Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Spotify pide permiso para cotizar en Wall Street

El servicio de ‘streaming’ musical quiere estrenarse en Bolsa antes del próximo verano con una colocación directa

Daniel Ek, consejero delegado de Spotify
Daniel Ek, consejero delegado de Spotify REUTERS

Spotify acaba de dar el primer paso oficial para cotizar en Wall Street. El popular servicio de streaming musical entregó al regulador bursátil de Estados Unidos los primeros documentos con vistas a poder colocar sus títulos en el New York Stock Exchange, previsiblemente durante la primera mitad del año. En la actualidad cuenta con 140 millones de usuarios por todo el mundo, de los 60 millones son abonados de pago.

El proceso se inició a final de diciembre por la vía confidencial, una opción que se da a las compañías emergentes para poder negociar los términos del estreno sin necesidad de hacer públicas sus cuentas. Se desconoce, por tanto, también que capitalización exacta busca cuando se produzca el salta al parqué. Actualmente se calcula que tiene una valoración que ronda los 19.000 millones de dólares.

Spotify no busca una oferta pública de acciones tradicional, porque no necesita recaudar liquidez. En su lugar optaría por la colocación directa de los títulos. Es un método que suelen utilizar las empresas pequeñas porque eso permite ahorrar costes y evita que la participación de sus actuales dueños e inversores se diluya. El New York Stock Exchange debe pedir permiso al regulador para hacerlo.

Pese a su tamaño, los ingresos por vía de la publicidad y su base de suscriptores, la compañía pierde dinero por los derechos que debe pagar para explotar la música de gigantes como Universal, Warner Music y Sony. El ejercicio 2016 lo cerró con un negativo que rondaba los 600 millones. Duplicó las pérdidas en el año y eso pese a que los ingresos crecieron un 50%, a 2.930 millones.

El paso dado por Spotify fue anticipado por el portal Axios y confirmado por varios medios financieros. La noticia trasciende un día después que conocerse que la compañía acaba de ser demandada la editora musical Wixen, por infringir “deliberadamente” los derechos de autor de su catálogo, que incluye entre otros a Tom Petty y Neil Yong. Le reclama una compensación de 1.600 millones.

Los usuarios de Spotify tienen acceso a un total de 30 millones de canciones. El servicio streaming también ofrece contenido audiovisual, como conciertos en vivo. Pero la competencia de Apple, Amazon y Alphabet es cada vez mayor. La compañía, dirigida por el empresario sueco Daniel Ek ya contrató el pasado año a Morgan Stanley y Goldman Sachs para explorar las diferentes alternativas.

Más información