico de las criptomonedas no debe hacernos olvidar la importancia del papel de los bancos centrales como guardianes de esta confianza pública”, añadió Carstens en una conferencia organizada en la Universidad Goethe de Fráncfort.

El BIS explica los riesgos inherentes al bitcoin por un conjunto de factores como sus profundas oscilaciones de valor, sus elevados costes de transacción y la falta de protección para consumidores e inversores.

200.000 millones menos

“Las criptomonedas no son seguras ni adecuadas para desempeñar las funciones del dinero como medio de pago compartido, reserva de valor y unidad de cuenta", insistió el director general del organismo. Además, Carstens pidió a bancos centrales y autoridades financieras que se fijen en los vínculos entre divisas digitales y monedas tradicionales, “para evitar que se conviertan en parásitos de la infraestructura institucional del sistema financiero”.

El discurso de Carstens llega en un momento de debilidad para el bitcoin, que en menos de dos meses ha perdido un 65% de su cotización. Si a mediados de diciembre una unidad de la divisa digital más famosa del mundo llegó a cambiarse por casi 20.000 dólares, ayer se estabilizó por debajo de los 7.000 dólares. La capitalización total del bitcoin supera los 110.000 millones de dólares, lo que supone que en solo dos meses ha perdido casi 200.000 millones, ya que en diciembre superó los 300.000.

Carstens, antiguo gobernador del Banco de México, desmintió a aquellos que piensan que, debido a su limitado tamaño y sus escasas interconexiones, el bitcoin no supone un riesgo sistémico. “Pero si las autoridades no actúan de forma preventiva, las criptomonedas podrían aumentar su conexión con el sistema financiero y convertirse en una amenaza para la estabilidad”, concluyó.

¿Fin del ‘boom’ o vuelta a la normalidad?

Los problemas se le acumulan al bitcoin. A una pérdida de más del 65% de su cotización desde el récord del pasado diciembre se une la presión regulatoria de países como China, Corea del Sur o Japón y las trabas que varias entidades financieras están poniendo a su comercialización.

¿Asistimos al estallido de una burbuja hinchada en la segunda mitad de 2017 o es tan solo un ajuste y la vuelta a la normalidad? Responde en correo electrónico Michael Collins, consejero delegado de GN Compass, una empresa de préstamos que usa criptomonedas y la tecnología blockchain. “El mundo del bitcoin tendrá que repensar su estrategia e idear una forma de apoyo a la moneda. Creo que después de las regulaciones que se están poniendo en marcha habrá más fe en la criptodivisa y el precio volverá a subir. Lo que está viviendo este mundo son tan solo por problemas típicos de un momento de crecimiento”, concluye.