Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carrefour hace planes de futuro con más inversión digital y menos personal

La cadena de hipermercados anuncia la supresión de 2.400 puestos de trabajo en Francia

Carros de la compra en un supermercado de la cadena francesa Carrefour.
Carros de la compra en un supermercado de la cadena francesa Carrefour. EFE

Carrefour tiene ambiciosos planes de futuro. Y de modernización. Y de expansión a China. Pero sin parte de su personal. El plan "Carrefour 2022" prevé un paso de gigante hacia la digitalización de sus negocios, el aumento de sus ventas en los próximos cuatro años y la búsqueda de nuevos mercados, pero también incluye programas de ahorro que implican la supresión de 2.400 puestos de trabajo, medida que por el momento afecta exclusivamente a los empleados en Francia. Aunque la cadena de hipermercados francesa ha asegurado que se trata de un plan de marcha de trabajadores "voluntario", el anuncio ha despertado las alarmas de los sindicatos y una advertencia velada del Gobierno de Emmanuel Macron, que ha dicho que "vigilará" el proceso.

Para que Carrefour se convierta en el "líder mundial" de los hipermercados, "debemos refundar nuestro modelo simplificando nuestra organización y abriéndonos a alianzas", ha afirmado el presidente y director general de Carrefour, Alexandre Bompard, al presentar este martes los planes de la compañía, que emplea a 375.000 personas en todo el mundo, alrededor de un tercio de ellas en Francia. Según el alto ejecutivo, Carrefour tiene también que "mejorar su eficacia operacional, invertir en formatos de conquista, construir un modelo omnicanal eficaz y desarrollar sus productos frescos y bio".

La compañía, que llegó a ser la segunda del mercado mundial detrás de la estadounidense Wal-Mart, ha caído actualmente al noveno lugar, superada por gigantes como Cotsco o Amazon, destaca la agencia France Presse.

El plan "Carrefour 2022" para alcanzar todos los objetivos delineados por Bompard se basa en cuatro pilares: simplificar su composición y operaciones; ser más productivo y competitivo, mejorar la sinergia entre sus mercados físicos y el digital y, finalmente, mejorar la calidad de su oferta apostando por productos frescos y bio. Este es un sector en el que quiere conseguir un millón de consumidores más y aumentar su volumen de negocios de los actuales 1.300 millones de euros a 5.000 millones en los próximos cuatro años, apostando entre otros por la generalización de la tecnología blockchain.

Pero ha sido el primer pilar, "desarrollar una organización simplificada y abierta", el que más recelos ha despertado, ya que es el que incluye el recorte de personal. El "plan de marcha estrictamente voluntario será propuesto a 2.400 personas en Francia, sobre un total de 10.500 asalariados" en las 12 sedes francesas, cuya composición necesita una "racionalización", señala la hoja de ruta de la compañía.

Los sindicatos rápidamente se han movilizado ante este anuncio. El izquierdista Force Ouvrière (FO, Fuerza Obrera) ya ha convocado una huelga para el 8 de febrero. No son los únicos alarmados. Desde Bruselas, el ministro de Economía, Bruno Le Maire, dijo que "el Gobierno permanecerá muy vigilante respecto al apoyo para cada miembro del personal en el plan anunciado por Carrefour", informa AFP.

Carrefour prevé también el cierre de la sede corporativa de la empresa en Boulogne y el abandono del proyecto de construir otra sede de 30.000 metros cuadrados en Esonne, aunque Bompard ha dicho que no se va a cerrar ninguno de los hipermercados tradicionales del país, si bien algunos podrían ser alquilados como concesionarios. En total, Carrefour quiere ahorrar hasta 2.000 millones de euros anuales a partir de 2020 con estos planes de racionalización.

A cambio, planea una "inversión masiva" en el campo digital, hasta 2.800 millones de euros en cinco años —diez veces más de la actual, subraya— con el objetivo declarado de lograr un volumen de negocios en el comercio electrónico de 5.000 millones de euros hasta 2022 y controlar más del 20% de la cota de mercado alimenticio online.

"Carrefour tiene la ambición de convertirse un actor indispensable en el comercio electrónico alimenticio", ha subrayado la compañía, que recientemente confirmó la adquisición del 17% de la compañía online de moda Showroomprivé, que forma parte de sus planes de expansión online.

En el mismo sentido se enmarcan sus alianzas con el gigante de Internet chino Tencent y el grupo de supermercados Yonghui, acuerdos que la cadena francesa espera "abran grandes oportunidades para Carrefour en China, especialmente en el comercio electrónico de alimentos".

Más información