Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CNMV impuso a los bancos multas por 45 millones entre 2011 y 2015

La Comisión de Valores castigó a los grandes bancos por la venta incorrecta de productos a los clientes e incurrir en conflictos de interés

El presidente de la CNMV, Sebastián Albella, momentos antes de comparecer en la Comisión de investigación de la crisis financiera.
El presidente de la CNMV, Sebastián Albella, momentos antes de comparecer en la Comisión de investigación de la crisis financiera. EFE

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) entregó hace días al Congreso el informe resumen sobre “La crisis financiera en España: marco normativo y actuación supervisora (2007-2015)”. A lo largo de las 134 páginas del documento relata pormenorizadamente todas sus actuaciones en relación con las emisiones de preferentes, deuda subordinada, fondos de inversión, la salida a Bolsa de Bankia y Banca Cívica y las medidas tomadas para reforzar la protección al inversor.

La CNMV desglosa todas las multas impuestas, que suman 45,2 millones. En 2011 impuso dos al Santander: una por falta de información sobre los clientes al suscribir una emisión “valores santander”, por importe de 10 millones, y otra por incumplimiento de obligaciones que regulan la relación entre el Santander y su clientela, también sobre los “valores santander”, por 6,9 millones.

En 2012 impuso otra al Santander de un millón por falta de información sobre clientes y deficiencias en la evaluación de la idoneidad.

También en 2012 se castigó a CaixaBank con tres multas por siete millones. Los motivos fueron información insuficiente a los clientes, deficiencias en la evaluación de la conveniencia de los productos vendidos y por conflicto de intereses en los cases de participaciones preferentes y deuda subordinada a precios superiores al mercado.

Problemas con preferentes

Las cajas nacionalizadas o con ayudas públicas, también ha sido castigadas. Caja España tuvo una multa de 1,1 millones y NCG Banco otra de 2,05 millones. En 2013 las multas recayeron sobre Bankinter, con cinco millones, acusado de “no realización del test de conveniencia o su realización inadecuada a los clientes que contrataron permutas de tipos de interés”, así como por errores en la “evaluación de la conveniencia en operaciones de compra de clientes minoristas con bonos estructurados.

En 2014 los protagonistas de las infracciones fueron el Popular, un millón por mala comercialización de productos; Caja Madrid/Bankia, con 3,1 millones por gestionar defectuosamente sus conflictos de interés con la clientela; Catalunya Banc por incumplimiento de las obligaciones de información (dos millones) y, en menor cuantía, BBVA también por incumplimiento de las normas de conflicto de interés. En 2015 las multas más importantes se aplicaron a CaixaBank por mal funcionamiento del servicio de atención al cliente y a Banco Popular por la misma razón.

Más información