Iberdrola conecta el macroparque eólico marino de Wikinger a la red alemana

La inversión en el complejo, con 70 aerogeneradores y 350 megavatios, ha ascendido a 1.400 millones

Varios aerogeneradores colocados sobre las plataformas en el Báltico y la subestación de Wikinger en Alemania.
Varios aerogeneradores colocados sobre las plataformas en el Báltico y la subestación de Wikinger en Alemania.FRANCIS TSANG

Iberdrola ha conectado a la red eléctrica alemana el parque eólico marino de Wikinger, que se ha construido durante los últimos dieciocho meses en aguas alemanas del mar Báltico y que ha supuesto una inversión de unos 1.400 millones de euros. El parque de Wikinger, que cuenta con 70 aerogeneradores, aporta 350 megavatios de potencia al sistema, capaces de suministrar energía renovable a unos 350.000 hogares, cuyo consumo equivale a más del 20% de la demanda del estado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental, donde está situado. Además, evitará la emisión a la atmósfera de casi 600.000 toneladas de CO2 al año.

Este parque, situado frente a la costa noreste de la isla alemana de Rügen, es el primer proyecto marino que Iberdrola ejecuta en solitario. La compañía cuenta con un centro de operación, control y mantenimiento en el puerto de Sassnitz.

Más información
Iberdrola gana 1.518 millones hasta junio, un 4,2% más
Iberdrola y sus gigantes eólicos del Báltico
Navantia fabricará jaulas para molinos marinos por 90 millones

Para construir el parque se han instalado en el lecho marino 280 pilotes de 40 metros de longitud y 150 toneladas de peso construidos por la empresa asturiana Windar. Las 70 cimentaciones en las que se apoyan los aerogeneradores, de 620 toneladas cada una, han sido fabricadas por la empresa danesa Bladt, en su astillero de Lindo (Dinamarca), y por la española Navantia, en los astilleros de Fene (La Coruña). El contrato con Navantia ascendió a 160 millones de euros.

Las turbinas, fabricadas por la empresa Adwen en sus plantas de Bremerhaven y Stade (Alemania), tiene 5 megavatios de potencia. Una de las infraestructuras clave del parque, la subestación marina "Andalucía", ha sido construida por Navantia en sus instalaciones de Puerto Real (Cádiz). La instalación, que pesa 8.500 toneladas (más que la Torre Eiffel y la Estatua de la Libertad juntas), es el centro energético del parque y será utilizada conjuntamente por Iberdrola y 50 Hertz, operador del sistema eléctrico alemán.

La energía eólica marina es una de las claves del crecimiento de Iberdrola, que está acometiendo fuertes inversiones en Reino Unido, Alemania y Francia, principalmente. La compañía española ya tiene en operación en el mar de Irlanda el parque de West of Duddon Sands, cuya propiedad comparte con Orsted, que se puso en marcha en 2014. Esta instalación tiene una capacidad de 389 megavatios y supuso una inversión de más de 1.600 millones de libras (1.800 millones de euros).

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Además, Iberdrola desarrolla en aguas británicas del Mar del Norte uno de los mayores parques eólicos marinos del mundo, el East Anglia One, que empezará a operar en 2020. El parque, que tendrá una potencia de 714 megavatios, requerirá una inversión de 2.500 millones de libras (2.818 millones de euros). Por último, la eléctrica española tiene en fase de desarrollo el proyecto de Saint-Brieuc, situado frente a las costas de la bretaña francesa.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS